Archivos para octubre, 2016

el-supremo-y-el-bono-social

Hay momentos en los que la indignación que experimentamos debido a los constantes maltratos a los que nos vemos sometidos a diario rebasa los límites de lo que cualquier persona con un cierto grado de humanidad y cordura puede soportar, y noticias como la aparecida hoy, en referencia a la sentencia del Tribunal Supremo que da la razón a las compañías eléctricas en su contencioso contra el “bono social”, es la gota que colma el vaso de mi paciencia.

El alto tribunal con su fallo obligará a la devolución de las cantidades que las empresas eléctricas dejaron de ingresar más la correspondiente indemnización, lo que quiere decir que los usuarios volveremos a pagar un nuevo concepto de atrasos en nuestros recibos electricos, y que a partir de ahora estas deshumanizadas empresas dejarán de tener la obligación de financiar el derecho al suministro energético de los más desfavorecidos que no se lo puedan costear.

Cómo nos hemos de sentir y que confianza podemos tener en los más altos estamentos de la justicia, esos mismos estamentos cuyos miembros son elegidos por el gobierno de turno más por su afinidad ideológica que por sus méritos en la judicatura, cuando estos siempre se acaban doblegando a favor del más fuerte y poderoso en detrimento de la ciudadanía y los más débiles.

Si hace ya un tiempo vimos con estupor como el Tribunal Constitucional, ese tribunal que supuestamente tiene entre sus principales cometidos “la tutela de los derechos fundamentales y libertades públicas de los ciudadanos”, cercenaba una ley (la 24/2015 del Parlamento de Catalunya) nacida para desarrollar y garantizar el artículo 47 de la Constitución, un artículo del Título primero “De los derechos y libertades fundamentales” que deja clara constancia del derecho de todos los españoles a disfrutar de una vivienda digna y adecuada, ahora le ha tocado recibir un duro revés a la lucha contra la pobreza energética.

articulo-47

Queda clara constancia, como se demostró con el fallo del Tribunal Constitucional a favor de bancos y grandes tenedores de propiedades inmobiliarias y con la sentencia del Tribunal Supremo a favor de las grandes empresas eléctricas, de que el sistema está podrido y la justicia, en sus más altos estamentos, no es más que una herramienta a favor de los poderosos para desgracia del pueblo.

Ya basta de ser pisados. No podemos consentir que no se cumplan todas aquellas leyes venidas a garantizar los derechos más básicos y fundamentales, pero desde los poderes del estado no tengan problemas en legislar a favor de los más poderosos en detrimento del pueblo. No se pueden coartar nuestras libertades, aprobando leyes que castiguen a quienes abren la boca para quejarse (como fue el caso de la famosa “ley mordaza”). Y no podemos pasar por alto que las consecuencias de no tener garantizados los derechos más básicos son hambre, frio, una deficiente salud y la degradación total del sistema. Por todo ello ha llegado el momento de que tod@s dejemos de verlo a través de la televisión en el confort de nuestros salones y sólo sepamos quejarnos en petit comité y tomemos las calles. El día 29, día en el que se presupone que será investido de nuevo Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, hagámonos oír, ocupemos nuestras plazas y calles y todo aquel que pueda que se desplace a Madrid para rodear el Congreso de los Diputados.

MSNoferini

rodea-el-congreso-de-los-diputados

525-millones-menos-error-de-industria

Este lunes pasado leía una de esas noticias que fácilmente pasaría desapercibida y de la que pocos medios se hicieron eco. Una de esas noticias, aparentemente económica, a las que, como muchos otros ciudadanos, no suelo prestarle demasiada atención. El titular de la noticia, publicada en el diario Cinco Días, era: “Las renovables ingresan 525 millones menos por un error de industria”. Pero leyendo con detenimiento la noticia, reflexionando lo que podía representar ese aparente error para el consumidor e informándome de quienes son los principales productores de energías renovables me hizo ver una vez más el injusto trato que aun hoy tiene el consumidor de energía respecto a los monopolios de las grandes empresas productoras de energía.

