Archivos para marzo, 2014

Democracia real ya

Estamos en un momento ciertamente difícil en el que sea por la crisis o por la mala gestión de nuestros gobernantes, o quizás por ambos motivos, son muchos los ciudadanos de este país que lo están pasando francamente mal, creando con ello un descontento general. Y la prueba de este descontento quedó clara en la multidinaria manifestación del pasado día 22. Una cifra que debería rondar el millón de personas se hicieron sentir en Madrid, aunque las cifras oficiales han querido falsear la realidad llegando a informar que el volumen de manifestantes no sobrepasaba de los 50.000.

Esta constante manipulación a la que nos vemos sometidos por nuestros gobernantes y por una buena parte de los medios de comunicación, más preocupados de servir al poder que de mantener la objetividad de la que debería hacer gala la profesión, unido a la forma en que se nos está gobernando debería hacernos plantear si España es realmente un país democrático.

Planteémonos por un momento cuales deberían ser los pilares en los que debería sustentarse toda democracia y veamos si se cumplen.

Uno de los puntos básicos de toda democracia es la separación de poderes, todo estado que se considere democrático debería evitar que el poder ejecutivo pudiera controlar o interferir en el poder legislativo y judicial.

En España hemos podido ser testigos de como el gobierno de la nación, el poder ejecutivo, está modificando el ordenamiento jurídico, las leyes, a golpe de Real Decreto gracias a que al contar con mayoría absoluta en el Parlamento, congreso y senado. Ya son unas cuantas las leyes aprobadas por el Partido Popular con carácter de urgencia y que no han contado con el respaldo de ninguna otra formación política.

Y si hablamos del poder judicial nos encontramos que todo gobierno de mayoría contará con una clara ventaja a la hora de la elección de los miembros de las más altas instancias judiciales, Tribunal Supremo y Tribunal Constitucional. La ley otorga la responsabilidad de la elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial (que son los encargados de proponer y elegir a algunos de los presidentes de sala del Tribunal Supremo, de los Tribunales Superiores de Justicia y dos miembros del Tribunal Constitucional), a las dos cámaras, el Congreso de los Diputados y el Senado.

Pero el poder de interferir de manera directa en la justicia, al margen de legislar a conveniencia, no solo se encuentra en el nombramiento de los miembros de los altos tribunales ya que como en la mayoría de países es el estado el que controla la fiscalía. Un órgano judicial que en los últimos tiempos parece cada vez tener menor independencia y trabajar más en beneficio del gobierno.

Tampoco deberíamos olvidarnos que cuando la justicia condena al alguien el poder ejecutivo dispone de un último recurso para enmendarle la plana al poder judicial, el indulto. Una solución democrática nacida para darle solución a aquellas injusticias que se pudieran dar en determinados casos en el ámbito judicial, pero que parece haberse convertido en la válvula de escape de algunos poderosos condenados por delitos de guante blanco.

Pero mi percepción de falta de democracia no sólo se sustenta en la separación de poderes, ya que para muchos la idea de democracia que tenemos es la de un sistema participativo, y este considero que debería ser el segundo pilar de obligado cumplimiento en un auténtico gobierno del pueblo y para el pueblo. ¿Por qué realmente es democrático depositar una lista de individuos en una urna cada cuatro años y confiar en que cumplan el programa presentado previamente a las elecciones?

Votamos a unas listas cerradas de individuos de las que no podemos excluir a ninguno de ellos, gusten o no, y las únicas vías que supuestamente se nos deja para participar a la hora de tomar decisiones o intentar modificar aquello que consideremos injusto es el referéndum y las Iniciativas Legislativas Populares.

En cuanto al tema de refrendar ante la ciudadanía aquellos temas que pudieran ser considerados de capital importancia en este país, desde la restauración de la democracia, sólo se ha dado en dos ocasiones, a la hora de decidir si entrabamos en la OTAN y cuando se pidió el refrendo de la población sobre la constitución europea.

Y si hablamos de ILP nos encontramos que de todas las que se han presentado a trámite, después de que algunos ciudadanos se hubieran esforzado a recoger las 500.000 firmas que la ley exige, sólo una ha prosperado. Siendo la gran mayoría rechazadas o lo que es lo mismo, acabaron en el cubo de la basura.

