Posts etiquetados ‘desahucios’

A la vista de la a priori gran noticia, para los partidarios de la “dación en pago”, hecha pública ayer (10/01/2017), con la primera sentencia de un juzgado de Barcelona que declara nula la cláusula de responsabilidad personal universal, lo que supone eximir al titular del crédito hipotecario de la obligación de seguir pagando el resto del monto de la deuda tras haber entregado su vivienda al banco en concepto de dación en pago, me viene a la cabeza la opinión de un buen amigo, miembro de la PAH, y sus argumentos contrarios a que la tan famosa cesión a los bancos de una propiedad, aunque suponga la cancelación total de la deuda contraída en su día al suscribir la hipoteca, sea siempre la mejor solución.

Cuando no teniendo los suficientes conocimientos del tema oímos hablar de la dación en pago es habitual que la gran mayoría nos mostremos totalmente favorables a su aplicación, al entender que, de aplicarse correctamente como se hace en otros países, podría suponer el poner punto y final al calvario de algunas familias con la cancelación definitiva de su deuda hipotecaria, pero ¿es realmente la mejor opción en todos los casos? ¿Qué representa para aquellos que se acogen a ella?

En no pocos casos solemos pecar de ser poco reflexivos, y más si no conocemos en profundidad un tema, y no evaluamos correctamente los pros y los contras de ciertas decisiones, como podría ser la de entregar el que ha sido nuestro hogar a un banco. Para saber cómo nos pueden afectar ciertos actos o decisiones se han de sufrir en propia carne o se han de tener todos los elementos de juicio y ponerse en el lugar de quienes se pueden ver ante ciertos problemas y/o dilemas, y siendo muy conscientes de que no todos los casos son iguales.

Intentando dar respuesta a las dos preguntas que he formulado con anterioridad lo mejor es poner un ejemplo práctico:

Pongamos el caso de una familia que con un gran sacrificio deciden comprar una vivienda para convertirla en su hogar, dado que entre otras cosas para la gran mayoría era y es preferible hipotecarse comprando una vivienda que supuestamente algún día será nuestra a alquilarla con los precios abusivos que teníamos y seguimos teniendo en este país. Pensemos en el primer gran esfuerzo realizado para poder reunir el dinero para el pago de la entrada de la propiedad, a continuación el dinero invertido en acondicionar con toda la ilusión del mundo esas cuatro paredes para convertirlas en su hogar, el gasto de los años que se pueden haber estado abonando religiosamente las mensualidades de esa hipoteca, pensemos en las vivencias que hayan podido tener en el que consideraban su hogar, y ahora pensemos, intentando ponernos en la piel de esas personas, en el día en que esa familia se vea en la obligación de aceptar como un deshumanizado acreedor, el cual seguramente sobrevaloró la propiedad y ya se ha ido enriqueciendo a costa de esta familia en algunos casos de manera no del todo lícita, les obligue como un mal menor, disfrazado de gran solución, a renunciar a lo que tanto sacrificio les costó y donde vivieron algunos de los mejores años de sus vida. ¿Es esto justo y la mejor solución? La respuesta para mí es No.

Ahora pensemos que esa familia, en una más que segura precaria situación económica, una vez entregado su hogar no puede quedarse en la calle. El renunciar a ocupar la vivienda habitual ha de llevar implícito necesariamente un plan b, pues al dejar la vivienda necesariamente tendrán que buscar un nuevo techo que les cobije. Quizás a corto plazo puedan disponer de alguna vivienda social puesta a su disposición por los servicios sociales de su municipio con un alquiler reducido, pero tendrán que pagarlo y en cuanto mejore su situación a medio o largo plazo tendrán que buscarse un nuevo alojamiento y seguir pagando un nuevo alquiler.

La otra opción es que se encuentren con que su banco, el mismo que se ha hecho con su vivienda y hará un suculento negocio con esta, les ofrezca una vivienda social de su propiedad o les deje quedarse por tiempo limitado en su antiguo hogar y tal vez este ofrecimiento haya sido parte del chantaje al que les sometieron para convencerles que les cediera la titularidad de su propiedad.

Sin olvidar lo que puede suponer acogerse a una dación en pago al amparo de la ley de segundas oportunidades, pues a diferencia de lo que por lo visto contempla el fallo del juzgado barcelonés, si el monto total de la deuda contraída con la entidad financiera o u otros acreedores no quedara cubierta con la propiedad obligaría a responder con el resto del patrimonio para reducirla en todo lo posible, lo que podría suponer que perdemos continente y los objetos de mayor valor del contenido. Saber que en caso de producirse una mejora sustancial de la situación económica en los siguientes cinco años se podrían recuperar las deudas. Sin olvidar que los supuestos beneficios a los deudores que se acojan a dicha ley no son de aplicación a los avalistas.