Este aparente error va a suponer, una vez más, un incremento en nuestros recibos del consumo eléctrico, pues las empresas del sector de la energía y los combustibles nunca pierden, es más lo normal es que si existen equivocaciones sean siempre a su favor, como ya ha sucedido (véase titular noticia adjunta sobre los 3.000 millones que parece ser que se perdonaron a las eléctricas en época del PSOE).

perdonar-3-000-millones-a-las-electricas

Cuando se busca quienes son los principales empresas productoras de energías renovables nos encontramos con que estas son Iberdrola y Acciona, siendo esta última copropietaria de Endesa. Por lo tanto por mucho que el sector de las renovables esté abierto a otros productores minoritarios este suculento pastel también está en su mayor parte en manos de los de siempre.

Sería bueno volver la vista atrás y recordar como en la época Aznar se pactó con las eléctricas, como una forma de manipular el IPC y contener el déficit, el posponer todos aquellos aumentos que pudieran repercutir en incrementar el IPC por encima del 2%, lo que generó un déficit tarifario de 28.771 millones de euros, aumentando en época Zapatero en 20.307 millones más, intereses a parte ya que la deuda está titulizada, y como consecuencia de aquellas desacertadas políticas nacidas única y exclusivamente como forma de maquillar los números y la gestión del Partido Popular tenemos que seguir pagando esa deuda o “déficit tarifario”, lo que según los expertos encarece nuestro recibo en algo así como un 11%.

Llevamos años donde las empresas eléctricas, como las empresas del sector de los combustibles fósiles, tienen auténtica patente de corso para hacer lo que les venga en gana, mientras estas, sin ningún escrúpulo, no tienen problema a las primeras de cambio en cortar el suministro a cualquier familia que no pueda hacer frente al pago de su recibo. Pero ¿cómo no van a tener plena libertad estas empresas o holdings en hacer y deshacer a conveniencia si hasta la fecha nuestros gobernantes y políticos, seguramente como una forma de garantizarse un lucrativo futuro al abandonar la política, se lo han consentido todo?

Una vez más se pone en evidencia: “que esta es la triste realidad de este país, mientras unos pocos cada día son más ricos, gracias entre otras cosas a nuestros gobernantes, la inmensa mayoría cada vez somos más pobres”.

MSNoferini

A la vista de noticias como la hecha pública hace un par de días en los medios sobre la anulación por parte de la Audiencia Nacional de 43 convenios colectivos de empresas multiservicios; las cuales aprovechando el margen que les daba la reforma laboral del año 2012 a la hora de acogerse a la prioridad aplicativa de los convenios de empresa, donde los acuerdos y convenios pactados por parte de una empresa concreta debían prevalecer por encima de los sectoriales, las llevó a la firma de sus propios convenios y con ello a tener carta blanca para aplicar devaluaciones salariales que en algunos casos llegaron hasta el 70%; uno se pregunta: ¿cómo puede ser que el Tribunal Constitucional avalase en su momento la tan controvertida Reforma Laboral del 2012, cuando el tiempo y los cientos de fallos en todas las instancias judiciales ha demostrado su evidente vulneración de algunos de los derechos más fundamentales de los trabajadores?

No es necesario ser excesivamente inteligente y tener unos grandes conocimientos para poder darle respuesta a esta pregunta, y esta no es otra que la ya tan comentada falta de separación entre los tres poderes que se le presuponen a todo estado democrático: ejecutivo, legislativo y judicial.

Cuando el partido que gobierna, el poder ejecutivo, tiene mayoría en las dos cámaras también pasa a tener el control del poder legislativo y con ello desgraciadamente acaba teniendo un control más que efectivo sobre buena parte de las más altas instancias Judiciales (Tribunal Constitucional, Consejo General del Poder Judicial y Fiscalía del Estado).

El Tribunal Constitucional se compone de doce miembros nombrados por el Rey; de ellos, cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno y dos a propuesta del Consejo General del Poder Judicial (art. 159.1 CE).

El Consejo General del Poder Judicial, el órgano de gobierno de la carrera judicial, se compone de veinte miembros, más un presidente que a su vez lo es del Tribunal Supremo, elegidos a partes iguales (diez) por cada una de las dos cámaras (Congreso y Senado). Y sus competencias, entre otras, son las de proponer: dos miembros del Tribunal Constitucional,  los Presidentes de Sala y Magistrados del Tribunal Supremo, así como los Presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas.

