Posts etiquetados ‘manipulacion’

Cada mes visita el centro donde trabajo un operario de la empresa que tiene asignado su mantenimiento, un buen muchacho con el que habitualmente intercambiamos algunas palabras más que un simple saludo. En los tiempos que corren no es de extrañar que en más de una ocasión nuestra conversación haya tratado sobre la situación y el futuro de Catalunya, y aun siendo castellano parlante e hijo de inmigrantes siempre se ha manifestado, con todo su derecho, favorable a la independencia. Hasta aquí todo muy correcto. Pues no es extraño que quienes llegaron a estas tierras, empujados por la necesidad y fueron bien acogidos y consiguieron asegurarse en Catalunya un futuro, o sus hijos/as y nietos/as, se sientan tan catalanes como el que más y puedan apoyar la independencia. Lo que me sorprende en algunos casos de quienes defienden un ideal u otro, con todo su derecho, es intentar defender su postura utilizando argumentos poco contrastados o pueriles. Y en este caso fue así.

Recuerdo como hace ya bastante tiempo este muchacho me dijo plenamente convencido que en una Catalunya independiente no pagaríamos autopistas pues la responsabilidad de tener todas estas vías de pago no era más que del estado, algo incierto pues las concesiones son revisables y son por tiempo determinado prorrogables, por lo que la Generalitat ha tenido oportunidad de recuperarlas y asumir el coste del mantenimiento de estas vías, pero no lo han hecho. No olvidemos que tras las concesionarias de las autopistas de peaje, así como esas autopistas encubiertas que sin tener que pagar un peaje de manera directa existe un compromiso de abonar unas elevadas sumas de dinero público a sus adjudicatarias por el servicio que prestan, están algunas grandes empresas catalanas, nacionales e internacionales, en algunos casos demasiado cercanas a algunos partidos o importantes políticos de esos partidos (como podrían ser algunas de las empresas participadas por la familia Sumarroca).

Pero lo que a mí y un compañero de trabajo nos hizo mucha gracia, cuando hace pocos días volvimos a ver a este muchacho de la empresa de mantenimiento y volvió a sacar a conversación el monotema, fue su pleno convencimiento de que una Catalunya independiente podría a corto plazo ponerse al mismo nivel económico que Suiza o Luxemburgo.

Entiendo que ante la dificultad de poder saber a ciencia cierta lo que podría representar para Catalunya y su ciudadanía a corto, medio o largo plazo el ser un estado independiente, no existe necesidad alguna de defender los ideales en base a especulaciones pues al final se reduce todo a una cuestión de sentimientos y de una posible desafección hacia una nacionalidad y país al que no consideras como tuyo.

Los nacionalismos (en nuestro caso centrífugo y centrípeto) hace tiempo que juegan con datos y cifras para intentar hacernos entender, gracias al control que unos y otros tienen de ciertos medios de comunicación, o de lo bien que se nos trata a los catalanes por parte del estado y que los malos son los otros, o en caso contrario para seguir predicando el tan recurrente “España nos roba”. Argumentos que desgraciadamente pocas veces se contrastan, y tenemos la mala costumbre de creernos aquello que queremos creer, pues si perdiéramos algo de nuestro tiempo en buscar y leer información, como podría ser al respecto de lo que aportan las diferentes comunidades y lo que reciben te das cuenta que como siempre nada es blanco ni es negro, todo está lleno de matices y de una gran variedad de grises, grises como los que conforman la neblina que acaba tapando la realidad.

Financiación autonómica

Cada uno es libre de pensar, hacer y votar a quien le plazca pero a la hora de informarnos sería interesante que comenzaramos a contrastar la información. No olvidemos que el totalitarismo de ciertos regímenes y gobiernos se sustenta en el control, la manipulación y cuando esto falla siempre queda la represión policial y judicial, y ejemplos de esto último también los tenemos desgraciadamente muy cerca.

Estamos en tiempos difíciles, sobre todo para los/as catalanes/as, donde el totalitarismo e imposicionismo de los poderes del estado y su nula voluntad de buscar el dialogo, y la manera que algunos han jugado a sacarle provecho a la intransigencia de un Gobierno despótico y colonialista, en lugar de buscar un acuerdo y estrategia común con otras fuerzas políticas para buscar una regeneración democrática, nos ha llevado a algo así como a la superación del límite de torsión. Dos fuerzas opuestas se han empeñado en mayor o menor medida en retorcer la situación y si ninguno ceja en su empeño podríamos llegar a un punto de deformación permanente de la situación o incluso de ruptura traumática.