El tercer pilar básico que entiendo yo que debería tener todo estado democrático es el del respeto por los derechos y libertades más fundamentales, algo que para desgracia e indignación nuestra se están recortando, ya no sólo es una cuestión de unas peores pensiones, sanidad o educación sino unos recortes que nos retroceden a otras épocas no muy lejanas. Hemos visto como perdíamos una parte importante de nuestros derechos laborales, como no se ponía remedio al gran volumen de casos existentes de desahucios, con la aquiescencia de la propia administración, cuando la propia constitución garantiza el derecho a la vivienda, como se quiere limitar el derecho al aborto, y de ser aprobada la ley de seguridad ciudadana nos encontraríamos con el importante menoscabo de derechos tan básicos como el de reunión y manifestación.

Visto lo expuesto y teniendo en cuenta la forma en la que se está legislando beneficiando a quienes más tienen en detrimento de esa gran mayoría más necesitada. Una mayoría que ha visto como ante problemas tan acuciantes como el desempleo, la falta de recursos, la imposibilidad de hacer frente al gasto de su vivienda y un largo etcétera, poco se ha hecho por parte de quienes nos gobiernan o se han tomado decisiones que lejos de paliar tales injusticias las han perpetuado. Por lo tanto ¿creen ustedes que vivimos en democracia? Yo tengo clara mi respuesta, y esta es “NO”.

MSNoferini

La democracia.

Anuncios

Aquí os dejo unas cuantas fotografías que hice en la concentración de la Marcha por la Dignidad (todas menos la última).

Una concentración que fue todo un éxito de participación, por mucho que fuentes de la policía nacional hayan querido engañar a la gente dando como cifra estimada de participación en unas 36.000 personas.

Por mucho que la participación haya sido todo un éxito uno tiene la triste impresión que con nuestros actuales gobernantes de poco va a servir, ya que viven de espaldas al pueblo haciendo oídos sordos a nuestras reivindicaciones.

Miseria 2

Este próximo sábado 22 de Marzo confluirán en Madrid las diferentes columnas de ciudadanos que partieron hace ya algunos días de diversos puntos de toda la geografía peninsular con un único y claro objetivo, dejar claro el descontento general por la difícil situación en la que se encuentra nuestro país.

Motivos económicos para dejarse oír no faltan: las malas políticas que han llevado el desempleo a cifras superiores a los 6 millones de desempleados, los bajos salarios, el número cada vez mayor de trabajadores que deben buscarse la vida en el extranjero, el alto número de familias desahuciadas de sus viviendas por no poder pagar sus hipotecas a sus entidades financieras, las mismas entidades financieras que recibieron ayudas públicas por valor de 60.185 millones de euros de manera directa (una cantidad que ascendería a 221.279 millones si contáramos los avales), la existencia de una pobreza estructural que rebasa el 21% dela población, la pobreza energética, el ser el nuestro el país de la OCDE en el que más se ha agrandado la brecha entre ricos y pobres.

A estos motivos económicos expuestos le podríamos sumar el hartazgo de la ciudadanía que sufriendo de manera directa la difícil situación económica en la que nos hayamos ve como en España el número de políticos y altos cargos parece ser cada vez mayor, y con unos salarios y/o retribuciones que lejos de sufrir los mismos recortes que la mayoría de la ciudadanía no han dejado de subir. Políticos y altos cargos entre los que un número desproporcionado e indecente de ellos tienen procesos judiciales abiertos por múltiples delitos económicos.

Tampoco deberíamos olvidar la gran cantidad de recortes que nuestros dirigentes han hecho a fin de contentar a las altas instituciones económicas europeas y mundiales. Recortes que no siempre han sido económicos, como podrían ser las prestaciones sociales, sino principalmente en nuestros derechos, como podrían ser nuestros derechos laborales, educativos, sanitarios, etc. Recortes que uno se plantea si han servido de algo viendo que ni se genera empleo ni mejora nuestra situación, ya que todos los indicadores económicos demuestran que cara al próximo año nuestra deuda pública, sin contar la privada, puede llegar a rebasar el 100% de nuestro Producto Interior Bruto.