Se hace evidente que el apoyo de la mayor parte de los jueces del Tribunal Constitucional a la reforma aprobada por el gobierno se debió más a un respaldo hacia aquellos que los pusieron en el cargo o a compartir ciertos ideales políticos con estos que no a un análisis objetivo de todos los puntos que podría vulnerar el Real Decreto-ley 3/2012, y los constantes fallos en los Tribunales Superiores, Supremo, Audiencia Nacional y Tribunal de Justicia de la Unión Europea así lo ponen de manifiesto.

La Reforma Laboral, como el tiempo y no pocas sentencias han demostrado, supuso un ataque directo a derechos laborales tan básicos como a la negociación colectiva, indemnizaciones por despido, prorrogas de convenios o el derecho a un salario digno, pero desde la patronal, el partido del gobierno y sus medios afines nunca se ha reconocido ni se reconocerá, pues como es obvio esa reforma les beneficiaba a ellos en detrimento de los millones de trabajadoras y trabajadores presentes y futuros de este país.
MSNoferini
tribunal_constitucional
 

 

Héroes y Villanos

Publicado: octubre 10, 2016 en Uncategorized
Etiquetas:

Este próximo miércoles se celebra la festividad de Nuestra Señora del Pilar y lo que se ha venido a llamar como la fiesta de la hispanidad, al ser ese día efeméride de lo acontecido un 12 de octubre de 1492 cuando tres famosas carabelas con un almirante de incierto origen llegaron a la una pequeña isla de las actuales Bahamas.

Lo cierto es que personalmente me la trae al pairo las fiestas nacionales, sea el 12 de octubre o el 11 de septiembre, pero es evidente que la perspectiva de los hechos históricos siempre va en función de quien los relata. Si cogemos a las pocas comunidades indígenas que pueden quedar en América y les preguntamos por su sentir en una festividad como el 12 de octubre nos dirán que más que un descubrimiento merecedor de ser celebrado aquello fue simple y llanamente el principio de una historia de conquista, destrucción y genocidio, por lo contrario no fueron pocos los siglos en los que desde la perspectiva de los invasores y de sus descendientes aquello fue una fiesta digna de veneración al representar un hito en la historia del recientemente creado, cuando tuvieron lugar esos hechos, reino de las Españas.

Pero como siempre detrás de la veneración o de la defenestración de unos hechos o personajes está la visión totalmente subjetiva de quien o no conoce los hechos con los suficientes elementos de juicio o de quien usa una perspectiva propia de su tiempo, por no mencionar el deseo de algunos en reescribir la historia o juzgar uno hechos en función de sus ideales y simpatías. Es evidente que a la hora de encumbrar a ciertos personajes históricos como “Pater Patriae” o convertirlos en héroes nacionales se es menos riguroso si compartimos patria o ideales.

No son pocas las veces que en Catalunya se cae en el error de usar una doble vara de medir al vilipendiar y pedir una revisión de ciertos personajes históricos, largo tiempo venerados en las Españas, pero no se es tan crítico o se encumbra al olimpo de los dioses patrios a otros personajes que seguramente tampoco pasarían la prueba del algodón.

Podríamos decir a modo de ejemplo, que no tendría lógica alguna criticar la figura del Almirante Colon o Colom, al que algunos hasta le quieren quitar el monumento a él dedicado en Barcelona, pero no aplicar el mismo rasero a la hora de juzgar históricamente al rey Jaume I el Conqueridor al que los hechos acontecidos en la conquista de Mallorca y posterior esclavización de la población autóctona le podría llevar a recibir el título de “genocida de Mallorca”.