MSNoferini

P.D. Afortunadamente en el día de hoy, horas después de haber escrito esta entrada en mi blog, parece que desde la Generalitat se ha dado un pequeño paso para frenar esa torsión que comentaba.

Anuncios

Altsasua no es terrorismo

El diario El País de hoy (13/07/2017) publica un interesante artículo de Baltasar Garzón, en el que bajo el título “La nada terrorista de Alsasua” el exjuez nos da su visión como jurista del procedimiento abierto por los hechos acaecidos en un bar de la población Navarra de Alsasua, el pasado 15 de octubre de 2016.

A estas alturas supongo que con el tiempo y espacio dedicado al caso en los medios todos tenemos conocimiento de la historia de los ocho jóvenes que presuntamente agredieron a un teniente de la guardia civil y a un agente del cuerpo que, en ese momento, estaban en el local con sus parejas y libres de servicio. Un desagradable incidente donde por lo visto hubo insultos, golpes y un tobillo fracturado, y que ha llevado a la Fiscalía de la Audiencia Nacional a pedir un total de 375 años de cárcel para esos jóvenes, al responsabilizarlos de una agresión terrorista.

Aquí reproduzco parte del artículo del exjuez, habiendo omitido toda la parte más técnica del mismo:

[…]Calificar esto como conducta terrorista es una inconsistencia jurídica de gran envergadura y demuestra la debilidad de los argumentos de la magistrada. Primero habla ambiguamente del “ambiente”, no de la acción en sí misma; después, de estructuras populares a las que, al parecer, con el pretexto del AH (proyecto Alde Hemendik que en euskera significa “Fuera de aquí”, creado en el siglo pasado para presionar a servidores públicos para que abandonaran el País Vasco y Navarra), eleva a categoría de “organizaciones terroristas” olvidando que esa campaña, creada por ETA, se creó, exclusivamente, para desarrollarla a través de sus subestructuras EKIN-GPA, con fines terroristas que, en todo caso, quedaron vacíos a partir del 20 de octubre de 2011.

Dar al colectivo OSPA Mugimendua, como hacen jueza y fiscal, alcance terrorista implicaría que constaran, perfectamente definidos, los fines terroristas del mismo, según exigencia del artículo 373 del Código Penal. Pero no es así. Ni siquiera circunstancialmente. Lo expuesto, no pasaría de ser una mala anécdota judicial si no fuera porque hay personas privadas de libertad para las que se piden penas de prisión astronómicas.

Pero lo más grave de todo es que el Tribunal Supremo, al resolver la competencia entre los jueces de Pamplona y Audiencia Nacional, no haya frenado este disparate jurídico, alimentado, ahora, por una calificación fiscal fuera de toda mesura jurídica y lógica político criminal […]

Por tanto, solo existe la nada terrorista en el caso Alsasua y la decisión de la fiscalía de iniciarlo, bajo la anterior jefatura, con el regocijo del ministro Fernández Díaz, no se enmarcó en el contexto de la actividad terrorista de ETA, sino en el de la desnaturalización del concepto de terrorismo de los titiriteros, tuiteros, anarquistas, antisistema, okupas, personas que silbaban al himno nacional, que quemaban alguna bandera o algunas fotos del Rey. En esa línea, el escorzo del fiscal puede tener imprevisibles consecuencias. Por mucho que se afirme su presencia, ETA y sus proyectos desaparecieron y su desarrollo al servicio del terrorismo, también. Todos fueron vencidos por el esfuerzo de una ciudadanía comprometida con la democracia.

Ha costado mucho dolor llegar a la paz; hacerla sostenible es nuestra obligación y no arriesgarla con este tipo de ensayos que, al final, desempoderan a las víctimas y desmerecen la seria y contundente labor previa en el combate contra el terrorismo de ETA.

