Vic per a tots

Publicado: mayo 23, 2015 en Uncategorized
Etiquetas:

Vic per a tots

Quedan pocas horas para que se abran los colegios electorales y por primera vez en mi vida voy en la lista de una candidatura. El hartazgo ante la actual situación económica, el ver la difícil situación en la que se encuentran miles de familias sin que se hagan las políticas más apropiadas para poner fin a tanta injusticia, los recortes en servicios públicos, así como en derechos y libertades, la corrupción, el desempleo galopante que seguimos arrastrando, y que si en algo se ha reducido seguramente se lo deberemos al alto número de españoles que han emigrado y a la ventajosa situación creada para el empresariado con la precarización laboral y salarial me llevaron a implicarme de una manera directa en política.

Este servidor no tiene ninguna cualidad que me haga ser especial, ni más listo, ni tengo unos conocimientos y formación mayor de quienes podéis estar leyendo esto, pero aun así hace ya unos cuantos meses consideré que había llegado el momento de dejar de criticar y ver los toros desde la barrera para saltar al ruedo. No pretendía, ni pretendo, ocupar ningún cargo porque estos tendrían que estar reservados para los mejores y que a la vez sean los más honestos, pero creí que algo podría aportar y a Podemos me afilié.

No soy una de esas personas que le gusten dorarle la píldora a nadie y dada a la idolatración, por eso en más de una ocasión he sido muy crítico con la formación donde milito, pero no es menos cierto que he visto como la gran mayoría de medios han tomado a Podemos por un don Tancredo al que todos quieren atizarle y no considero justo dicho trato, pues cuando ha salido a la luz algún tema que pudiera poner en tela de juicio la ética de alguna persona de mi formación los ataques recibidos eran desproporcionados en comparación con los recibidos por las formaciones que tienen en sus filas una larga lista de escándalos de corrupción y donde los imputados, juzgados y condenados son tantos que seguramente se podría hacer un nuevo santoral profano con ellos.

Podemos decidió, con buen criterio, no presentarse a las elecciones municipales, pues era difícil llevar un cierto control de las listas y personas que pudieran configurar las candidaturas de los más de 8.000 municipios que tenemos en nuestro país, cuando el partido tiene apenas dieciséis meses de vida. Si aun no tienes ni los medios ni los conocimientos adecuados para conocer y controlar a los militantes, que en sus respectivas asambleas locales pudieran ser elegidos para configurar una candidatura municipal, mejor evitar caer en el riesgo de dañar la marca. Hay mucho en juego y todos tenemos claro que si queremos ser llamados a emprender aventuras mayores se ha de ir con los pies de plomo.

Pero ahora bien expuesto lo anterior no es menos cierto que los ayuntamientos son las instituciones más próximas y donde sus políticas inciden de una manera más directa en nuestra calidad de vida y por lo tanto no se pueden olvidar de ellos. Y seguramente ha sido la importancia e incidencia que puede tener la política municipal entre la ciudadanía, una ciudadanía que tal como he mencionado antes está viviendo en sus carnes la difícil situación y las nefastas políticas hechas hasta la fecha, lo que ha hecho que Podemos buscara la confluencia con otras formaciones para no correr el riesgo de perder la oportunidad de hacerse con el control de las grandes ciudades de nuestro país, sin darse cuenta que con ello estaba creando un agravio comparativo entre los grandes municipios y los pequeños.

Pues bien ha sido ese deseo por parte de los componentes de buena parte de los círculos municipales de Podemos de intentar cambiar las políticas municipales lo que nos ha llevado a buscar las fórmulas que nos permitieran entrar en candidaturas y municipios. Está claro que en tras ese aparente benévolo deseo han existido en muchos casos ocultos intereses de buscar el provecho propio de arribistas y oportunistas, pero son muchos los círculos y las buenas personas que han tomado la decisión de presentarse pensando en el bien de su municipio, y ese es el caso de mi círculo, Podem Vic.

En mi ciudad, Vic, buena parte de los miembros del círculo Podemos decidimos confluir en una lista de unidad popular conjuntamente con buenas personas –o hasta que se demuestre lo contrario eso creemos- de ICV-EUA. Una aventura en busca de un sueño conseguir entrar en el consistorio desde donde poder trabajar por unas políticas más justas, para conseguir luchar contra el racismo de algunos partidos, que para vergüenza de Vic la ha hecho famosa, y para hacer unas políticas capaces de hacer de esta ciudad de la Catalunya central un ejemplo de integración y pluralidad, donde nadie sea discriminado por su raza, religión, orientación sexual, ideología o lengua.

En pocas horas sabremos si el esfuerzo hecho estos últimos días tienen su recompensa y alguno de los compañeros de la candidatura “Vic per a tots/totes” tienen el gran honor y la gran responsabilidad de entrar en nuestro consistorio para poder empezar a trabajar por hacer de este municipio un sitio mejor.

MSNoferini

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s