Tampoco tendría mucho sentido criticar a quienes han cometido ciertos excesos o atrocidades y olvidarse de lo que hicieron otros mucho más idealizados por representar una falsa idea de catalanidad, como podría ser el lo que cuenta la historiografía sobre lo que hicieron los mercenarios catalano-aragoneses conocidos como “los Almogávares” (término de origen árabe que según algunos expertos significaría «el que provoca algaradas»). En países como Grecia o Turquía su historia no deja en buen lugar a estos mercenarios, quienes de la mano de su Comandante Roger de Flor (Rutger von Blume) se demostraron como unas temibles tropas de asalto (“la masacre de los genoveses”, la campaña en Anatolia, “la venganza de los catalanes”, Conquista del Ducado de Atenas, creación del Ducado de Neopatria).

Como siempre se dice “la historia la escriben los vencedores” y con ello muchos personajes adquieren la categoría de figuras épicas, pero lo cierto es que cuando se conquista un territorio por la vía de las armas poca es la épica y mucha la sangre derramada. El ejemplo más cercano para acabar de tener conciencia de lo difícil que resulta, o estúpido, de etiquetar a unos como héroes y a otros como villanos lo tenemos en nuestra aun reciente Guerra Civil, donde es más que improbable que los hijos y nietos de quienes combatieron y/o murieron participando en uno u otro bando coincidan a la hora de poner estas etiquetas.

Yo lo tengo claro, el 12 de octubre me dedicaré a disfrutar de ese día libre en compañía de mi familia y que cada cual haga lo que se le antoje. Y a la hora de buscar héroes, a veces es más fácil encontrarlos en nuestro entorno que en las enciclopedias y los libros de texto, pues no hay mayores héroes que esos padres y abuelos que cuando las cosas vienen mal dadas consiguen sacar a sus familias adelante a base de constancia y sacrificio.

MSNoferini

Tras estar cerca de dos años militando en Podemos llegó el día en que decidí apartarme definitivamente. Pensando en positivo sobre esa etapa de mi vida y sobre todo lo que me aportó me quedo con unas cuantas vivencias y con algo muy valioso capaz de hacerme olvidar algunos malos momentos, y no es otra cosa que un buen número de amigos.

Demasiadas veces utilizamos la palabra “amigo” demasiado a la ligera, ya que una cosa es el conocido, con el que puedes tener una mayor o menor confianza, y otra bien diferente el amigo, esa persona en la que confías y con la que se comparte unos lazos y un afecto tan grandes, o en algunos casos más, como los que se puede tener con un familiar. Por eso me siento muy afortunado de poder haber incrementado mi número de amigos con algunas grandes personas, como podría ser el caso de mi amigo Rafa, o Don Rafael, una persona honrada, sincera y con carácter, de esas que vale la pena conocer.

Recuerdo bien el día en que conocí a Rafa, desde entonces ya han pasado casi dos años. No llevaba excesivo tiempo en Podemos y en mi círculo íbamos tan perdidos como seguramente en el resto al no tener ningún contacto con nadie dentro de la propia estructura del partido a quien plantearle nuestras dudas y que pudiera asesorarnos, por ello cuando tuvimos conocimiento de que unos compañeros del Vallés Oriental organizaban un acto en Granollers donde poder compartir experiencias y donde pudiéramos ayudarnos mutuamente no lo dudamos y unos cuantos compañeros acudimos a él. De los tres compañeros que desde lo alto de a una tarima se dirigieron a los asistentes uno era Rafael García.

Tras el acto de Granollers continué manteniendo contacto con Rafa a través de una red social desde la cual le hice llegar fotografías del acto y posteriormente recurrimos a él para tirar para adelante el Círculo de Hostalets y se le invitó a asistir a un acto que hicimos en Vic. Tras estos actos ya no perderíamos el contacto, fuera de manera virtual en los cientos de canales del famoso “telegram” y viéndonos en algunos actos, siendo invitado por él a participar con otros compañeros en un grupo que bajo el nombre de “Queremos y Podemos” ya se habían presentado a las elecciones al Consejo Ciudadano Estatal y que aquí en Catalunya tenían intención de presentar candidatura bajo la marca “Volem i Podem”. Un grupo de excelentes personas de las que guardo un buen recuerdo y con algunas de las cuales tengo amistad o una excelente relación.

Desde mis primeros contactos con Rafa hasta el día de hoy le he visto ir creciendo dentro del partido hasta convertirse en uno de esos valores imprescindibles, en un partido que como Podemos presume de activismo y compromiso social, pero desgraciadamente cuando uno tiene el carácter, la honestidad y la sinceridad de la que él hace gala es fácil de que se convierta en alguien molesto para los “escaladores”, envidiosos u holgazanes.

