Archivos para mayo, 2016

Ya hace tiempo que cuando a la finalización de cada trimestre se venía haciendo pública la Encuesta de Población Activa, y aparecía nuestra Ministra de Trabajo o algún otro miembro de nuestro Gobierno presumiendo de lo bien que lo estaban haciendo y como habían conseguido reducir el elevado desempleo que encontraron a su llegada al poder, me desgañitaba gritando a los cuatro vientos que esto no era así y lo poco creíbles que eran los datos que nos facilitaban.

Hasta el mes de febrero de este año el gobierno del Señor Rajoy había sido incapaz de crear más empleo del que se encontró al llegar al Gobierno en noviembre de 2011. Pero por fin durante estos dos últimos meses han conseguido que la cifra de trabajadores en alta sea mayor de la heredada del PSOE. Ahora la pregunta debería ser ¿en cuánto se ha reducido el desempleo y cuántos puestos de trabajo se han creado realmente?

En cuánto se ha reducido realmente el desempleo es difícil dar una cifra, pues los datos facilitados por el INEM son poco fiables, ya que son muchas las personas que han desistido de estar apuntadas en sus listas de demandantes de empleo. Pero lo que sí que es cierto es que por fin en este país tenemos a más trabajadores dados de alta de los que había cuando el PP llegó a la Moncloa, aunque solamente sean algo más de 300 mil personas, unas cifras que no casan para nada con el supuesto descenso de cerca dos millones de desempleados que desde el Ministerio de Empleo se nos dio a conocer el mes pasado. Lo que evidencia las medias verdades y la manipulación a la que estamos sometidos.

Pero dejando al margen ese baile de cifras y esa irreal forma de jugar con la aritmética que tienen nuestros gobernantes, sí parece que se ha comenzado a crear más empleo del que se destruye, pero habría que preguntarse ¿cómo se ha comenzado a crear empleo y qué tipo de empleo es el que se está creando?

Para contestar a estas preguntas simplemente haré referencia a la encuesta hecha pública la semana pasada por Eurostat sobre el empleo en la UE. Según la oficina Europea de Estadísticas nuestro país tiene el triste privilegio, junto con Portugal y Grecia, de estar a la cabeza entre aquellos que tienen un mayor número de ciudadanos forzados a aceptar un trabajo por horas (a tiempo parcial) en contra de sus deseos.

En España un 25% de los trabajadores contratados como asalariados –Régimen General– lo están por horas  –3.314.851 personas–, de los cuales un 54,2% desearían tener un contrato a jornada completa, y para más INRI dos terceras partes son mujeres. Lo que evidencia que en este país poco es el empleo que se crea y el que se crea es cada día más precario en derechos, jornadas (ya que tal como ha denunciado reiteradamente los sindicatos cada día es una práctica más habitual exigir el realizar más horas de las estipuladas por contrato) y salarios (con uno de los SMI más bajos de la UE). Sin olvidar al elevado número de falsos autónomos que tenemos en este país, sean como personas físicas o como miembros de cooperativas. Pues obligar a un trabajador a darse de alta como autónomo para contratar sus servicios o el de una cooperativa en lugar de  contratar directamente al trabajador resulta altamente beneficioso para las empresas (entre otras cosas porque le puede representar un ahorro considerable en cuotas patronales a la Seguridad Social, y llegado el caso también en indemnizaciones por despido), pero una merma considerable en los derechos del trabajador.

Y si no teníamos bastante con la deplorable situación en la que se encuentra el mercado laboral y los derechos de los trabajadores, con las dos últimas reformas laborales (aprobadas por el PSOE y el PP) y las políticas aplicadas por el gobierno del PP, tenemos que oír y leer las propuestas de la patronal, la cual empieza a allanar el camino para sus intereses de cara al nuevo gobierno que pueda surgir de estas próximas elecciones del 26 de junio.