Poco más puedo añadir a la opinión de un jurista de la experiencia del señor Garzón, al compartir su misma visión de los hechos. Lo único que quizás me gustaría agregar es la tristeza que me da ver la deriva de este país y poder constatar la hipocresía de esa élite dominante, heredera de los vencedores de aquella confrontación civil que instauró una dictadura de casi cuarenta años, la cual se ha opuesto sistemáticamente, a través de su brazo ejecutivo (el Gobierno del PP), a la aplicación de la ley de la memoria histórica bajo el pretexto que el pasado pasado está y no conviene removerlo, pues con “la transición” ejemplar que tuvimos eso ya está superado y remover el pasado sólo puede traernos una confrontación innecesaria y odios subyacentes. Señores de la derecha española, esa dura derecha retrógrada y anclada en esa anacrónica España colonial, que vergüenza da su uso de esa doble vara de medir en beneficio de sus intereses, ¿acaso, utilizando esa lógica suya de no despertar los fantasmas del pasado, no ha llegado también la hora de pasar página sobre el terrorismo etarra? ¿No creen que es muy ruin seguir utilizando el terrorismo en su beneficio político? Si se produce un delito que la justicia actué, eso nadie lo discute, pero no busquen terrorismo donde no lo hay, ni busquen cabezas de turco para imponer la ley del miedo, ni para salirse con la suya.

MSNoferini

Podem Cercles

Para todos aquellos que me conozcáis o me hayáis leído de manera habitual sabréis de mi militancia política en Podemos, como también sabréis de mi cansancio y decepción. Pero lo cierto es que aun estando bastante desilusionado con los derroteros por los que parece deambular nuestro partido no tengo intención, para desgracia de algunos, de abandonar el partido. Creo, tal como he dicho en alguna otra ocasión, que irme ahora sería como una derrota y pienso que aun puedo aportar mucho. Pienso que las personas críticas y sinceras, pero siempre desde una perspectiva constructiva, somos muy necesarias en proyectos políticos como en el que estamos inmersos.

Y dicho lo dicho mencionar que tras la elección de los nuevos órganos ejecutivos de Podem Catalunya y su Secretario General me prometí, y así lo dije públicamente, que les daría un margen prudencial de tiempo antes de abrir boca y si se lo mereciesen criticarles, cosa que espero que no suceda.

No desvelo nada nuevo si digo que la candidatura que se hizo con la victoria en estas pasadas elecciones internas, copando buena parte de los 35 puestos (34 CCA y 1 de la SG), no contaba con mi apoyo ni tampoco con mi confianza. Los motivos ya no vienen al caso. Lo único que puedo decir es que estos compañeros/as, y todos los que forman el nuevo Consejo Ciudadano, les espera el difícil reto de enderezar la situación en Podem Catalunya y recuperar unos valores que parecen haberse perdido por el camino, a la vez que van a tener la responsabilidad en algo tan importante como decidir el futuro de nuestro partido, un futuro que algunos compañeros y compañeras entienden que ha de pasar por una confluencia de partidos o por una unión en un partido instrumental.

Desde la militancia, que no los inscritos –ya que cualquiera puede ser inscrito–, somos mayoría los que, al igual que se ha visto en Galicia, rechazamos la creación de un partido instrumental que absorba o fagocite a Podem Catalunya. Creo que la mayor parte de los miembros activos de Podemos –pues no son pocas las sospechas de que una buena parte de los inscritos, a los que ya he hecho referencia, fueron inscritos por otras formaciones con el fin de poder tener un cierto control sobre las decisiones que se pudieran tomar a la hora de votar– aceptamos y/o apoyamos cualquier confluencia electoral que pueda servir para tener el mayor número de apoyos a la hora de entrar en las instituciones y trabajar en beneficio de la ciudadanía, pero nos negamos a aceptar la creación de un nuevo partido en el que integrarnos.

No somos pocos los que nos preguntamos ¿qué necesidad existe de crear un nuevo partido que venga a suplir a Podemos en Catalunya si ya existimos nosotros? ¿No somos acaso un partido transversal totalmente abierto a todas aquellas personas que vengan a sumar con la única condición de aceptar nuestros Principios Éticos? ¿No hemos aceptado la integración de otros partidos en nuestras filas, como Revolta, y hemos permitido que una parte de sus miembros ocuparan buena parte del Consell Ciutadà de Catalunya? ¿Por qué hemos de ser nosotros los que siendo el actor con mayor tirón entre el electorado deba renunciar a nuestro nombre en beneficio de la élite que se encuentra tras el nombre En Comú?

Hace pocos días los compañeros de Galicia nos enseñaron el camino a seguir en Catalunya, sometiendo a votación entre sus inscritos cuál debía ser la fórmula que debía elegir Podemos Galicia para concurrir a las próximas elecciones autonómicas a su parlamento, y con muy buen criterio la pregunta tenía dos posibles respuestas: a) Como una confluencia electoral con los diversos actores del cambio, y b) En solitario. Tras someter la pregunta a consulta el resultado fue ir a las elecciones en una coalición electoral. Lo que por lo visto no ha gustado a quienes convirtieron la coalición En Marea en un partido, llevando a los diferentes actores de dicho proyecto a negarle a Podemos Galicia esta forma de asociarse y cerrando la puerta a poder concurrir juntos a las próximas elecciones gallegas.