Siendo un activista comprometido con la PAH, siendo el portavoz del Círculo sectorial de Habitatge en Catalunya y Vivienda Digna de todo el estado y participando en los Círculos territoriales Rafa García ha hecho más por este partido, por su imagen y por no pocos compañeros, de lo que han hecho la gran mayoría de miembros del anterior Consejo Ciudadano Autonómico así como del actual.

No han sido pocas las veces que en mis conversaciones con Rafael García uno u otro, fruto de la decepción, nos habíamos planteado abandonar Podemos, unas veces era yo y dándome la razón él se apuntaba a dejar definitivamente el partido, y otras veces era él quien me explicaba algún delusorio episodio que le llevaba a plantearse dejar su militancia y yo el que le decía que si él se iba yo me iría con él, pero en este caso siempre animándole a que se lo replantease dado lo necesitado que estaba y está este partido de personas de su valía y experiencia.

Si hacemos caso a lo evidente, y a lo que ya decía hace más de un año un informe encargado por el propio partido, en Catalunya hemos perdido a más de la mitad de esas personas que con ilusión y ganas de trabajar entraron en los Círculos. La mala gestión de los Círculos por parte de quienes los conformaban, el nulo apoyo y asesoramiento desde los órganos autonómicos y la manifiesta decepción por ver como algunos de los importantes principios de los que nos dotamos (como podrían ser: el asamblearismo, la transparencia y el activismo) y que nos debían hacer diferentes al resto de partidos se iban incumpliendo de manera sistemática, han llevado a un elevado número de compañeros a abandonar la militancia en Podemos.

Yo hace ya unos meses que me considero como alguien externo al partido, seguiré siendo simpatizante y votante de Podemos pero totalmente ajeno a la militancia activa, total tampoco era un activo de excesiva importancia, pero si Rafael García deja el partido, tal como algunos pretenden, esta sí que será una pérdida irremplazable. Pocos son los compañeros, con cargo orgánico o sin él, que se han recorrido toda Catalunya dando impartiendo conferencias y participando en actos como él ha hecho, pocos son los compañeros que han ayudado siendo un militante más a asesorar a los círculos, pocos son los compañeros que no han tenido problemas en decir las cosas claras y a enfrentarse a tanto crápula, y pocos son los verdaderos activistas que entienden de que Podemos no puede suplir la lucha en la calle y continúan partiéndose la cara a diario en plataformas como la PAH.

Perder a personas de la valía de Rafael García es un lujo que este partido no se puede permitir, y por lo tanto os animo a mostrarle vuestro apoyo al compañero en estos momentos que más que nunca se está planteando lanzar la toalla cansado de ver la deriva en la que navegamos y lo poco que se valora a las personas trabajadoras y activistas. Ya hemos perdido demasiados “Rafaeles García” sin que desde nuestros órganos ejecutivos, pretéritos o actuales, se haya hecho nada por evitar su marcha o animarlos a volver.

Tengo claro que Podem Catalunya es un auténtico desastre y nadie quiere ponerle solución. Creo que es evidente de que hay personas que por su forma de ser y perfil son molestas a nuestra propia “casta”, por lo que algunos no tienen problema en buscar con total deslealtad sacarse de encima a estos compañeros y compañeras contrarios o que podrían dificultar sus intereses personales o colectivos, como podrían ser lanzarnos a los brazos de un nuevo partido. Por todo ello sólo me resta decir bien alto al estilo de lo que decían todos los esclavos al final de una excelente película de Stanley Kubrick, para que lo oigan todos aquellos que quieren sacarse de en medio a Rafa, “yo también soy Rafael García”.

MSNoferini

foto-rafa-y-barbara

 

el-puto-psoe-se-vende

Siempre me digo que para mi salud mental quizás haya llegado la hora de leer menos prensa y desconectar un poco de la actualidad, pues sin lugar a dudas la ignorancia me hará más feliz o como mínimo me evitará más de un enfado. Pero lo cierto es que por mucho que me lo repita a mí mismo soy incapaz de llevarlo a la práctica y por eso estoy en un permanente estado de indignación, y el día de hoy no es ninguna excepción pues con sólo echarles un vistazo a las portadas del día la sangre ya me hierve.