Tal como hizo público el diario Expansión:

“La patronal pide al próximo Gobierno carta blanca en el contrato temporal”

La CEOE pide carta blanca para las empresas, para dar toda la flexibilidad posible a la contratación temporal. Así, y entre otras cosas, la patronal propone “eliminar” el límite de tres años de duración para el contrato por obra o servicios determinado, y “permitir cuantas prórrogas sean precisas en el contrato eventual”. O, incluso, a través de la negociación colectiva, establecer un contrato eventual de 3 a 5 años de duración, “ligado al ciclo de vida del producto o servicio”, mientras la tasa de desempleo en España sea superior al 15% de la población activa.

[…]Otra alternativa que plantea CEOE en este terreno es suprimir la obligación de la empresa de convertir un contrato temporal en indefinido cuando el trabajador haya superado los dos años de eventualidad, dentro de un periodo máximo de dos años y medio en la empresa, mediante dos o más contratos temporales. Es decir, un trabajo temporal sin límite.

[…]Incluso, la CEOE pretende “mayor seguridad” para el empresario en alargar el periodo de prueba cuanto estime necesario y, por tanto, la temporalidad del empleo. Por eso, CEOE quiere que el periodo de prueba dure hasta garantizar “la adecuación del trabajador a la demanda de sus cualificaciones en la organización de la empresa”. Un criterio que estimula la arbitrariedad del empleador en esta cuestión.

Es evidente que dependiendo quien gane las próximas elecciones negro panorama se vislumbra para los trabajadores y para la mejora de nuestros derechos laborales, pues quien realmente manda a la hora de diseñar las políticas laborales en este país, si siguen gobernando los mismos de siempre, es la patronal. Los sindicatos siguen siendo a día de hoy una mera comparsa que poco o nada pueden hacer para hacer de contrapeso a la hora de poner freno al poder de cierto sector empresarial. Pensemos que si se cumplen los pronósticos, y seguramente los deseos, de quien es el presidente de la CEOE, el Señor Joan Rosell, en el siglo XXI el empleo “habrá que ganárselo todos los días”. Por lo tanto a la hora de votar tengan en cuenta datos como los expuestos y actúen en consecuencia, pues no hay mejor política social que garantizar el pleno empleo y unos salarios justos.

MSNoferini

Tipos de contratos R. General a la finalización del mes(1)

Anuncios

Siempre la misma y nauseabunda cantinela: Europa pide controlar el gasto y el déficit bajo amenaza de sancionarnos y los medios de comunicación no paran de hablar de la corrupción y de aquellos quienes creyeron que este país era su cortijo y se dedicaron a saquearlo.

Que feo panorama se vislumbra para el partido o partidos que ganen estas próximas elecciones y pudan formar gobierno, con los recortes que se nos quieren imponer (según la AIReF sólo este año deberíamos recortar 4.000 millones de euros) y la situación real en la que nos encontramos (con una deuda pública que acaba de rebasar el 100% del PIB), pero sin lugar a dudas mucho más feo será para quienes han padecido en sus carnes las nefastas políticas de quienes nos han gobernado hasta la fecha y sufrirán lo que aún está por venir, los empobrecidos ciudadanos de este país de pandereta llamado España.

¿Y aún nos extraña de que una parte del país quiera independizarse y no querer saber nada de la grande y libre España?

Si el independentismo catalán hubiera sido menos nacionalista y folclórico; pensando más en banderas y lenguas que en buscar la unión de todos bajo la única bandera que realmente nos importa a la gran mayoría, aquella que garantiza nuestros derechos, libertades y tener cubiertas nuestras necesidades más básicas, y siempre desde el respeto a la pluralidad ideológica que tenemos en Catalunya y sin querer vendernos quimeras poco creíbles; a buen seguro de que la independencia estaría más cerca de lo que lo está a día de hoy.

Pero tampoco perdamos de vista una realidad más que evidente, Catalunya no es Jauja ni el paraiso terrenal y difícilmente su situación será mejor que la del resto del estado si hemos de confiar en la Catalunya de Junts pel 3%, la de los neoliberales reconvertidos en humanizados y honrados progresistas, que a día de hoy siguen siendo tan fachas como siempre.

