Archivos para mayo, 2013

El banco de España propone para rebajar el desempleo explorar nuevas fórmulas como la de realizar contratos al margen de los convenios y no sujetos a la negociación colectiva y, lo que es más grave, pagar de manera excepcional por debajo del salario mínimo interprofesional, que en estos momentos está fijado en unos escasos 645 euros.

España en estos momentos es uno de los países de Europa con los salarios más bajos, dejando al margen los últimos países incorporados a la UE del este de Europa. Pero en contraposición somos uno de los países con el IVA más alto de la UE. También somos uno de los países de Europa con la mayor diferencia retributiva entre los trabajadores y los directivos y altos cargos.

Todas estas propuestas aparecen en el informe anual del 2012 que presentó ayer el Banco de España, del que es actual gobernador el señor Luís María Linde. También aconsejó, entre otras cosas, que para asegurar la sostenibilidad de las pensiones se debería incrementar lo ante posible la edad de la jubilación.

Es realmente rocambolesco que quienes ostentan el poder sólo se les ocurran soluciones que partan de la base de joder a los que menos tienen y más cuando ellos son corresponsables de nuestra bancarrota y de que no se estén haciendo las políticas económicas adecuadas para sacarnos del profundo pozo donde nos han enterrado, o igual  estando rodeados por este tipo de personas más que un pozo sea una fosa séptica.

MSNoferini

Anuncios

La Corte Suprema de Justicia del Salvador rechaza el recurso de una madre con una importante enfermedad renal y lupus a abortar, por lo que de llevar a término el embarazo correría serios riesgo de perder la vida en ello. A eso hay que añadir la anancefalea (carencia de cerebro) del feto, lo que hace casi imposible que nazca vivo.

La actual legislación del país y las presiones de la iglesia católica pueden haber condenado a muerte a esta jóven madre.

Si Francisco I realmente fuera tan humano y cercano al sufrimiento del pueblo podría como padre de la iglesia católica interceder por ella.

 

Precios bar congreso

 

La mesa del congreso de los Diputados aprobó el pliego de condiciones que para el concurso de adjudicación del bar de la cámara baja. El congreso subvencionará el bar del congreso con la condición de que se han de respetar los precios marcados hasta el 2015, unos precios mucho más bajos de los que podemos encontrar en cualquier bar de nuestro país. Y para incrementar la controversia nos encontramos que sus señorías tienen en la carta licores de alta graduación, por si en algún receso o tras una dura jornada de trabajo sus señorías quieren ahogar las penas pegándose un lingotazo, por los escasos 3,40 euros que cuesta un Cuba Libre o los 3,45 euros de un Gin Tonic.

Vergonzoso que los que más ganan, con sus salarios, con sus dietas por transporte, de manutención, de alojamiento y otras prebendas e ingresos atípicos tengan que subvencionar su bar con el dinero de todos los españoles.

Todos aquellos que viváis en Madrid ya los sabéis, si queréis desayunar por 1,05 euros acercaros al bar del congreso, u os comeréis unas ricas porras por poco dinero u os atenderán a porrazo limpio.

MSNoferini

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con la excusa de la crisis y el reclamo de unos cuantos puestos de trabajo durante unos pocos años, la Xunta quiere permitir, a una cuantas codiciosas empresas mineras, la explotación de una gran mina a cielo abierto en Galicia. Arrasarán el patrimonio natural, cultural y paisajístico gallego, contaminando el entorno y poniendo en riesgo la salud de las personas.

Si queréis más información o firmar una petición para intentar ponerle freno podéis entrar en el siguiente enlace “¡Que no arrasen Galicia! Paremos la megaminería contaminante”

Mundo de mierda

¿Qué mueve al ser humano a engañar a sus semejantes y a aprovecharse de estos? Esa es la pregunta que se les debería hacer, principalmente, a todos aquellos que han alcanzado una privilegiada posición social y económica pisando a los demás o quienes ya ocupándola no tienen reparo en aprovecharse de esta en beneficio propio y perjuicio de otros. Con sólo echar un vistazo a nuestra actualidad uno tiene la sensación de que, lejos de disminuir, son cada vez más los casos en que unas privilegiadas minorías viven cada día mejor e incrementan considerablemente su patrimonio, aprovechándose lícita e ilícitamente del resto de la ciudadanía -como podrían ser ese cada día mayor número de políticos inculpados, juzgados y/o condenados por prevaricación, cohecho, corrupción, etc. Personas amorales que no tienen problema en infringir la ley para hacerse con el dinero ajeno o para beneficiar a alguien de su entorno, y sin importarles lo más mínimo las consecuencias que sus actos podrían tener en sus semejantes o para su país.

