Archivos para octubre, 2015

…y este cuento no se acabó

Publicado: octubre 23, 2015 en Uncategorized
Etiquetas:,

Un trimestre más el Instituto Nacional de Estadística saca su famosa encuesta de población activa y una vez más esta pone el acento en la supuesta recuperación del mercado de trabajo, con el tan ansiada noticia sobre descenso del número de desempleados. Y como siempre el Gobierno en pleno saca pecho por lo bien que lo están haciendo y la gran mayoría de medios la difunden a bombo y platillo.

¿De verdad alguien se cree la noticia cuando los mismos medios dicen que el número de empleados ha descendido?

Es evidente que algo no cuadra si el descenso del número de desempleados va emparejado a una pérdida de puestos de trabajo. Simplemente cogiendo los datos que cada mes hace públicos la Tesorería General de la Seguridad Social (www.seg-social.es/Internet_1/Estadistica) sobre el número de trabajadores en Alta laboral a la finalización de los dos últimos trimestres podremos ver que a la finalización del mes de junio habían 17.075.015 personas en alta, y si buscamos cuantas eran las personas en alta laboral a la finalización del mes de septiembre veremos que estas eran 17.072.551, lo que quiere decir que en este país se sigue destruyendo empleo (2.464 puestos en este último trimestre en todo el conjunto del estado, y en el caso de Catalunya se han destruido la friolera de 32.613 empleos), y el poco que se crea es cada vez más precario y peor retribuido. Esta por desgracia, aunque algunos la quieran esconder, es la triste realidad del mercado laboral en este país.

MSNoferini

Busco trabajo

Anuncios

Podemos, problemas y soluciones

Publicado: octubre 23, 2015 en Uncategorized
Etiquetas:,

Según parece los últimos sondeos electorales hablan de un posible retroceso de Podemos –esto para aquellos que se los quieran creer-. No sé si llegado el momento el partido de Pablo Iglesias tendrá unos mejores resultados de los que le auguran encuestas y oráculos, pero lo que es evidente es que Podemos no ha sabido seguir ilusionando y mantener esa frescura que le llevó a obtener unos excelentes resultados en las elecciones europeas y que le hacían ser respetado por todos los medios como una posible alternativa entre los partidos que aspiran a gobernar este país.

Podemos parece haber perdido esa frescura del principio y desgraciadamente seguidores. Y puestos a buscar las causas deberíamos ser conscientes que la sociedad española es excesivamente conservadora, por mucho que a algunos nos pese,  y sólo renegamos de dioses y santos cuando las cosas vienen mal dadas, por lo que una de las principales causa de la posible pérdida de apoyos en Podemos deberíamos buscarla en la coyuntura económica del momento, pues son muchas las personas que tienen auténtico pavor a los cambios y que habiendo vivido en sus carnes el infierno del desempleo y sus consecuencias han aprendido a ser más conformistas y prefieren lo malo conocido que lo bueno por conocer. Una causa que unida al constante desgaste que provoca el ser criticado y desestabilizado día sí y día también por los medios del establishment económico ha llevado a una posible pérdida de votantes por parte de la formación púrpura.

Pero al margen de las dos principales causas del posible desgaste de Podemos, que acabo de exponer, tampoco habría que perder de vista los errores propios. La gestión de todo movimiento asambleario es compleja, y las bases de este tipo de movimientos no suelen ser precisamente dóciles y fáciles de contentar, y el consejo ciudadano estatal y su secretario general en más de una ocasión no han sabido gestionar sus bases, ni entender la idiosincrasia y la complejidad de los diferentes territorios del país. Como en todo partido, y Podemos no es una excepción, existen familias políticas, movimientos críticos y algún que otro elemento nocivo y desestabilizador. Pablo Iglesias y su equipo no se pueden permitir no hacer nada, la táctica Rajoy de esperar que las aguas vuelvan a su cauce por si solas, pocas veces da buenos resultados, y menos en un partido asambleario. El Secretario General de Podemos debería abandonar por unos días el Olimpo de los grandes líderes y bajar al mundo real para reunirse con las bases, con las familias políticas y con todas las corrientes de opinión que se han creado en su partido. Si Pablo Iglesias no sabe poner orden en su propia casa ¿cómo va a saber poner orden en ese frenopático que son las instituciones políticas de este país? Por el bien de Podemos espero que Pablo tome buena nota y actúe en consecuencia.