Compañeros y compañeras que vais a llevar el peso de la negociación, con En Comú, ICV, Equo Procés Constituent y no sé cuantos más, desde aquí os pido dos cosas: una que toda negociación cumpla con esa máxima nuestra que constituye un pilar en este partido aunque por desgracia no siempre se ha cumplido, máxima transparencia y que sea “con luz y taquígrafos”; y dos no negociéis algo si previamente los militantes e inscritos no hemos decidido si queremos  unirnos o hermanarnos, y cuál ha de ser la forma elegida para hacerlo.

También me gustaría hacer referencia a que el próximo 25 de septiembre no sólo va a haber elecciones para la Xunta de Galicia pues también nuestros hermanos de Euskadi están llamados a las urnas, lo que les ha llevado a afrontar el reto de negociar e intentar cerrar por primera vez un acuerdo con diversos actores políticos en busca de una confluencia electoral. El resultado de esa modélica negociación ha sido el cerrar un excelente acuerdo, a la espera de ser ratificado por su militancia, en la que a la hora de confeccionar la candidatura el peso de Podemos Euskadi, IU y Equo será proporcional al peso que cada una de las formaciones ha demostrado tener en las últimas elecciones y en la vida política en Euskadi, lo que les va a suponer tener una representatividad del 83% para Podemos, un 12% para IU y un 5% para Equo. El hacer referencia a esta negociación y su resultado viene a cuento de que si al final se cerrase algún tipo de acuerdo, por así desearlo las bases, debemos ser los suficientemente inteligentes como para saber darle a cada partido u organización el peso real que pueden tener en la confección de cualquier candidatura, no podemos volver a caer en el errores cometidos hasta la fecha que en la confluencia con ICV en ese esperpento de candidatura llamada Catalunya sí que es pot permitimos que a día de hoy ICV tenga a 7 de 11 representantes en el Parlament y nosotros 4; o en la confluencia al Parlamento estatal donde concurrimos con la marca En Comú Podem, siendo el número de representantes electos 12 y de los cuales En Comú tuvo 5, ICV-Euia tuvo otros 5 y Podem Catalunya se quedó con sólo 2 representantes.

En conclusión:

1.-Aunque a algunos no nos guste la idea de la confluencia la aceptaremos si la militancia así lo decidiera en beneficio de sumar apoyos en la búsqueda de un cambio político, otra cosa es aceptar la creación de partidos instrumentales pues muchos consideramos esta opción inviable por entender que atenta contra nuestros propios principios.

2.-La militancia ha de tener conocimiento desde el minuto cero de cómo se lleva a cabo la negociación.

3.-A la hora de negociar una posible confluencia electoral se ha de hacer entender a las otras partes que nosotros somos el actor principal de dicho proyecto, lo que nos debería llevar a conseguir a un acuerdo similar al negociado por nuestros hermanos de Euskadi, salvando las distancias y teniendo en cuenta de que hay mayor número de actores en el proyecto.

Por lo tanto visto lo expuesto simplemente añadir que si debemos negociar una confluencia se acabó considerar a ICV y EUiA como dos entes diferenciados, se acabó darle a En Comú todas las ventajas y permitir que se crea el eje central del proyecto, se acabó el que otras formaciones y organizaciones minoritarias tengan mayor representatividad de la que les correspondería por su pasado y su peso político. Y si no quieren entenderlo o aceptarlo nos olvidamos de quienes no nos respetan y tomamos la misma vía que han tomado nuestros compañeros de Galicia, presentarnos solos como Podem Catalunya, que ganas ya tenemos. Ya se acabó el ser ninguneados y el ser la mano de obra de nadie, somos Podemos y nacimos para conquistar los cielos o lo que es lo mismo, las instituciones.

MSNoferini

Estrategias y mentiras

Publicado: junio 8, 2016 en Uncategorized
Etiquetas:, , ,

A medida que nos vamos acercando al 26J se comienzan a vislumbrar cuales pueden ser las estrategias de los diferentes partidos políticos, y por lo que se va viendo el Partido Popular piensa basar toda su campaña electoral en dos ejes fundamentales: desprestigiar y difamar a sus rivales políticos, y venderse como los principales artífices de la recuperación económica gracias a haber sabido contener el déficit y haber creado empleo.