Solamente debemos mirar el extracto de las portadas de dos de los diarios de tirada nacional más importantes del país que adjunto para darnos cuenta como de sucia es la política y hasta qué punto de degradación ha llegado el Partido Socialista Obrero Español.

¿A quién querían engañar aquellos que llevaron a la destitución de Pedro Sánchez diciendo que lo que les movía nada tenía que ver con el permitir la investidura del Mariano Rajoy y darle el gobierno al PP? La realidad es más que evidente y, estando aún caliente el cadáver político de su ex Secretario General, algunos no han tenido el menor pudor en hacer pública su intención de promover la abstención del PSOE para permitir con ello que el PP se haga con el gobierno del estado en una próxima sesión de investidura, tal como queda de manifiesto en la portada del diario El País, un diario muy cercano al partido socialista.

El PSOE, un partido que como es evidente de “socialista” y de “obrero” poco o nada tiene, ha acabado abrazando unos ideales que podríamos catalogar como de “neofascismo económico” y permitiendo que el control del partido y los ideólogos de él sean una serie de personas que hace tiempo que perdieron la credibilidad que pudieron tener en otra época, al haber sucumbido a los encantos del poder y los cargos bien retribuidos en importantes empresas.

Al final el PSOE, un partido tan aristocrático que hasta cuenta con “Barones”, va camino de convertirse en una sombra  de lo que fue porque unos cuantos pensaron más en las treinta monedas de plata que podrían recibir en pago a sus servicios que en respetar la voluntad de su militancia y devolverlo al nicho ideológico que desgraciadamente hace tiempo que abandonaron.

Como persona de izquierdas, simpatizante y exmilitante de Podemos podría alegrarme de lo que podría suponer para el futuro del PSOE el tomar una decisión del calado de llevar una vez más al tal Rajoy a la Moncloa por el desgaste que le podría causarles, pero lo cierto es que no me produce alegría alguna presenciar este circo y ser testigo de la desmembración del partido socialista, por mucho que la casi segura pérdida de votantes que les pudiera ocasionar el haber tomado esta decisión beneficiara a Podemos, llevándole de una vez al famoso “sorpasso”.

En beneficio de la democracia considero necesaria la existencia de más de un partido de izquierdas, ya que entre otras cosas no podemos volver a caer en un bipartidismo con un partido predominante en cada uno de los dos lados del espectro político. Sería deseable poner fin a las mayorías absolutas, pues la experiencia nos demuestra lo negativo que resulta el dar un cheque en blanco a un único partido, y la formación de gobiernos participados por más de un partido permitiría tener un mayor control y unos contrapesos que ahondarían en beneficio de la democracia y la transparencia, y en definitiva de todos/as.

Tampoco querría de olvidarme de mencionar lo que considero una insensatez política y un atentado contra la propia esencia de la democracia, la marginación y esa enfermiza aversión hacia los partidos nacionalistas o soberanistas, algo que desgraciadamente es muy visible en algunos dirigentes del PSOE. Siempre habrán partidos que nos gustarán más o nos gustarán menos, y en mi caso siempre he dicho abiertamente de que no soy ni nacionalista ni independentista, pero considero estúpido excluir de cualquier negociación a un partido tan democrático como el resto por el simple hecho de reivindicar algo tan lícito como que los ciudadanos a los que representan en su territorio tengan el derecho a decidir cuál ha de ser su futuro territorial. Es evidente que todo partido que acepte someterse a unas reglas democráticas tiene cabida en política, y por lo tanto no tiene ningún sentido esa actitud tan excluyente, que desgraciadamente comparten tres de los cuatro grandes partidos estatales, hacia los partidos nacionalistas, pues a fin de cuentas estos defienden el sentir de las cientos de miles de personas que les votaron.

MSNoferini

nuevo-logo-psoe1

Nuevo logotipo del PSOE más acorde con su actuales formas de actuar