La larga historia de la humanidad nos demuestra como el hombre siempre ha sido autor de los actos más nobles, como también de los más deleznables. El ser humano es un animal reflexivo, pero esta cualidad analítica que se da en el hombre, por encima de los demás especies, de ninguna manera nos hace mejores al resto del reino animal, ya que mientras el resto de los seres vivos actúan simplemente por instinto el ser humano es plenamente consciente de sus acciones, dada esa cualidad analítica innata. Por lo que al margen de pecar todos en mayor o menor grado de envidia, avaricia o soberbia, el peor pecado es perjudicar con nuestros actos a nuestros semejantes siendo plenamente conscientes de que dichos actos no son correctos.

Leyendo la prensa diaria debería hacernos reflexionar sobre la mierda, y perdón por la expresión, de mundo en el que vivimos. Un mundo donde un 2% de la población podría controlar  el 50% de la riqueza mundial, mientras millones de personas mueren literalmente de hambre cada año; donde los laboratorios farmacéuticos se enriquecen cada día más con la venta de sus fármacos al tiempo que no muestran el menor interés en ayudar a erradicar de los países pobres enfermedades que ya hace tiempo que desaparecieron de los países desarrollados; donde las grandes empresas y corporaciones trasladan la fabricación de sus productos a países pobres para rebajar costes con ello, sin importarles lo más mínimo las condiciones de semiesclavitud en la que trabajan los operarios de esas fábricas; donde la industria armamentística se gasta ingentes cantidades de dinero comerciando con la muerte, sin importarles a ellos ni a los gobiernos de sus países a quien se venden y la cantidad de gente que matan cada año; un mundo donde es más importante invertir el dinero público en ayudar a la banca que en ayudar a las personas; etc.

Este es nuestro país y nuestro mundo, un mundo imperfecto donde nadie da nada por nada, porque en muchas ocasiones incluso detrás de aparentes actos de generosidad de instituciones y corporaciones se pueden esconder intereses tan mezquinos como tener buena prensa o ganar notoriedad y en el caso de iniciativas o actos individuales nos podemos encontrar que, en algunos casos, vengan motivados por un claro deseo de agrandar el propio ego.

A veces pienso que si no sería mejor que algún líder imbécil, como podría ser el norcoreano Kim Jong-un, desencadenase una guerra nuclear y no fuéramos todos a tomar por culo.

MSNoferini.

blesa

Según la contabilidad oficial del Partido Popular, que obra en poder del juez Ruz, el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, habría cobrado casi 600.000 euros entre los años 1999 y 2006 del partido que nos gobierna, en concepto de “servicios de asesoramiento”. Este señor, de ser cierto lo que indican los libros contables del partido, cobró unos emolumentos desproporcionados, y encima según la ley de cajas los directores generales y los presidentes ejecutivos de consejos de administración de estas entidades tienen “dedicación exclusiva” y, por lo tanto, no pueden compatibilizar su cargo con ninguna actividad retribuida tanto de carácter público como privado.

El señor Blesa, en su día colocado en el cargo por obra y gracia de su amigo José María Aznar, es uno de los corresponsables del hundimiento de la caja madrileña y un denigrante ejemplo más de cómo se regalaban importantes y bien retribuidos cargos por el simple hecho de “ser amigo de”.

Aunque el Partido Popular se ha apresurado a  atribuir el apunte contable como un error, la gran mayoría de españoles nos hemos vuelto excesivamente incrédulos respecto a la palabra de los políticos. Puede que ya nada nos sorprenda y padezcamos de una cierta laxitud a la hora de luchar contra las múltiples injusticias que presenciamos en el día a día por parte de nuestros gobernantes,  pero también no es menos cierto que hemos dejado de creer en su palabra y por desgracia en ellos.