Por todo lo expuesto, como por otros tantos motivos que me he dejado de relacionar, sería más que recomendable que todo aquel que pudiera viajar a la capital del reino lo hiciera para dejar claro con ello a nuestros dirigentes que “el pueblo está más que arto” o dicho de una manera más directa y vulgar “¡nos tenéis hasta los cojones por hacernos pagar a nosotros vuestra incompetencia!”.

MSNoferini

mar22

Piramide social

¿Existen las clases sociales?

Estoy seguro que si antes de la crisis se hubiera formulado esta pregunta a cualquier persona de nuestro país hubiera contestado sin pensárselo “sí”. Y si le hubiéramos preguntado, ¿cuántas clases sociales existen en nuestro país?, seguramente casi todos nos habríamos inclinado por decir tres (clase alta, clase media y clase baja) , y es más que probable que algunos hubieran contestado de que dentro de cada grupo podían existir diversos subniveles, ya que al inculcarnos la idea de clases sociales a la gran mayoría se nos hizo creer que éramos afortunados pues estábamos situados en el centro justo  y que entre nivel y nivel habían unos cuantos escalones más (lo que nos colocaba en la clase media-media), y que en función de nuestro esfuerzo podíamos subir o bajar.

¿Pero realmente existen la clases sociales?

Tengo el recuerdo que cuando estudiaba la asignatura de antropología se nos decía que la idea de clase social no era una idea universal, ya que ni siquiera en todas las sociedades industrializadas de los países más desarrollados se tenía la misma concepción de clase social, pues a diferencia de los países en los que se inculca a sus ciudadanos desde pequeños la idea de pertenecer a una casta y por ello tener unos determinados códigos de conducta y relación con los demás grupos en función del escalafón en el que pudieran estar situados, la idea de clase social es algo más subjetivo y estrechamente relacionado con el poder adquisitivo de cada uno.

En la época en la que parecía que España era la tierra de las  oportunidades  -donde el más tonto podía encontrar un trabajo bien retribuido en el sector de la construcción o de la noche a la mañana podía montarse una prospera empresa en el mismo sector, y con ello, y la ayuda de los caritativos bancos, permitirse la compra de una fastuosa vivienda, un excelente coche y caprichos varios- la idea de clase social y de vivir en una sociedad justa, donde cualquier hijo de vecino podía ascender fácilmente en el escalafón social, era como un credo al que nadie o casi nadie cuestionaba.

Pero llegó esta crisis o estafa en la que continuamos inmersos y donde la mayoría de la ciudadanía malvive como puede y son muchos lo han perdido todo o casi todo y unos pocos aun se han hecho más ricos. Y no nos olvidemos de todos aquellos trabajadores o jubilados que a base de esfuerzo logró ahorrar una cantidad nada despreciable de dinero, y que en algunos casos les llevaron a creer de tener un estatus social diferente del que habían ocupado unos años antes, pero engañados por determinadas entidades financieras, con las famosas participaciones preferentes, vieron desaparecer sus ahorros o se les imposibilitó acceder a ellos, cosa que no les ocurrió a las grandes fortunas de esta país.

Porque pensémoslo con detenimiento ¿realmente tener unos cientos de euros más o un puesto de trabajo mejor retribuido nos pone en un escalafón social diferente? ¿a caso no somos la gran mayoría meros trabajadores, asalariados o autónomos, con unas obligaciones laborales que de no cumplirlas nos podría llevar a perder nuestro puesto de trabajo y quizás con ello hacernos perderlo todo incluida nuestra posición social? ¿el habito hace al monje, y más si ese hábito es prestado?

Abramos los ojos y seamos plenamente consciente de que existe una clase proletaria o de simples herramientas humanas del proceso productivo y una clase dirigente con el suficiente poder como para controlar al resto, una clase dominante que no necesita realizar un trabajo diario para garantizarse la supervivencia. Un grupo de personas con tanto poder como para hacernos creer la falacia de que trabajando podemos aspirar a entrar en nuevo nicho social mejor que el ocupado por nuestro entorno o el que pudieron ocupar nuestros padres, cuando la realidad es que a lo máximo que podemos aspirar con una mejor retribución fruto de nuestro esfuerzo es a tener más bienes materiales, capaces de darnos un adictivo efecto placebo capaz de hacernos creer de ser lo que no somos, pero que la mismo tiempo nos hace esclavos del sistema.