Una vez más se ve que el juego sucio y las mentiras se convierten en santo y seña del partido del señor Rajoy. Y cuando hablo de mentiras no lo hago en referencia a las que seguramente se verterán sobre los otros partidos, especialmente el partido del señor Iglesias, lo hago en referencia a la tan pregonada recuperación económica.

Según nuestro Gobierno en funciones, gracias a su buena labor, han sido capaces de contener el déficit; cosa que según parece es cierta, pero el precio que se ha debido pagar, sobre todo entre los que menos tienen, ha sido muy alto; y han sabido reducir los desempleados en dos millones menos de los que se encontraron cuando llegaron a la Moncloa.

¿Es cierto que en estos cuatro años y seis meses se han logrado crear 2 millones de empleos? Porque cuando hablan de la bajada del desempleo será porque la mayoría de esas personas han dejado de estar “ociosas” en sus casas para ponerse a trabajar, ¿no?

Pues NO. El desempleo baja porque el sistema de cálculo no es correcto ni fiable. Porque entre otras cosas se fijan más en las personas que se apuntan a las listas del Instituto Nacional de Empleo o sus equivalentes en las diversas comunidades autónomas, en lugar de mirar el número de trabajadores en situación de alta laboral. Sin olvidar lo bien que les ha venido el elevado número de personas que han abandonado nuestro país intentando garantizarse lo que aquí se les negaba, el derecho al empleo y a una vida digna –y que la todavía Ministra de Empleo rebautizó como movilidad exterior–.

Cuando el Partido Popular llegó al gobierno, el 20 de noviembre de 2011, teníamos, según los datos proporcionados por la Tesorería General de la Seguridad Social, 17.204.030 trabajadores en alta laboral, y se tenían contabilizados más de 6 millones de desempleados. Por lo tanto lo normal sería, que si alguien quiere ponerse medallas diciendo que ha conseguido reducir el desempleo en más de 2 millones de personas será porque han sido capaces de crear empleo para todos ellas, o para una buena parte ellas.

Miremos los números del pasado mes y salgamos de dudas: Hace dos meses, por fin, se consiguió rebasar en número los trabajadores en alta que se encontró el Partido Popular como herencia del anterior Gobierno del PSOE en noviembre de 2011. Y a la finalización del mes de abril se ha producido un nuevo incremento de los trabajadores en alta respecto al mes anterior, lo que ha dejado la cifra de los trabajadores en alta –sin olvidar que ya han comenzado las contrataciones propias de la época estival y el número de trabajadores contratados en el sector de la hostelería se ha incrementado respecto a otros años- en 17.536.670 personas. Lo que quiere decir que desde la llegada al poder del PP al día de hoy tenemos a 332.640 personas más trabajando, una cifra que pone en tela de juicio a quienes quieren hacernos creer que han sabido, con sus políticas y nefastas reformas laborales, reducir los desempleados de seis a cuatro millones.

Y para quien quiera usar el argumento de que buena parte de esos dos millones de desempleados han desaparecido de esa estadística por haberse jubilado, decirles: que la serie histórica de jubilaciones de noviembre de 2011 a mayo de 2016 nos demuestra que el número de estos solamente se ha incrementado en unas 430 mil personas dejando el total de jubilados en nuestro país a la finalización de mayo en 5.712.582. Pensionista  –una buena parte de los cuales cada día cuentan con unas pensiones cada vez más bajas–  que en breve pueden ver peligrar el pago de su pensión si el próximo Gobierno no sabe encontrar una nueva fuente de financiación, dado el estado de la caja de las pensiones y la cada vez menor cantidad que se recauda en cotizaciones a la Seguridad Social  –sea por el exceso de bonificaciones en las cotizaciones o por el notable incremento de los contratos a tiempo parcial, más de 3.300.000–.

Una vez más queda de manifiesto cómo se nos manipula. Si este Gobierno realmente hubiera sido capaz de crear 2 millones de empleos de calidad a buen seguro que ganarían holgadamente estas elecciones, y hasta serían muchos los que les perdonarían sus múltiples casos de corrupción y la manifiesta ineptitud de su cabeza de lista. Pero no es este el caso.

Corrupción, mentiras y un total desprecio hacia la ciudadanía

Otra de tantas mentiras que sería bueno no olvidar.