También recordar que Catalunya no es un feudo nacionalista, ni el independentismo los domina todo, pues a día de hoy sigue siendo una tierra plural, abierta y bilingüe o incluso multilingüe, que creció y se enriqueció gracias al esfuerzo de todas aquellas personas que en su día llegaron de toda España en busca de un futuro. Y cuando se habla erróneamente de lo agradecidas que han de estar esas personas a Catalunya por lo que les dio, sería bueno dejar claro que a esas personas nadie les dio nada ya que fueron ellas las que se ganaron a pulso su derecho a ser catalanes de pleno derecho con su esfuerzo y sacrificio, y teniendo en algunos casos que aguantar el ser tan poco apreciadas como lo siguen siendo a día de hoy los inmigrantes que llegan a nuestra tierra. Por lo tanto si alguien ha de ser agradecido esa ha de ser Catalunya,  y el conjunto de sus gentes. Hemos de ser muy agradecidos con aquellos que con su esfuerzo hicieron grande esta tierra, y conformaron lo que es la actual Catalunya.

Y por último sería importante que tuviéramos muy presente que si hemos de buscar a los responsables de la funesta situación económica en la que se encuentra Catalunya no sólo los hemos de buscar en la capital del reino, pues la responsabilidad es compartida con aquellos que ahora se las dan de salva patrias y desde la Generalitat se dedicaron a expoliar nuestra tierra y dar apoyo a las políticas neoliberales que tanta miseria y desigualdad han causado. Pues corruptos y malos gobernantes ha habido, y por desgracia seguirá habiendo, en Madrid como en Barcelona.

MSNoferini

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 Tres viñetas del Roto para ilustrar una realidad.

El-poder-de-los-politicos

¿Al hablar de política han oído alguna vez los términos “controles y contrapesos”?

En las democracias modernas es habitual que existan mecanismos que garanticen cierto control sobre los tres poderes o las máximas autoridades de un país, o que haya un solapamiento de algunas competencias, para con ello evitar que una persona o grupo de personas puedan actuar sin ningún control y con total impunidad sin respetar las reglas propias de la democracia, y estos mecanismos que permiten este control serían “los controles y contrapesos”.

Uno de los principales sistemas de control y contrapeso deberían venir contemplados por la propia legislación de un país, la cual ha de garantizar o debería garantizar que un jefe de estado tenga que someter sus decisiones a las cámaras de representación elegidas por el pueblo, las cámaras de representación han de tener sistemas de control para evitar que si un partido tiene mayoría en ellas el poder ejecutivo tenga el total control sobre el legislativo, el gobierno de un país o poder ejecutivo no puede tener total impunidad jurídica y todos sus miembros han de someterse al poder judicial, el poder judicial tiene que tener en mayor o menor medida un control por parte del poder legislativo o ejecutivo, etc.

Y dentro de esos controles sobre las instituciones y los poderes en los que estructuramos todo estado democrático (ejecutivo, legislativo, judicial) ha de estar la sociedad civil, las personas como tú o yo. La ciudadanía ha de ser o debería ser un auténtico contrapeso que evite que los poderes de un estado actúen en contra del interés colectivo. Nosotros, el conjunto de todas las gentes de un país, debemos tener formas de hacernos oír, más allá de ILPs, y aprender a defender nuestros derechos. Si se da el caso hemos de saber hacer patente nuestro malestar para que nuestros representantes electos no pierdan de vista la realidad y recuerden para qué fueron elegidos y para quién han de trabajar.

No soy politólogo ni político y por lo tanto mis conocimientos sobre el mundo de la política, como para la gran mayoría, son limitados, pero el tiempo me ha demostrado que cuando una sociedad sabe organizarse y está viva y unida es más difícil que se manipule y de que nuestros representantes se atrevan a actuar contra el interés colectivo. Por ello considero muy importante que existan las organizaciones civiles, y que estas nunca, nunca, den apoyo explícito a un partido político y mucho menos acaben diluyéndose en él.