MSNoferini

Hoy os adjunto un artículo aparecido en el Heraldo de Aragón sobre cuatro “sin techo” que mal viven como pueden en la capital aragonesa. Una historia real para hacernos reflexionar y concienciarnos que un día les tocó a ellos pero tal vez, dada la situación en la que se encuentra este país, los siguientes seamos nosotros.

sin techo 2

Conchi tiene 43 años y es una de las 493 personas sin hogar de Zaragoza. Lleva botas y vaqueros donados por una amiga, duerme en un cajero y pide junto a Wenceslao en el paseo de la Independencia. Ella es natural de Zaragoza. Él de Tortosa. Los dos llevan cuatro años sin trabajo y nunca han cobrado el paro porque antes trabajaban sin contrato. Ella limpiando casas. Él aquí y allá, pero también en negro. Por eso mismo, tampoco cumplen las condiciones para cobrar la ayuda de los 400 euros.

En un bordillo de la calle de Alfonso I se sienta otro joven de 31 años. Por llamarlo de alguna manera, llamémoslo Alberto. Su aspecto es impecable: barba recortada, lavado y ropa en buen estado. Él es natural de Valladolid, su antigua pareja y sus dos hijos viven en Huesca y él se ha quedado estancado en Zaragoza. Ha trabajado de todo lo posible, ya fuese legal o ilegal, y ya se le terminaron el paro y las prestaciones. Cada tres meses tiene derecho a dormir seis días en el Albergue Municipal. El resto de noches, las pasa en un cajero junto a ‘un compañero’ en su misma situación. Aunque consigue ver a sus hijos de vez en cuando, nadie en su familia se imagina su situación.

Cada vez más jóvenes y más cercanos

La imagen del ‘mendigo del tetrabrick de vino‘ está cambiando y los zaragozanos se cruzan cada vez más con personas que, por la apariencia, podrían ser sus hijos o sus hermanos. Las historias que hay detrás se repiten una y otra vez y las resume Lucía Capilla, trabajadora social de la parroquia del Carmen: “Varios sucesos traumáticos unidos a la pérdida de trabajo en un breve periodo de tiempo y la falta de una red social de apoyo (familia etc)”. Sin embargo, la edad media de los transeúntes cae cada día más. La oficial es de entre 40 y 50 años pero Lucía es testigo de que cada vez aparecen más jóvenes en estas situaciones, incluso de 18 años.

Para Alberto fue el maltrato de su madre por parte de su padre alcohólico, su antigua relación con las drogas, la ruptura con su pareja y el cierre de la empresa en la que trabajaba. Para Conchi, su mala relación con sus padres, el rechazo de sus hijas y la falta de empleo. Wenceslao es más reticente a dar detalles de su vida. 

Los tres son jóvenes, tienen experiencia laboral en distintos sectores y aseguran que han empapelado toda la ciudad con sus currículos. “Tengo más esperanzas de conseguir algo ahora que se acerca la primavera“, informa Alberto. Él es optimista, está seguro de que esto es solo una mala época más.

Ducha diaria y ropa semanal

Duermen en cajeros, se duchan cada día en el Albergue Municipal y consiguen ropa de su talla una vez a la semana en el ropero. Piden dinero para comer porque todavía se sienten fuera de lugar en los comedores sociales a los que, según dicen, “van muchos borrachos” y en los que hay “muchos follones”. Unos días consiguen cinco euros, otros treinta o incluso cuarenta si la cosa va muy bien. Los tres se sienten abandonados por las ONG y los servicios sociales. Tenían una vida que se derrumbó y aunque pidan, es difícil verlos como mendigos.