Churras y merinas, dos especies de ovejas que se han hecho famosas gracias a aquel dicho que dice de no mezclarlas, pues la calidad de sus lanas es bien diferente. Y es que en este país somos muy dados a mezclar y a confundir, de manera inocente por despiste o intencionadamente buscando beneficio con ello, sea lana o sean otras cosas. Y en política, así como los medios de comunicación, parece que cada día son más dados a confundir o a querer confundir, y no ya ovejas, sino hechos.

El volumen de noticias que se generan a diario y el caudal de información que se nos transmite es elevadísimo, y los medios de comunicación e información son los encargados de desgranar lo que en teoría es más importante para proceder a su difusión, pero buena parte de las noticias que se seleccionan para su difusión responden a unos criterios, que desgraciadamente de objetivos poco tienen, y vienen más dados por la línea editorial del medio y a su posicionamiento ideológico.

El posicionamiento ideológico de la mayoría de medios, o de quienes están detrás de ellos, es evidente, y algo totalmente lícito, pero la total subjetividad con la que tratan a ciertos temas y rivales políticos, olvidándose de toda ética y mostrando un total desprecio por su código deontológico, no tanto. Y esto se ha hecho aún más patente con la aparición en la escena política de Podemos y las confluencias en las que participa, y que desde esos medios no han parado de llamar populistas o antisistema.

Parece que con tal de desprestigiar a los rivales políticos ahora todo vale, y el establishment no tiene reparo alguno en utilizar los medios e incluso en instrumentalizar la justicia con este fin. Se podría decir que algunos se están comenzando a poner nerviosos ante la perspectiva de ver afectados sus intereses; lo que ha llevado a sus medios a la criminalización de hechos y personas sin importarles distorsionar o falsear la realidad o el daño que pudieran causar, porque el fin justifica los medios, y ese fin no es otro que perpetuarse en el poder o no perder ni un ápice de este.

Todos tenemos muy presente lo que ocurrió hace unas semanas, donde ciertos medios, al igual que el Partido Popular, se explayaron criminalizando a dos titiriteros contratados por el ayuntamiento de Madrid. Un desafortunado desliz, o metedura de pata, a la hora de planificar una función de títeres para niños sin tener conocimiento de la idoneidad de dicho espectáculo llevó, tras la pertinente denuncia, a encarcelar a los dos artistas que realizaron la función, y que ciertos medios utilizaron para ensañarse y desprestigiar a Manuela Carmena y a sus regidora de cultura. Y estos últimos días la noticia es el juicio de Rita Mestre, portavoz del ayuntamiento de Madrid, a la que se le está dedicando mucho espacio y tiempo en los medios por lo que una gran mayoría consideramos un hecho intrascendente o de poca trascendencia y que no justifica el seguimiento mediático que se le está haciendo.

La señorita Mestre participó en lo que a los sumo podríamos considerar como una iniciativa de protesta poco acertada en la universidad Complutense en el 2011, cuando en compañía de otras compañeras de la universidad entraron en la capilla a torso desnudo, pero que le puede representar una condena de hasta un año de prisión. Pero al igual que le ocurriera al señor Guillermo Zapata, compañero de partido y excompañero en el mismo ayuntamiento, su principal delito no es meter la pata o herir los sentimientos de unos cuantos con sus escritos o actos, su principal delito, y por el que la maquinaria de destruir y triturar la ha tomado con ellos, es ser de Podemos. El establishment se ha propuesto luchar contra quienes les están apartando del control de las instituciones, como podría ser en este caso el ayuntamiento de Madrid, y en su cruzada contra los perro flautas todo vale.

Pero claro para algunos, casos como los mencionados en el ayuntamiento de Madrid o el cargo de artículos de aseo para el alcalde de Zaragoza, Pedro Santiesteve, para tener en su despacho, entre los que se encontraba una gomina, son aparentemente de tal gravedad como lo podría ser la Gurtel, la Púnica, la operación Taula en Valencia o la financiación irregular de todo un partido.

La cuestión no es saber de ovejas, ni discernir lo que está bien de lo que está mal, la cuestión es que los medios no pueden entrar en este juego partidista y barriobajero de tapar las miserias de unos al tiempo que se destripa a los otros. Los medios de comunicación (el cuarto poder) han de ser independientes y no pueden estar al servicio de nadie que no sea el conjunto de la ciudadanía, pues el cometido de cualquier medio serio está en informar de la manera más objetiva posible, y siempre desde el respeto a la verdad y a la ética.