Pensemos en casos extremos. Por lo tanto pensemos en la situación real que viven países como el nuestro o como alguno de nuestros vecinos de la UE. Cuando se sufre en carne propia una crisis o estafa como la que nos está tocando vivir y nuestros representantes ceden parte de la soberanía del país a sus acreedores o a las grandes instituciones económicas internacionales, a las cuales poco o nada les importa las necesidades reales de las gentes de ese u otro país, la ciudadanía más activa y las organizaciones que nacieron para defender nuestros derechos no pueden desaparecer ni diluirse en partidos políticos, pues perderíamos una parte importante de ese contrapeso externo a la política que nos ha de servir para presionar a los poderes del estado, y además estas perderían su independencia y credibilidad. Por poner algún ejemplo: ¿debería la PAH desaparecer, por mucho que mejore la situación y el problema habitacional, y/o dar apoyo público a un partido político renunciando a su independencia? ¿Debería las iniciativas como el 15M nacer de los partidos políticos o diluirse en ellos? ¿Y sería adecuado que un partido político explotara la marca 15M, y autonombrarse como el único heredero de aquel movimiento espontáneo nacido sin color político? Está claro que la respuesta a estos ejemplos es NO.

¿Y qué pasa cuando la mayor parte del activismo y la indignación acaban confluyendo en un partido político, recayendo sobre él la responsabilidad de ser el principal contrapeso al poder y a un determinado gobierno? Pues tal como decimos en Catalunya “cagada pastoret”. Entiendo que no hay nada más peligroso que un único partido se convierta en el defensor de las necesidades reales de la gente, como tal vez pudo ser el caso de Syriza, recogiendo sus reivindicaciones y prometiendo ser el garante de los derechos y libertades de su ciudadanía. Porque si llegado el caso ese partido llegase al poder y no cumpliese con sus promesas, se viera extorsionado para no cumplirlas, o traicionara sus ideales, automáticamente ese país perdería algo más que un contrapeso, ese país perdería el mayor baluarte en defensa de la ciudadanía y de su soberanía.

¿Cómo se deben sentir nuestros vecinos griegos al ver que el único partido que se oponía a los criminales recortes que se le exigía desde la criminal Troika ha acabado doblegándose a sus exigencias? ¿Qué ha supuesto para Grecia perder el mayor contrapeso a las deshumanizadas políticas neoliberales? Pues la actitud del gobierno de Syriza ha representado el hundimiento de la sociedad griega y la pérdida definitiva de toda confianza en la política y sobre todo en los políticos.

Por lo tanto a modo de conclusión diré que por mucho que simpaticemos con uno u otro partido político nunca debemos abandonar nuestra militancia en asociaciones u organizaciones sociales, nuestra lucha en las calles, ni perder nuestra actitud crítica hacia la política y hacia nuestros representantes. Se acabó dar cheques en blanco a los partidos políticos. Toca arremangarse, tomar la iniciativa y olvidarse de tiempos pasados. Tal como dice aquel lema tan explotado por Podemos: “sí se puede”, pero siempre que la ciudadanía sepamos estar unidos sin importar demasiado nuestro color político; porque no son pocas las veces que los partidos nacen, crecen, se benefician o corrompen y desaparecen o se reinventan, y de la ciudadanía y sus necesidades nadie se acuerda.