En conclusión, la dación en pago en algunos casos no es la mejor solución, y de aplicarse en base a la ley de Segundas Oportunidades (Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero de 2015) no hará desaparecer la espada de Damocles de las cabezas de aquellos que han tenido la desgracia de ser deudores de la toda poderosa banca, pues desgraciadamente nuestros gobernantes y legisladores a día de hoy aún siguen favoreciendo a los poderosos en detrimento de los más vulnerables, sin olvidar los más de 60.000 millones de euros que según parece se regalaron a fondo perdido la banca en eso que llamaron “rescate”.

MSNoferini

Desahucio en Madrid 2

¿Realmente creemos que en el caso de algunas personas mayores con un tremendo apego por el que ha sido toda la vida su hogar la dación en pago y perderlo es la mejor solución?

Carlota somos todos

Publicado: marzo 8, 2016 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

Hace pocos días a través de un muy buen amigo que le dedica mucho tiempo de su vida al activismo social a través de la PAH tuve conocimiento del caso de Carlota. Un caso más de tantos que se dan en este país donde una persona sin recursos se enfrenta a un posible desahucio y a la que la compañía eléctrica no ha tenido reparos, sin respetar la ley, en cortarle la luz.

Carlota es una joven que dada la complicada situación en la que se encontraba con su esposo decidió ocupar una vivienda en la población barcelonesa de L’Ametlla del Vallès. Una casa abandonada y en estado ruinoso, porque durante mucho tiempo fue lugar de diversión de algunos jóvenes de la población, propiedad de la inmobiliaria CRITERIA, lo que es lo mismo que decir la Caixa. Tras la ocupación, o recuperación,  Carlota con ayuda de su hermano dedicaron tiempo, esfuerzo y su poco dinero a su total rehabilitaron –rehicieron la instalación eléctrica, arreglaron desagües e instalación sanitaria, rehicieron los baños, pusieron terrazo y parquet, pintaron, arreglaron la cocina y pusieron encimeras, la amueblaron, etc.

La situación de Carlota es desesperada, pero no sólo porque al igual que millones de personas de nuestro país no tenga un trabajo, pues en su caso se juntan dos agravantes, por un lado está en su último mes de gestación y por otro tiene a su marido enfermo y en estado terminal.

El otro día tuve la suerte de conocer a Carlota y a su esposo, pudiéndoles poner cara y ojos. Y lo que me encontré fue a dos seres humanos tan corrientes como cualquiera de los que podéis estar leyendo esto.  Dos personas a las que la vida les ha dado demasiados golpes y que simplemente desean tener cubiertas sus necesidades más básicas y que Octavi, el marido de Carlota, pueda vivir con tranquilidad el tiempo que le pueda quedar de vida.

Carlota no es una persona que quiera aprovecharse del sistema, como muchos demagogos quieren hacernos creer muchas veces al hablar de quienes recuperan ciertas casas cerradas y desaprovechadas para convertirlas en sus viviendas. Carlota es una chica joven que está a punto de dar a luz a una niña y que con todo lo que tiene encima sigue estudiando para sacarse el título de auxiliar de enfermería, para cumplir con ello su sueño, que no es otro que dedicarse a tratar a enfermos terminales e infecciosos.

Seguramente Carlota será tan buena madre como esposa está siendo. Una mujer luchadora que necesita que la dejen vivir en paz hasta que su situación familiar y laboral pueda mejorar. Y que simplemente necesita que la Caixa la deje tranquila, pues la ley está de su parte (ley 24/2015 del Parlament de Catalunya), y que los servicios sociales de su población cumplan con su obligación y le sigan dando apoyo, cosa que por suerte gracias a la difusión que se ha hecho del caso están haciendo.

Pero el caso de Carlota no es una excepción, pues personas que están ante situaciones parecidas son muchas, pero al menos en Catalunya tenemos la suerte de que el trabajo de la PAH y la presión popular consiguieron que el Parlamento catalán fuera pionero en el estado aprobando una ley que por primera vez reconoce unos derechos a quienes padecen de problemas habitacionales y pobreza energética. Por todo ello debemos seguir luchando porque no se den más casos como este, que en Catalunya se cumpla la ley (24/2015) y que en el estado se apruebe una ley que reconozca estos mismos derechos a todos los ciudadanos del país, pues Carlota somos todos, hoy le ha tocado a ella, pero mañana cualquiera de nosotros podríamos encontrarnos ante la misma situación.

MSNoferini

un hogar para mi hija

Ada-Colau-y-Manuela-Carmena

Felicidades. Serán muchas las dificultades con las que os encontraréis, pero a buen seguro con vuestra capacidad de trabajo y vuestra honradez las conseguiréis superar.

Esta mañana me he levantado con sentimientos contrapuestos: por un lado con la satisfacción por el retroceso del Partido Popular en las elecciones de ayer, y por la pérdida de CiU del ayuntamiento de Barcelona –que profundo placer he experimentado al ver la cara de amargura del señor Trias-, pero con el regusto amargo por los resultados electorales de la ciudad donde resido, ciudad en la que tras 36 años de ayuntamientos de CiU este ha vuelto ha ser el partido más votado, y donde la lista de unidad popular en la que íbamos unos cuantos compañeros de Podem no ha logrado acercarse a las expectativas que todos teníamos.