¿Cómo se puede creer en el sistema, en la política y en los que viven de ella si, entre otras, cosas nuestros gobernantes y miembros del Partido Popular ha estado negando sistemáticamente la existencia de tramas y delitos entre sus filas, cuando el tiempo ha demostrado lo contrario? ¿Cómo creerles cuando nos han estado diciendo que en su partido se cumplía escrupulosamente con la ley en el tema de la financiación y los hechos son los que son? ¿Cómo creerles si ponían las manos en el fuego por sus contables y otros miembros del partido y ya sabemos lo que ha pasado? ¿Cómo creerles si nos han dicho que en su partido nunca existió una contabilidad B y al poco tiempo aparecían documentos que ponían en tela de juicio tal afirmación? ¿Y cómo creerles si nos decían que la verdadera y única contabilidad del partido era la que reflejaban sus libros contables, esa misma contabilidad que obligatoriamente a de ser controlada por el Tribunal de Cuentas, y ahora se nos hace saber que en dichos libros se cometieron graves e involuntarios errores de trascripción, como los casi 600.000 euros que indican que percibió el mencionado señor Blesa?

Demasiados interrogantes y poca transparencia que, sumado a la actual situación y a las impopulares e inadecuadas políticas económicas y laborales, han llevado a la actual inadversión hacia la política y los que viven de ella.

MSNoferini

Antidisturbios o antidemócratas

Publicado: mayo 22, 2013 en Uncategorized

Antidisturbios

Os adjunto el relato, que ha caido en mis manos, de un testigo imparcial que pudo presenciar la excesiva mano dura con la que se emplearon una unidad de antidisturbios en Valencia, contra un pequeño grupo de jóvenes estudiantes.

Podéis difundir si queréis:

  • Había salido a poco más de las 14 horas por la puerta de personal de la Dirección Provincial de la TGSS, antigua casa del chavo, situada enfrente del instituto …Luis Vives, en la calle Marqués de Sotelo, donde me encontraba circunstancialmente este jueves. Un grupo de jóvenes estudiantes del Luis Vives que no creo que llegara ni a los cien manifestantes –aunque puedo equivocarme- disolvía en ese momento una manifestación contra la LOMSE y caminaban ya en pequeños grupos por las dos aceras de la calle en dirección al instituto. De pronto, y sin que yo los hubiera visto aparecer, un gran número de antidisturbios haciendo cordón a lo ancho de toda la calle impiden el paso a los estudiantes. Otro cordón aparece a sus espaldas de manera que son atrapados entre dos cordones policiales. Comienzan a llegar furgones. Llego a contar hasta doce aunque creo que fueron más. Los chicos son arrinconados muy cerca de la puerta del personal de la Tesorería, junto a la parada del autobús, desde la que observo incrédulo lo que está pasando. Los policías los intimidan. No hay golpes aunque sí algún empujón. Mucha chulería, mucha prepotencia, muchos malos modos pero no hay violencia (si todo eso no lo es). Pregunto a un agente si los van a identificar, me contesta que no. “¿Qué vais a hacer con ellos, entonces?” “No es asunto suyo, responde” “no esté aquí para curiosear”. Me trata de usted confundiendo este tratamiento con la buena educación. “No curioseo” le digo “tengo derecho como ciudadano a saber qué está pasando”. “Ya se informará a través de los medios de comunicación”. No continúo una discusión que no podría llegar a buen puerto aunque pienso si se estaría refieriendo a Canal 9 o, quizás a Intereconomía. Lo bien cierto es que no están ni uno ni otro. No hay medios. Al menos yo no los veo. La policía desaloja a los que nos hallamos en la parada del bus y corta el acceso a esa acera de la calle en toda parte de la manzana recayente a Marqués de Sotelo.