MSNoferini

Uno de los recuerdos que tengo de mi infancia es cuando acabada la dictadura mis padres militaron de una manera activa en el PSUC y el tiempo que le dedicaron a ello. Recuerdo mítines, Festes del Treball, y aquellas noches en las que tenían reunión en el partido o cuando en plena campaña se iban a enganchar carteles y mis hermanas y yo nos quedábamos en casa. Pero llegó el día en que abandonaron dicha militancia e incluso llegó el momento en el que no sintiéndose representados por el partido heredero del PSUC dejaron de votarlo, ese partido era ICV. Y viendo los derroteros por los que transita mi partido, Podemos/Podem Catalunya, es más que probable que yo pueda ser testigo de una historia parecida a la que vivieron mis padres y, al igual que le pasó al PSUC, Podem Catalunya acabe perdiendo su identidad difuminado en una suma de siglas, lo que no sólo podría llevarle a perder su identidad sino a buena parte de sus militantes, como a buen seguro sería mi caso.

Ya hace tiempo que todos venimos leyendo y oyendo, tanto en los medios como quienes militamos en Podemos a nivel interno, de que la confluencia En Comú, nacida de la suma de diversas fuerzas y movimientos, pero todos ellos orbitando alrededor de una sola persona, Ada Colau, quiere dejar de ser una mera confluencia electoral para convertirse en partido –valga como ejemplo estas declaraciones de Joan Josep Nuet diputado de CSQP y Cordinador de EUiA para La Vanguardia (http://www.lavanguardia.com/catalunya-si-que-es-pot-en-comu-podem-ada-colau.html)-, pues según parece no todos se sienten cómodos estando bajo el ala de Podemos. En definitiva algunos quieren cambiar la unidad nacida con un fin puntual por una unión estable bajo una única marca y que esa no sea Podemos.

Podemos nació como una herramienta y partido dispuesta a aunar el descontento de la gente y convertirlo en el motor del cambio. Podemos estaba abierto a todas y todos, e incluso presumía de transversalidad política, aunque sus postulados y la mayoría de militantes fueran claramente de izquierdas. Una herramienta que a día de hoy aún no se le ha sabido sacar todo el potencial que tiene pero en algunos territorios, como podría ser Catalunya, algunos se empeñan en crear otra herramienta o actor político al no sentirse cómodos con Podemos –algo que los que hemos tenido contacto con alguno de los actores que forman En Comú en comarcas como la mía hemos podido constatar-. Y por lo tanto debería ser Podem Catalunya y sus militantes quienes nos integremos y adaptemos a ese invento llamado En Comú en lugar de hacerlo ellos en Podem Catalunya.

Recordando las pasadas elecciones generales, porque en las autonómicas la señora Colau y su gente no quisieron participar en ese proyecto de nombre tan poco acertado como fue Catalunya Si Que es Pot, me viene a la cabeza cuando Ada pedía a nuestro Secretario General y a nuestro partido, y así se puede leer en la hemeroteca, generosidad para ver más allá de las siglas, y anda que no fuimos generosos. De un plumazo el nombre de Podem quedó relegado a un segundo término, nuestro color morado dejó paso al rojo, y de los doce primeros puestos de las listas de En Comú Podem al congreso 5 eran de personas de Barcelona en Comú o de su órbita, 5 de ICV-EUiA y dos de Podem Catalunya.

No somos pocos los que en Podem Catalunya no estamos conformes con cambiar la unidad, nacida del deseo de las izquierdas de trabajar juntos en un fin común, por unión. Muchos queremos ser simple y llanamente Podem Catalunya, un partido soberano donde las cosas no se decidan desde Madrid o desde todo el conjunto del estado sino desde la militancia de Catalunya. Pero al mismo tiempo sin perder de vista y cortar el cordón umbilical con Podemos, nuestro partido madre.

Tal como decía Gaspar Llamazares a la hora de valorar la unidad de IU y Podemos de cara a estos próximos comicios: «IU puede convertirse en un satélite de un planeta desconocido». Pues así es como también algunos lo vemos a la hora de pensar en lo que puede representar para Podem Catalunya integrarse en En Comú. En definitiva, muchos nos sentimos de Podem/Podemos y nos gustaría continuar siéndolo, por mucho que apoyemos una confluencia puntual de los partidos y movimientos de izquierdas que pueda servir para poner fin al gobierno actual y poner las instituciones al servicio de la ciudadanía.