MSNoferini

Pablito

Según hemos tenido noticia en estos últimos días entre 2008 y 2014, la factura eléctrica de los españoles se encareció el doble que en el resto de la Unión Europea –durante la crisis la electricidad ha experimentado un aumento de hasta el 52%-. Un encarecimiento muy alarmante si tenemos en cuenta cual es la situación de nuestro país, donde el desempleo y las constantes devaluaciones salariales de estos últimos años han llevado a muchas familias a una muy precaria situación económica, disparado el número de hogares en los que se está sufriendo lo que se ha venido a llamar pobreza energética.

Desde la liberación del sector en el año 1997 que el recibo de la luz no ha dejado de subir, y resulta muy alarmante que detrás de estas subidas se escondan los llamados costes regulatorios. Para entendernos, el recibo de la luz se compone de varios elementos: el coste de la energía (que lo dicta el mercado), los impuestos (el IVA y el de la electricidad) y los famosos peajes regulados (redes y política energética).

Lo que exactamente pagamos dentro del concepto de peajes, y que supone un 41% del recibo, sería: transporte de la electricidad, distribución de la electricidad, gestión comercial, operador del sistema y Comisión Nacional de la Energía (CNE), primas al régimen especial y energías renovables y déficit tarifario.

La oficina estadística de la Comisión Europea, Eurostat, sitúa a España como el cuarto país más caro en electricidad y gas en Europa; solo superado por Dinamarca, Alemania e Irlanda. En términos porcentuales el incremento de la electricidad en los últimos seis años para las viviendas españolas ha sido del 70%.

España lleva años siendo víctima de unas nefastas políticas energéticas, pero que han sido muy ventajosas para las empresas del sector, que al final las acabamos pagando los consumidores de nuestro país.

El recibo de la luz no puede seguir financiando (a través de los costes regulados) las ayudas al carbón, las renovables o la insularidad, ni pagar los seguros eléctricos de la gran industria. Como tampoco tiene ninguna lógica los enormes márgenes de beneficio que tienen las empresas del sector, a las que encima les estamos pagando un supuesto déficit tarifario, la diferencia que supuestamente se ha ido generando al ser un sector regulado en el que el consumidor paga por debajo de lo que le correspondería pero que a la larga acabamos pagando con creces a través de los llamados peajes de acceso.

Tampoco deberíamos olvidar, tal como dice el informe del Oxford Institute for Energy Studies, que mientras el precio de la luz para las familias europeas durante los años de crisis ha crecido un 34% en EEUU solamente lo ha hecho en un 18%, lo que debería llevar a la UE a plantearse el elaborar e impulsar un modelo energético común.

MSNoferini

Sube la luz

En estos últimos días hemos oído hablar mucho de la propuesta de simplificar la contratación con la creación de un único modelo de contrato, lo que se ha venido ha llamar el contrato único. Para partidos como Ciutadans parece ser que esta puede ser la panacea a todos nuestros males, o como mínimo que con esta propuesta comenzaremos a poner solución a nuestros endémicos problemas laborales. Pero realmente ¿qué nos aportaría?

A continuación os transcribo las supuestas ventajas que podría tener según algunos supuestos expertos, y que nosotros no compartimos. Y más abajo encontraréis una buena parte de los desventajas que podría ocasionarnos.

Supuestas ventajas del contrato único:

1.- “Se terminaría con la infinidad de modalidades contractuales actuales y su traba burocrática”. –Con la desaparición de algunas modalidades de contratos no ha habido ninguna mejora burocrática porque a la hora de mecanizar un contrato se han de introducir y aportar más datos-.

2.- “La indemnización por despido de los trabajadores temporales aumentarían pero las de los trabajadores indefinidos se verían reducidas”. –Si un trabajador indefinido ve mermados sus derechos por la reducción de su indemnización por despido poco beneficio aportará, no podemos desnudar un santo para vestir a otro-.

3.- “Al reducirse la burocrática, las empresas podrían reducir los costes en asesoría laboral”. –Falso, pues la experiencia ha demostrado que a medida que desaparecían algunos contratos para integrarlos en otros se burocratizaba aun más la gestión de estos con un sinfín de datos y clausulas a cumplimentar (jornadas, inscripción SPEE, grados de minusvalía, aprendizaje, formación, etc) lo que obligaría más que nunca a contar con un buen asesor laboral -.

4.- “Los colectivos condenados a contratos temporales, como mujeres, parados con más de 45 años y jóvenes menores de 25 años, ganarían en estabilidad y mejorarían sus condiciones”. –Las mejoras de algunos colectivos no vienen motivada por tener todos el mismo tipo de contrato sino por una legislación más justa que aporte más derechos a determinados colectivos y personas-.