  • Cruzo la calle buscando un lugar en el que poder vigilar lo que está pasando, no me gusta la actitud de la policía, están excesivamente excitados. Tras un buen rato observando desde la acera de enfrente me acerco a un grupito de chicos y chicas que parecían integrantes del grupo de manifestantes. Les pregunto si les han dejado salir y me responden que no han llegado a estar cercados. Están esperando a que dejen libres a sus compañeros para reunirse con ellos. Me cuentan que la manifestación estaba autorizada pero la han prolongado más allá de la zona permitida y que durante el transcurso había habido alguna carga. “¿Ha llegado a haber palos?” pregunto. “Creo que sí” me ofrecen por respuesta. Llega un furgón. A toda hostia. Frena junto a nosotros y salen 5, 6 , 10 … no sé, unos cuantos antidisturbios. Placan y se llevan a los dos chicos y una chica que hablaban conmigo. A otra chica la arrojan con gran violencia contra los adoquines. Todo está pasando delante de mis narices y a mí me tienen que esquivar para llegar hasta ellos. Los llevan al furgón, los cachean. Móvil, llaves, cartera… nada más, era de suponer.

  • Hay un chico haciendo fotos con buena cámara. Me acerco a él, “¿eres de prensa?”. Me explica que es un freelance, hace fotos que luego trata de vender a los medios. Es joven y ha estado durante toda la protesta con los chavales, tiene amigos en el grupo. La policía se dirige a él, le dice que no puede hacer fotos cuando descubren que no trabaja para ninguna agencia, le amenazan de las consecuencias legales de que alguna foto con el rostro de un policía aparezca en alguna red y proceden a “afiliarlo” (pedirle el DNI y tomarle los datos). Con disimulo me entrega su tarjeta de memoria para salvar las fotos (después, todo hay que decirlo, no se la intentan requisar). Los viandantes pasan extrañados, preguntan, algunos reprochan a la policía, que se muestra con excesiva soberbia, amenazante, nerviosa y desconsiderada. Parecería que hubieran detenido a un comando de ETA. Un chico ajeno a los manifestantes que andaba por allí se queja airadamente de la actuación policial. Lo llevan junto al furgón y también lo “afilian”. La policía echa a los “curiosos” que se paran aunque a mí, sin embargo, nadie me echa ni me “afilia” y permanezco junto al joven fotógrafo, al que devuelvo su tarjeta de memoria cuando lo dejan marchar.

    De la otra acera traen a un chaval detenido. 3 policías lo conducen a un furgón. Lo llevan de mala manera y él grita de dolor. De sus brazos esposados a su espalda tiran hacia arriba, lo que hace inclinar el cuerpo hacia delante. Debe ser muy peligroso, medirá poco más de metro y medio y lo llevan entre 3 tiarrones de metro noventa.

  • Se llevan a una chica detenida en un coche patrulla. El joven fotógrafo la conoce como conocía al chico anterior. Llama a su hermana para darle la noticia porque estima que la chica tardará en poder usar el móvil. La hermana no lo cree, piensa que se trata de una broma. No es una broma, es cierto.
    El chico me cuenta que oposita a policía. “No seas antidisturbios, son todos unos hijos de puta” le digo, como así siento. Creo que hoy se le han quitado las ganas que pudiera tener. “Pero si los chavales no han hecho nada” repite, “he estado con ellos durante toda la manifestación y no han hecho nada”.

  • Busco la noticia en la prensa digital. Encuentro bien poco y ninguna imagen (espero que el fotógrafo pueda vender alguna a algún medio y la veamos mañana). Hay 3 detenidos a los que se les imputa un delito de desórdenes públicos. Se supone que lanzaron objetos e insultaron a la policía durante la marcha. Ya no sé si entre esos 3 está alguno de los que conmigo hablaban antes de ser “placados” por los antidisturbios. Si es así, y es muy probable, solo puedo decir que no me creo los cargos.

  • Que cada cual juzgue. Yo se lo decía a algunos de esos chicos mientras lloraban de rabia e indignación. Y también de miedo. “Es lo que quieren, que tengáis miedo. Que no vayáis a las manifestaciones, que os quedéis en casa o en clase. No os dejéis intimidar, seguid luchando. Con cabeza pero luchad. Por vuestros derechos, por la justicia, por vuestro futuro y el de los hijos de vuestros verdugos”

  • Hoy he visto a la policía convertida en las Fuerzas del Desorden Público.

    9 de mayo de 2013
    Julio Miralles