MSNoferini

En Comú Podem

A raíz de hacerse público el plagio cometido por la empresa PG Turística al elaborar un Plan Estratégico  de Turismo encargado por el Ayuntamiento de Castellón,  y que fue copiado de otro elaborado para el País Vasco, y cuyos elevado coste (17.000€) parece ser que ya fue restituido a las arcas municipales, se destapa que el anterior consistorio del PP pagó a una empresa 13.000 euros por otro informe copiado al Ayuntamiento de Getafe, sin que a día de hoy se tenga constancia de que se haya devuelto el dinero pagado por él, ni haya habido denuncia alguna.

El mencionado informe, titulado “Plan de Acción Contra el Ruido de la Aglomeración de Castellón”, encargado por el Partido Popular en el año 2014 fue una copia tan burda del hecho por encargo del Ayuntamiento de Getafe que quienes se encargaron de copiarlo se olvidaron de hacer desaparecer en más de una ocasión  el nombre del municipio madrileño.

Entre los objetivos contemplados en el informe o plan se menciona como objetivos generales: “actuar de manera continuada en la reducción de la contaminación acústica en el municipio de Getafe, mejorando la calidad de vida de todos sus ciudadanos y respetando en todo momento la legislación vigente que sea de aplicación”.

Solo unos párrafos después, entre las líneas estratégicas y medidas a adoptar apuesta por “reducir progresivamente el tráfico en las vías por afección por ruido encima de los valores límites de la ciudad de Getafe, a través de recorridos alternativos” y, en otro apartado del estudio, establece como zonas de actuación “los accesos a la Universidad Carlos III”.

Según parece nos es algo excepcional, tal como se destapó en el caso Noos, sacar buenos dividendos plagiando informes a adaptándolos a las necesidades de nuevos clientes. Hasta los sindicatos o empresas relacionadas con ellos han caído en el error de copiar informes y presentarlos como propios, y lo que es más grave cobrando unos buenos e inmerecidos dividendos. (http://www.abc.es/espana/20140120/abci-informe-plagio-ccoo)

“This is Spain, un país de pillos y trileros”.

MSNoferini

Patronanto Turismo Castellón

 

Una nueva cita con las urnas

Publicado: mayo 2, 2016 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

Pienso que a buen seguro somos mayoría quienes estamos cansados de tanto debate político y oír siempre las mismas cantinelas, pero no nos queda más remedio que hacer de tripas corazón y prepararnos para una nueva campaña electoral y todo lo que comporta, pues el 26J ya es una realidad.

Una vez más, y teniendo el ejemplo de lo que fue la anterior campaña electoral, entraremos en una nueva guerra donde todos los partidos, dada la desaparición del bipartidismo y a las mayorías absolutas, se jugarán su representatividad en las Cortes y su posibilidad de estar en el futuro gobierno de la nación, y para ello se utilizarán todas las armas a su alcance para vender sus bondades, pero sobre todo las miserias del rival.

A buen seguro que la repetición de las elecciones dada la imposibilidad de formar gobierno y el artazgo generalizado por tanto tiempo y espacio dedicado en nuestros medios comportará; tal como lo estiman la mayoría de los analistas políticos, a la vez que el sentido común de quienes no sabemos tanto como dichos analistas y expertos; un incremento de la abstención.

La mayoría de la ciudadanía quiere poner fin al vacío de poder, y que de una vez se forme un gobierno. Y si dicho gobierno puede trabajar por el país resolviendo los acuciantes problemas que tenemos mejor. Pero la gente ya está cansada de tanto circo y teme que su voto de poco sirva, lo que puede llevar a no pocas personas a abstenerse de votar.