Cuando llega la costumbre

Pablo es la otra cara de la moneda. Con 57 años y tras vivir siete entre albergues y cajeros agradece muchísimo el desayuno del albergue,la comida del comedor social de la parroquia del Carmen y el bocadillo que le dan para cenar. Se agacha a recoger las colillas del suelo pero nunca ha pedido dinero en la calle. Le daría vergüenza. Él sí se ha rendido y ha dejado de buscar trabajo. Lo intentó los dos primeros años. Asegura que echó “más de 150 currículos” y que recorrió todos los polígonos, pero nada. Ahora pasa los días leyendo en una biblioteca pública a la que accede con su Tarjeta Ciudadana y su mayor miedo es acostumbrarse a esta rutina. “Cuando me voy a dormir en un cajero con unos cartones y un saco de dormir pienso en lo dura que es la vida. Cuando me despierto y es de día me asusto porque no me parece tan mala”.

Él trabajó varios años como autónomo, luego fue albañil, después cayó en el alcoholismo y perdió a su familia y el empleo, todo de vez. Eso sí, asegura que lleva siete años sin probar la bebida, que él también se hubiese echado de casa a sí mismo y que si pudiese “le pegaría fuego a todo el alcohol del mundo”.

Aunque Pablo no tendrá derecho a cobrar una jubilación porque no llegó al mínimo de años cotizados, las trabajadoras sociales le han ayudado a tramitar la solicitud del Ingreso Aragonés de Inserción. Lo pidió hace tres meses y el tres de abril le dirán si se lo conceden o no. Si lo consigue, se alquilará una habitación “en cualquier hostal” e intentará comprarse una furgoneta “para huir de la ciudad y de esta vida y dormir siempre bajo techo”.

Cuatro entre quinientos

Como Pablo, Alberto, Conchi y Wenceslao hay 493 personas en Zaragoza según el último informe de la Cruz Roja. Unas 186 duermen cada día en la calle y el resto van rotando entre distintos centros y fundaciones. El Albergue Municipal, el Albergue general, El Refugio y la Parroquia del Carmen son las entidades que dan cobijo a un mayor número de personas cada noche. Estos servicios, junto al ropero y las duchas, son los más valorados por los transeúntes. 

SOMOS ESPAÑOLES. NO COBRAMOS NADA Y DORMIMOS EN UN CAJERO. NECESITAMOS DE VUESTRA AYUDA. HOY ESTAMOS NOSOTROS PERO MAÑANA TE PUEDE TOCAR A TI. BUSCAMOS TRABAJO Y ACEPTAMOS COMIDA. MUCHAS GRACIAS. SEAMOS SOLIDARIOS

El cartel dice: SOMOS ESPAÑOLES. NO COBRAMOS NADA Y DORMIMOS EN UN CAJERO. NECESITAMOS DE VUESTRA AYUDA. HOY ESTAMOS NOSOTROS PERO MAÑANA TE PUEDE TOCAR A TI. BUSCAMOS TRABAJO Y ACEPTAMOS COMIDA. MUCHAS GRACIAS. SEAMOS SOLIDARIOS

Motivos para unirnos a las Marchas por la Dignidad que el próximo día 22 de Marzo confluirán en Madrid, en una gran manifestación, no nos faltan. Todos aquellos que podáis acudir a la manifestación no os lo penséis, sentados en el sofá delante de la televisión los problemas no se solucionan.

Hace unas semanas apareció por fin la gran noticia, esa gran noticia que todo el mundo esperaba “la economía española vuelve a crear empleo”. Todos los medios de comunicación se hacían eco de la feliz noticia con titulares como “España crea empleo por primera vez en la crisis: 61.557 afiliados más que en 2013”,  “Báñez asegura que el mercado laboral ya se ha dado la vuelta y augura un nuevo ciclo”, “El número de ocupados crece por primera vez en la crisis y el paro baja”, “Los afiliados inscritos a la Seguridad Social, muestra que a 28 de febrero había 61.557 cotizantes más que hace un año. Esto supone el primer incremento interanual desde mayo del 2008, y deja la cifra total de trabajadores inscritos en el sistema en 16.212.304”.

Una gran noticia que, de ser cierta, nos debería alegrar a todos, porque nadie es tan mal nacido como para no alegrarse de se ponga solución al endémico problema del desempleo y de la actual situación de este empobrecido país.

