Archivos para junio, 2017

431827406_134778

Hace un par de semanas desde diversos canales de comunicación de Podem Catalunya se informaba sobre la manifestación que convocaban los trabajadores del sector de la Seguridad Privada para el pasado 17 de junio en Barcelona. Conociendo de primera mano la paupérrima situación de estos trabajadores, por la amistad y la cantidad de gente que conozco que trabajan en este sector, me sorprendió que mientras desde Podem Catalunya se llamaba a apoyar a estos trabajadores desde el Ayuntamiento de Barcelona, gobernado por Barcelona En Comú, confluencia participada por Podemos, se hubiera formalizado unos meses antes un contrato con la empresa Marsegur Seguridad Privada S.A., famosa por la sobre explotación a la que somete a sus trabajadores, y cuyo convenio colectivo fue declarado hace unos meses contrario a derecho y anulado por la Audiencia Nacional, como lo habían sido otros convenios previos por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid y ratificados por el Supremo.

Contrato ayuntamiento con Marsegur

Documento extraído de https://esseguridadprivada.blogspot.com.es/

Para hacernos una idea de la desvergüenza y el trato vejatorio que somete a sus trabajadores esta empresa, tras la cual estaría la figura de Miguel Ángel Ramírez, propietario de otras dos empresas del sector (Seguridad Integral Canaria y Sinergias de Vigilancia y Seguridad), tengamos en cuenta que si los salarios estipulados por el convenio sectorial de la empresas de seguridad ya son preocupantemente bajos, Marsegur y las dos otras empresas mencionadas pagan un 30% por debajo del convenio sectorial del que se descolgaron.

Por mucho que recientemente se ha querido dar a entender que tras la empresa Marsegur no estaría la figura del polémico empresario canario (conocido entre otras cosas por ser el Presidente del equipo de fútbol U.D. las Palmas, generoso donante del Partido Popular, amigo del ex ministro Soria, defraudador de unos 21 millones de euros de las arcas públicas y afortunado merecedor de un indulto concedido por el actual gobierno que le libró de ingresar en prisión) pero lo cierto es que algunos trabajadores que han trabajado para esta empresa tienen claro que Marsegur no es más que un acrónimo del Miguel Angel Ramírez Seguridad.

Pero volviendo a la contratación por parte del Ayuntamiento de Barcelona, tras el correspondiente concurso público, de esta empresa, para llevar la seguridad de l’Institut Municipal de Serveis Socials, cabría preguntarse: ¿cómo se puede cometer un desliz de esta envergadura totalmente contrario a su propio ideario defendido por la confluencia de Els Comuns? No olvidemos que el Ayuntamiento de la Señora Colau asumió un compromiso con la contratación púbica y con revertir ese potencial en una mejora de las las condiciones de los trabajadores, concretamente, tal como queda recogido en la propia página web del consistorio barcelonés: “La contratación pública del Ayuntamiento de Barcelona puede ser una verdadera herramienta de política económica. Genera miles de puestos de trabajo y un alto volumen de contratos que invierten millones de euros en la economía de la ciudad. Este potencial debe ponerse al servicio de la mejora general de las condiciones laborales y medioambientales de los sectores productivos, promoviendo el bien común y apoyando a las pequeñas y medianas empresas, que son las que componen el cuerpo central de la actividad de Barcelona”.

El Ayuntamiento de Barcelona, al Igual que la Generalitat, demuestra una profunda torpeza a la hora de no fijarse a quien contrata. Que las empresas de este desalmado empresario se hayan llevado suculentos contratos, en diversos ministerios del estado o en Ayuntamiento de Madrid, en la época en que era alcaldesa Ana Botella, no es de extrañar, sabiendo la cercanía del oscuro personaje que se halla al frente de las mismas con el partido del gobierno y su amistad con el ex ministro de industria, pero un consistorio gobernado por partidos que prometían aplicar políticas del “bien común”, poner las instituciones al servicio del pueblo y hacer nueva política, no pueden ser tan torpes en otorgar un contrato público a empresas propiedad de un esclavista.

MSNoferini

Manifestación Marsegur

Leyendo el diario la Vanguardia del día de hoy nos encontraremos con la noticia de la propuesta de la Generalitat de Catalunya de rescatar el Eix Transversal (C-25), una de esas autopistas en la sombra que anualmente nos cuesta a los catalanes una buena cantidad de dinero, para beneficio de las empresas concesionarias de las mismas.

La Generalitat pretende que el gobierno central les adelante del FLA (Fondo de Liquidación Autonómico) el dinero del rescate de la mencionada autopista, con lo que calculan se podría ahorrar una cantidad cercana a los 700 millones de euros de las cuentas públicas.

Esta aparente buena noticia, ante esta nueva promesa de intentar recuperar la concesión de una autopista, nos debería llevar a preguntarnos. ¿Por qué hasta la fecha no se ha rescatado ni una sola autopista? ¿Por qué se usa esta fórmula de peajes en la sombra? ¿Quiénes son los adjudicatarios de estas autopistas?

Creo que para dar respuesta a las dos primeras preguntas no existe necesidad alguna de documentarse ni tampoco hay necesidad de ser demasiado listo. Los intereses de unos pocos, el blindaje de las concesiones y la poca voluntad de la administración hacen difícil, por no decir imposible, su rescate, y ante la indignación y susceptibilidad de los ciudadanos de Catalunya, por considerarse muy agraviados por el número de autopistas de peaje que tenemos en nuestra tierra, ya hace tiempo que se opta por esta fórmula de autopistas de pago indirecto y menos visible.

Pero ahora vayamos a la tercera pregunta que formulaba sobre quiénes son los adjudicatarios de algunas autopistas, en este caso sobre la que se intenta rescatar, la carretera C-25. Si buscamos información sobre el adjudicatario del Eix Transversal, esta autopista de peaje en diferido, nos encontraremos que al igual que la C-17, la otra importante autovía de la Catalunya interior, la concesionaria es Cedinsa, una empresa participada por FCC (la famosa empresa de las Koplowits, que actualmente está en manos del magnate mejicano Carlos Slim) y de las empresas catalanas Copisa, Copcisa y Comsa-Emte.

De las cuatro empresas que foman Cedinsa es interesante quedarse con algunos datos, como la aparición del nombre de la constructora Copisa en el sumario del caso Pujol por los 3,6 millones de euros pagados a Jordi Pujol Jr por unos supuestos trabajos de asesoramiento, y con que la importante empresa Comsa-Emte (en manos de la familia Miarnau), estuvo participada en un 30% por la familia Sumarroca, el progenitor de la cual fue uno de los cofundadores de CDC, siendo el primogénito de la familia el vicepresidente de la misma hasta el 2015.

Los datos expuestos podrían hacernos entender el porqué de las adjudicaciones en ciertos concursos públicos por parte de determinadas empresas y la poca voluntad de algunos en querer realmente recuperarlas; o NO. Pero lo que también deberíamos plantearnos, sabiendo el momento político en el que estamos, es: ¿realmente desde la Generalitat se confía en que el estado nos ceda dinero del FLA para recuperar una concesión, o se busca una nueva justificación para poder echar en cara al estado el no haber podido recuperar una vez más una autopista que año tras año nos cuesta un pico a los catalanes, para beneficio de unos pocos? Juzguen ustedes mismos.

MSNoferini

Rescate Eix Transversal

Enlace de interés: http://cronicaglobal.elespanol.com/business/los-sumarroca-los-socios-escondidos-de-comsa-emte_22653_102.html