Supongo que todos o casi todos estamos cansados de oír siempre las mismas perogrulladas, y de ver lo bajo que se cae en las campañas electorales cuando los partidos se centran más en hablar de los deméritos de los otros en lugar de hablar de los méritos propios o de sus propuestas para poner solución a la desesperada situación en la que se encuentra nuestro país y sus gentes. La política española ha entrado en tal grado de degradación que hasta un director de la Policía Nacional se permite difamar y sembrar el miedo ante la ciudadanía sobre cuáles serían las consecuencias de que llegase al poder un determinado partido simplemente por el hecho de no tenerle excesivas simpatías, o tal vez por ser una consigna recibida por parte de quienes le pusieron en el cargo.

¿Cómo se puede consentir que todo un director del Cuerpo Nacional de Policía, el señor Ignacio Cosidó, baje al fangal de la telecalumnia y se permita hacer una análisis totalmente subjetivo, esperpéntico y difamatorio contra Podemos, mostrando un total desprecio hacia la ética y por el cargo que ocupa? ¿Es legal o ético que un agente de la ley incite al odio hacia un partido que a día de hoy es tan legal como cualquier otro?

No es una cuestión de buenos o malos, al margen de los muchos cargos y representantes políticos vinculados a los grandes y casposos partidos que han sido condenados o están en vías de ello. Es una cuestión de vender sus bondades y sus respectivos programa electorales pensando que si queremos solucionar los muchos problemas que tenemos necesitamos de la colaboración de todos o de casi todos, pues algunos mejor tenerlos bien lejos dada su responsabilidad, o su irresponsabilidad por habernos dejado en la situación en la que nos encontramos.

Yo lo tengo claro. Estaré muy cansado de la política. Estaré cansado de oír, por parte de quienes han hecho de la política su profesión -excesivamente lucrativa por cierto-, discursos vacíos o excesivamente demagógicos. Pero este próximo 26J volveré a ir a votar, y creo tener claro a quien votaré, pero tengo más claro a quien no votaré, y estos son todos los partidos que soportan una pesada mochila de corrupción y de nefastas políticas neoliberales que se han preocupado de enriquecer a los que más tienen en detrimento de cubrir las necesidades y los derechos de la ciudadanía, del pueblo.

Que cada cual actúe en función de lo que le dicte su conciencia y vote, si así lo desea, en consecuencia.

MSNoferini

20MINUTOS. 02.05.2016 - El director de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó cree 
que Podemos representa "una amenaza a nuestra democracia" y así lo expresó en 
un programa de televisión en la cadena 13TV al que acudió para ser entrevistado. 
Cosidó aseguró que la formación que lidera Pablo Iglesias es "izquierda 
totalitaria" y que supone un peligro porque "en su doctrina política está un 
germen de justificación de la violencia porque se consideran los únicos 
representantes del pueblo". El director de la Policía hizo mención también a 
Venezuela y advirtió a los españoles de las consecuencias de que Podemos llegue 
al Gobierno, enlazando el mensaje con la pobreza y la persecución política. El
líder de Podemos respondió con un tuit al discurso de Cosidó en el que decía:
"España se merece un director general de Policía que sea un profesional y no un
tertuliano de 13TV".

twitt Pablo Iglesias sobre director Policía

La otra cara de la ONCE

Publicado: mayo 1, 2016 en Uncategorized
Etiquetas:,

Cuando hablamos de problemáticas sociales automáticamente pensamos en los sin techo, familias desestructuradas, problemas de desnutrición, pobreza, y un largo etcétera. Pero la principal problemática social que tenemos en este país es sin lugar a dudas la falta de empleo y la precariedad del existente. Pensemos que el desempleo y las bajas retribuciones son sin lugar a dudas el origen muchos otros problemas, porque sin dinero difícilmente podremos pagarnos una vivienda, tener una buena alimentación, pagar los suministros básicos del hogar, pagarnos algunos servicios médicos que nos son incluidos en el catálogo de la sanidad pública (como podrían ser los odontológicos), y unas cuantas más. Y no olvidemos las consecuencias que tienen para nuestra salud y nuestras relaciones personales la suma de todos estos factores.