¿Pero esta noticia, que se nos está repitiendo hasta la saciedad, es cierta? ¿realmente de una vez por todas hemos roto con la tendencia de destrucción de empleo y hemos comenzado a crearlo? La respuesta para desgracia de todos es “NO”, como mucho en algunos meses puede haber alguna ligera fluctuación en el desempleo poco significativa.

¿Y en que me baso para contradecir la información facilitada por nuestro bien amado gobierno?

Mi aseveración se fundamenta en que los datos no hacen referencia al número de trabajadores sino al número de afiliados del mes de febrero facilitados por la Tesorería General de la Seguridad Social, y su comparación con el de los afiliados durante el año 2013. Por lo que para empezar sería bueno que la gente supiera que:

1.-    Afiliado no es sinónimo ni de trabajador ni de cotizante, ya que se considera como afiliada toda aquella persona que consta en la base de datos de la seguridad social tras la asignación de un número como tal.

 2.-    En España afiliamos a los estudiantes a partir de tercero de ESO, a las personas que solicitan cobertura sanitaria a los servicios sociales de su comunidad como persona sin recursos por no cotizar, e incluso desde hace poco a los recién nacidos.

 3.-    En nuestro país existe un régimen de cotizaciones, conocido como el Convenio Especial, que tiene como finalidad el poder completar el tiempo justo para poder optar a una pensión o evitar su devaluación de sus cotizaciones al dejar de trabajar. Un régimen cuya cotización puede ser abonada por la empresa , tras la finalización de la relación laboral, o por el propio interesado, si su situación económica se lo permite, pero que en ningún caso se debería computar quienes cotizan de dicho régimen como trabajadores en alta.

Hechas estas aclaraciones también sería interesante fijarse en los datos de la Encuesta de Población Activa, publicado por el Instituto Nacional de Estadística, del cuarto trimestre del año pasado, y al cual podemos acceder desde la página del propio INE. En dicha encuesta, la cual adjunto, podemos ver que según la EPA a la finalización del año 2013 en España habían 16.758.200 ocupados, lo que vendría a decir, de ser ciertos ambos datos, de que a la finalización de febrero habrían 545.896 trabajadores menos.

Encuesta EPA

Ahora bien olvidemos los datos que aparecen en la EPA y vayamos a la fuente de los datos facilitados por el gobierno, los datos de afiliados a la seguridad social. Si buscamos en la propia página web de la Seguridad Social veremos que la cifra de afiliados del mes de febrero cuadra con las cifras hechas públicas en todos los medios. Ahora bien olvidémonos del dato de afiliados y vayamos a la misma página web y busquemos los datos relativos a las “afiliaciones de trabajadores en alta” (http://www.seg-social.es/Internet_1/Estadistica/Est/AfiliacionAltaTrabajadores), datos que podréis comprobar con el extracto que os adjunto. En la estadística de trabajadores en alta podemos ver los regímenes laborales existentes en la seguridad social y el número de trabajadores en alta el último día del mes en todos ellos, a nivel provincial y el total.

¿Qué sucede si comparamos el número de trabajadores en alta con los datos de los afiliados del mismo mes? ¡¡Ohh, sorpresa!! el número de afiliados eran 16.212.304 y los trabajadores de alta en la Seguridad Social a la finalización del mes de febrero eran 16.168.480, lo que nos indica que existe una diferencia de 43.824 afiliados en dicho mes que de ninguna manera deberían ser considerados como trabajadores. Y que nos vendría a demostrar que “no todos los 16.212.304 afiliados de febrero son trabajadores en activo” y que una vez más nos están engañando.

Trabajadores alta febrero 2014

MSNoferini

Mis últimas píldoras informativas en las que hago un repaso a la triste realidad de miseria e  injusticias de este país, amparadas por un despótico y deshumanizado gobierno que ha decidido gobernar de espaldas al pueblo.

sin-techo

manos-arriba-esto-es-un-contrato

Devaluación salarial

A riot policeman prepares to hit a man as protesters gather outside the Catalonia Regional Parliament before the budget debate in Barcelona