MSNoferini

Ovejas

Hace tiempo que utilizo este blog para denunciar a través de él ciertos hechos y noticias o simplemente decir la mía. Soy consciente de que a través de un blog no tienes la misma difusión que podrías tener a través de otros medios de comunicación pero a veces es difícil o imposible esperar que algunos diarios te cedan un hueco, pero lo cierto es que muchas veces tampoco pretendo el tener una gran difusión sino utilizar mi pasión por la escritura como una válvula de escape a mi indignación y un ejercicio para mi propia salud mental, porque con la que nos está cayendo encima o tienes la poca vergüenza de darle la espalda a los problemas, en caso de haber conseguido salir más o menos indemne de la actual situación, o tienes que buscar una fórmula para luchar y soltar toda la frustración que se puede llegar a acumular.

En el día de hoy mi frustración y mi idignación es mucha. Cómo no voy a sentir una tremenda frustración y a estar indignado con el sistema y los políticos de este país cuando veo como un buen amigo y su familia se hayan en una desesperada situación que les pueden llevar perder su vivienda como una causa directa de las nefastas e injustas políticas hechas por personas que, en algunos casos, poco pensaron en sus semejantes y mucho en buscar la forma para enriquecerse, como podría ser el caso, destapado durante el día de ayer, del exministro de economía Rodrigo Rato.

Don Rodrigo Rato ¿qué decir de este tipejo? quizás lo primero sería hacer mención que por lo visto de casta le viene al galgo, porque al final podría acabar entre rejas de igual forma que lo hizo en su día el que fuera su padre (Ramón de Rato Rodríguez San Pedro). Pero no quiero hacer una biografía, porque para eso ya podéis entrar en otras páginas; preferiría hacer mención a la forma como han dado y reflejado la noticia los diversos medios escritos y cual podría ser el fin de esta historia, o mejor dicho del periplo judicial de don Rodrigo.

Al echar un vistazo a la prensa del día y a la noticia de la temporal detención del que fuera ministro de economía, vicepresidente del gobierno (PP), director del FMI y presidente de Bankia me ha chocado ver las diferentes fotografías, de este mamarracho, publicadas por los diversos medios para ilustrar la noticia en sus portadas. En innumerables ocasiones he hecho mención a algo que es más que evidente, falta de objetividad de buena parte de los medios de comunicación. Casi todos los medios tienen una determinada ideología y a la hora de dar una noticia buscan el enfoque más adecuado a sus intereses, y no pasa únicamente por exponer su visión a través del redactado de la noticia, pues como “una imagen vale más que mil palabras” que mejor manera que utilizar la fotografía que mejor se adapte al mensaje a difundir.Y para dejar patente la importancia que se le da a la imagen gráfica de toda noticia, y como esta puede ser muy diferente en función de la ideología del medio, ilustro este escrito con cuatro fotografías aparecidas en otros tantos diarios de tirada nacional.

¿Podríais decir la ideología de un diario por la fotografía utilizada en este caso?

¿Podríais decir la ideología de un diario por la fotografía utilizada en este caso?

Está claro como los diarios económicos –los cuales no son más que diarios de adoctrinamiento en economía neoliberal- y los medios más conservadores y afines al Partido Popular son los que ilustran la noticia de la detención del pedigüeño señor Rato con una fotografía en la que el susodicho individuo parece mantener una cierta dignidad, previa a su introducción en el coche tras el registro de su casa.

No sé si el señor Rato será condenado, si ingresará en prisión –tengamos en cuenta que tiene causas abiertas por su gestión de Bankia y las famosas tarjetas Black, y ahora se le acusa de fraude, blanqueo, tráfico de divisas (12 millones) y alzamiento de bienes para evitar un embargo por su responsabilidad en el “caso Bankia”-, ni si llegado el momento será amnistiado, pero este servidor hace tiempo que tiene una teoría. Esta teoría no es otra que preguntarse si a muchos de estos personajes, de bajos instintos y altas aspiraciones, cuyos excesos y delitos son tan evidentes que poco se puede hacer para evitar que salgan a la luz, no les convendrá que se hagan públicos en estos momentos y acelerar sus procesos, pues con un cambio de gobierno y con ello de las altas instituciones judiciales se podrían encontrar con una justicia más independiente, y lo que eso podría representar para sus causas.