Si un país democrático y supuestamente desarrollado no puede garantizar el empleo a sus ciudadanos y no pone los medios para asegurar la buena calidad de este, entonces es que ese país tiene un serio problema y esa supuesta democracia queda en entredicho. Y eso es lo que está sucediendo en España. Un país en el que a día de hoy aun se destruye empleo, y el que se crea es cada día más precario y peor retribuido.

La mayor parte de las veces que hago un escrito de denuncia lo hago motivado por información que me llega de primera mano, y hoy no será una excepción pues una persona a la que aprecio mucho es la que se encontró con lo que voy a pasar a relatar.

Servidor tenía el pleno convencimiento de que una de las pocas empresas que a día de hoy aún seguía pagando un salario digno a sus nuevos trabajadores, y entiendo que de ello presumen en su página web y en la publicidad que dan, era la ONCE, la famosa Organización Nacional de Ciegos Españoles. Una organización sin ánimo de lucro que supuestamente tiene una finalidad social, y esta no es otra que trabajar por mejorar la vida de invidentes y minusválidos, y darles trabajo. Pero por lo visto esto no es así. Entrar a trabajar en la ONCE vendiendo sus famosos cupones ha dejado de ser un trabajo digno para convertirse en un abuso y en una auténtica explotación laboral.

Quien teniendo una minusvalía vaya a pedir trabajo a la ONCE se encontrará con que actualmente el trabajo ofertado para la venta de sus famosos cupones se retribuye por una jornada completa con el Salario Mínimo Interprofesional (655,20€), y que sólo se tiene derecho a cobrar un 4% de comisión si las ventas que sobrepasan los 1050 euros en cupones semanales. Sin olvidar que en este caso concreto se le exigía al demandante de empleo trabajar todos los fines de semana.

¿Cómo puede ser que la ONCE que tan buenos ingresos saca de la venta de sus loterías y cupones, y que se beneficia notablemente de sus bajas aportaciones en concepto de cotizaciones a la Seguridad Social dadas las minusvalías de sus trabajadores, pague salarios tan precarios y deshumanizados?

Pues seguramente la respuesta sea tan clara como que esta organización piensa más en términos empresariales,  recortando gastos allí donde puedan, en lugar de hacerlo pensando en desde una perspectiva social y humanitaria. ¿Por qué pagar más si estos salarios son los habituales en el mundo laboral y siempre hay trabajadores dispuestos a aceptarlos, y más si sus minusvalías incrementan la dificultad para acceder a un empleo?

Pero la cosa ya no queda sólo aquí, pues este aparente afán mercantilista de la Organización Nacional de Ciegos Españoles les lleva a sobre explotar zonas que hasta la fecha las podía tener bien cubiertas con vendedores de contrastada solvencia. Pues hora encontramos a más vendedores que nunca, a la vez que podemos comprar nuestro cupón en Internet o en las oficinas de Correos. Lo que motiva que ante esta atroz competencia  los veteranos vendedores de toda la vida se vean en la obligación de hacer más horas que nunca para poder llegar a los mínimos que dan derecho a su comisión y a no perder poder adquisitivo, o incluso el propio trabajo.

Cuando escribí estas palabras para ser compartidas en este blog no tenía más datos que los aportados por un amigo, pero al buscar en la red descubrí bastante información al respecto, y de que no son pocas las denuncias existentes. Desde diversos sindicatos y medios se ha hecho pública esta explotación laboral a la que hago referencia, en incluso existen denuncias ante la Inspección de Trabajo (Trabajo_ONCE).

Esta es la realidad de este país. Un país donde hace unos años parecía que si eras mileurista era sinónimo de ser un trabajador poco cualificado y un bicho raro, y donde en la actualidad conseguir un salario que llegue a los mil euros es un auténtico privilegio, aun estando cualificado sobradamente para ese trabajo.

MSNoferini

Artículo sobre el tema aparecido en el diario Público hace algo más de un año:
 http://www.publico.es/sociedad/once-diez-precariedad-laboral.html

Explotación ONCE