5.- “Contratar o despedir por parte de las empresas no sé ligaría a la protección de cada trabajador, sino con el objetivo de crear plantillas por productividad”. –Al final todo se resume en abaratar despidos para que el empresario tenga mayores ventajas-.

Desventajas del contrato único de trabajo:

1.- Un contrato único implica un contrato más sencillo. Es decir, sería como un cajón de sastre en el que cabrían todas las casuísticas laborales y en el que se quedarían al margen situaciones particulares como empleos de duración determinada.

2.- Para la Organización Internacional del trabajo (OIT) un contrato único de trabajo no solucionaría nada porque en casos de desempleo elevado como sucede en España hay otros problemas como políticas activas de empleo inadecuadas, tasas elevadas de abandono escolar, un modelo productivo de bajo valor añadido.
3.- Menor protección contra el desempleo.

4.- Para los sindicatos, la última reforma laboral del PP ya ha permitido un abaratamiento del despido, inestabilidad del empleo indefinido, y el contrato único sólo contribuiría a extender más la precariedad.

5.- Y hay quienes consideran que la reforma laboral ya ha permitido un abaratamiento de los costes laborales y un aumento de la inestabilidad del empleo indefinido, lo que se conseguirá con este contrato es extender más todavía la precariedad.

contrato-unico

Con una profunda decepción he leído en la prensa de hoy (6/10/2015) que el partido socialista portugués, con Antonio Costa al frente, se niega a pactar con comunistas y el Bloco de Esquerda, lo que permitiría hacerse con el gobierno de Portugal a los partidos de izquierdas en detrimento de la centro derecha que encabezaba el actual presidente del gobierno Pedro Passos Coelho, el presidente de la austeridad y de los recortes.

Una vez más se pone de manifiesto que por mucho que algunos partidos europeos lleven en su nombre la palabra socialista y se las quieran dar de partidos de izquierdas la realidad deja en evidencia que de socialistas e izquierdas poco tienen, y el Partido Socialista Obrero Español es otro claro ejemplo de ello.

Sólo con la lectura del siguiente titular, aparecido ayer (5/10/2015) en algunos diarios, uno se puede hacer una idea de que se puede esperar del PSOE y de su Secretario General: “El PSOE traslada a los inversores que no derogará la reforma laboral”.

Según explicaban algunos diarios, como podrían ser la Razón y Expansión, en un encuentro que tuvo lugar entre representantes de importantes grupos de inversión con el exministro Jordi Sevilla, como asesor personal de Pedro Sánchez, así como el secretario de Economía, Manuel de la Rocha, estos les quisieron tranquilizar trasladándoles su intención de no derogar la famosa reforma laboral, aprobada por el ejecutivo del PP en el 2012, dejando clara su intención de simplemente hacer unos ligeros retoques, algo muy contrario a lo que su Secretario General ha venido prometiendo de manera pública.

Y para acabar de rematar el despropósito los mismos medios aseguraban que el exministro también quiso tranquilizar a los posibles inversores haciéndoles saber que ante la viabilidad de una posible alianza de izquierdas con Podemos mirarían de intentar convertir las ideas de estos en “razonables”. Hablando en plata que si pactan con la formación morada será tras castrarla para hacerla más dócil.

Ya puede pasar el tiempo, cambiar el escenario político, rejuvenecer su ejecutiva, cambiar de Secretario General, pero el PSOE sigue siendo aquel partido manipulador y sometido a los grandes poderes del neoliberalismo económicos capaz de llegar al poder prometiendo algo que ya tienen muy claro que nunca cumplirán, y ejemplos en la historia moderna del partido tenemos muchos, sino que se lo digan a las buenas gentes que en los años ochenta les apoyaron con su voto confiando en que cumplirían su promesa de sacar a nuestro país de la OTAN.

El PSOE, o tal vez sería mejor sacarles las de Socialista y Obrero dejándolo en un simple Partido Español, al igual que sus homólogos europeos hace tiempo que perdió el oremus y una prueba inequívoca de ello, al margen de la información a la que he hecho referencia, la tenemos en su encarnizado apoyo al TTIP. El partido del señor Sánchez está apoyando de manera pública, conjuntamente con el PP, CiU y C’s, un Tratado Transatlántico de libre comercio, muy similar al aprobado estos últimos días entre once países del Pacífico, que tal como vaticinan algunos expertos, y tomando como ejemplo el tratado firmado en su día por EE.UU, Canadá y México (NAFTA), limitaría y erosionaría la soberanía económica de nuestro país y de toda Europa en beneficio de las grandes multinacionales norteamericanas.

MSNoferini

PPsoe al servicio del capital