Ojalá sea una estúpida teoría y que gobierno quien gobierne la justicia consiga hacer pagar a estos criminales que, como el señor Rato, hundieron un país y con ello consiguieron llevarnos a esta desastrosa situación en la que nos hallamos, y ojalá que en breve podamos ver como el pueblo consigue sacar de sus escaños y despachos a todos estos incompetentes y aprovechados para conseguir una renovación total de la política, de las instituciones y así poder tener de una vez por todas una plena y justa democracia, que entre otras cosas no permita que nadie pierda su vivienda por no poderse hacer cargo del pago de su hipoteca o alquiler.

MSNoferini

FPTodos somos conscientes de que el color de las cosas depende mucho del prisma ideológico con el que se mire. Y esto viene al caso de una noticia aparecida este pasado viernes (10/04/15) sobre la valoración que la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) ha hecho de la Formación Profesional en Europa. Tal como se puede ver el titular de la noticia aparecida en dos medios, uno el ultraconservador y subjetivo diario la Razón para el cual la Formación Profesional está mejor que nunca, y el otro el conservador diario el Mundo (http://www.elmundo.es/espana), el cual en alguna ocasión aun conserva una cierta objetividad, que deja bien claro con su titular lo que seguramente se asemeja más a la realidad: “España no da la talla en la FP”.

La OCDE, la cual realmente sólo se preocupa de la salvaguarda de los ideales y políticas neoliberales, cree que se han hecho esfuerzos en nuestro país para mejorar la calidad de la FP pero advierte que “pocos estudiantes españoles cursan FP y, de éstos, aún menos tienen la oportunidad de cursar programas con la metodología de aprendizaje basado en el trabajo, tal como lo hacen muchos de sus homólogos europeos”.

Lo cierto es que en un país como el nuestro en el que el sistema educativo se desangra; al caer la inversión (según algunas fuentes los recortes podrían rondar los 20.000 millones desde el inicio de la crisis), incrementarse el número de alumnos y disminuir el profesorado; es fácil entender la degradación de la FP y la falta de plazas para todos aquellos que quieran cursar esta modalidad de estudios.

Tal como expone el profesor Pedro Uruñuela en el libro del Gran Wyoming, «No estamos solos»:

En los años noventa, el principal avance que aporta la Ley Orgánica General del Sistema Educativo (LOGSE) es que extiende la educación obligatoria hasta los dieciséis años y, por lo tanto, retrasa la elección temprana por parte del alumno de si quiere ir al bachillerato o la formación profesional. La LOMCE quita esto y dice que desde antes, desde que un alumno se ve que empieza a tener problemas, se le derivará a la formación profesional. Con quince años se le manda a la formación profesional básica.
[…]¿A dónde nos lleva la formación profesional básica? A ningún lado. Va a dar titulación de cualificación profesional de primer grado. Un primer grado son profesiones como celador, jardinero… ¿Hay continuidad después entre la formación profesional básica y los ciclos formativos de grado medio? En un primer momento, la ley decía que no, pero las protestas de mucha gente –incluidas las administraciones educativas de comunidades autónomas- hicieron que se rectificase y quien terminara la formación profesional básica pudiera entrar en los ciclos formativos de grado medio. Pero ahora regular los ciclos de grado medio, previniendo que puede haber más demanda que oferta de ciclos formativos –un problema muy serio que tenemos en todas las comunidades autónomas-, se pueden establecer determinadas medidas para seleccionar a los alumnos. Se pone un filtro. Si yo he hecho formación profesional básica y tengo que competir con compañeros y compañeras que han terminado la ESO, tienen el título de graduado, o gente que viene del bachillerato, no tengo posibilidades. No han garantizado un mínimo de plazas en los ciclos de grado medio para estos alumnos. Todo queda un poco al albur de que haya mayor o menor demanda. Por mencionar unos datos: en la Comunidad de Madrid en los últimos años estamos teniendo entre ocho y diez mil solicitudes que no se pueden atender de chicos que quieren estudiar en ciclos formativos de grado medio. No hay plazas. Lo más fácil es decir:”Pongo un examen y ya está”, cuando tendrías que invertir, ofrecer más plazas, ofrecer más posibilidades a esos alumnos para que salieran adelante…

Sin entrar a valorar en profunidad la complejidad de la actual FP y todas sus carencias creo que queda claro que si tenemos valorarla de una manera objetiva, así como el rumbo que ha tomado el actual sistema educativo, el titular más correcto es: “España no da la talla en la FP, como tampoco lo da en muchas otras cosas”, y todo por obra y gracia de las desacertadas políticas neoliberales y los desmesurados recortes.

MSNoferini