Pues bien, estando ya bastante cansado del mundo de la política y estando todavía apesadumbrado por no ver recompensado el esfuerzo realizado conjuntamente con mis compañeros y amigos en nuestro proyecto municipal he leido algo en el País que me ha reconfortado. La lectura de la prensa de hoy me ha recordado que aun quedan personas comprometidas y decentes, y por eso mismo vale la pena seguir luchando por conseguir regenerar la política y quienes la hacen.

Manuela Carmena, la que seguramente será la próxima alcaldesa de Madrid si el PSOE le da su apoyo, está tan convencida de llegar a la alcaldía que esta mañana ha “empezado a tomar” su primera medida: “Como me preocupa especialmente el tema de los desahucios, me he estado entrevistando con el presidente del Tribunal de Justicia de Madrid y con el juez decano para irles hablando de la posibilidad de poner en marcha la oficina para parar los lanzamientos. Me he quedado muy contenta porque están deseando y les ha parecido una idea estupenda. No podemos perder ni un minuto. Queremos ponernos a trabajar ya”. Al igual que Ada Colau, Manuela Carmena, se ha propuesto trabajar para evitar las injustos desahucios en las primeras viviendas.

Pensar en el severo revés sufrido por el PP y en todo lo que ha perdido y puede perder en futuros pactos entre partidos, como es el control de los gobiernos de algunas comunidades autónomas y un gran número de ayuntamientos, representa una alegría inmensa. Ver fuera de los gobiernos de sus comunidades y ayuntamientos a los/las Monago, Cospedal, Aguirre, Rudi, Fabra y muy especialmente a la acalorada alcaldesa de Valencia y el machista y prepotente alcalde de Valladolid me reconforta de manera notable –y más si quienes vienen a sustituirles tienen una concepción bien diferente de lo que debe ser la política y han demostrado su rectitud, valía y su compromiso social con los más necesitados-, a la vez que me anima a seguir luchando contra algunas injusticias y por dignificar lo que es, o debería ser, la política. Porque queda claro que por depreciada que esté –como consecuancia de corruptelas, desacertadas o inapropiadas políticas, y por el caciquismo con el que algunos han gestionado sus comunidades y consistorios- la política siempre ha sido y seguirá siendo la máxima representación de la gestión democrática de lo colectivo y lo público. Y es por ello que voy a seguir aportando mi minúsculo granito de arena en la lucha y en la difusión de los delitos, excesos y mentiras de aquellos personajes públicos que, tal como he dicho en más de una ocasión, dejaron de ser servidores públicos para servirse de lo público.

MSNoferini

Terrorismo Social

Publicado: enero 23, 2015 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

Este viernes (23/01/2015) se ha procedido un atropello más, en la larga lista de desahucios que se producen a diario en este país, al desalojar de su casa a una familia con dos hijos menores de edad, uno de ellos de un mes y medio de vida.

Tal como ha definido el letrado de la PAH la situación vivida esta mañana, esto es auténtico “terrorismo social”. Que otro nombre se le podría dar a esta acción donde 50 antidisturbios armados, como si de una acción antiterrorista se tratara, han entrado y desalojado sin la más mínima humanidad a una humilde familia con dos hijos, con el pequeño llorando a moco tendido.

Pero la extrema gravedad de la acción y del caso no sólo radica en el hecho en si del desalojo, pues el transfondo del caso es una auténtica aberración que deja patente la degradación de las instituciones y su deshumanización.

El piso del que ha sido desahuciada esta familia era un piso de alquiler social de una empresa pública que el muy piadoso ayuntamiento de Madrid, con la señora Botella al frente, vendió a uno de esos fondos de inversión conocidos como fondos buitre que no tuvo el menor reparo en elevar el alquiler social que pagaban hasta los 700 euros. El ayuntamiento de la capital se preocupa más de enriquecer a unos deshumanizados inversores ávidos de sacar tajada de donde puedan que en ayudar a sus gentes.

A las instituciones de este país y a quienes permiten que la legislación ampare estas atrocidades se les debería caer la cara de vergüenza. Un país que consiente cosas como esta no puede considerarse un país justo y mucho menos democrático.

MSNoferini

Desahucio Wilson

Leyendo la interesante entrevista que el Gran Wyoming le ha hecho a Ada Colau en su libro “No estamos solos” ha habido una frase, que por lo visto es una constante en muchos casos de personas que han acabado desahuciadas de su vivienda, digna de ser analizada, la frase es la siguiente: “yo no quería comprarme una casa, pero el director de la oficina, que conocía desde hacía treinta años a mi padre, le convenció de que si yo alquilaba tiraba el dinero y que no tirara el dinero se convirtió en una prioridad familiar”. Dicha frase me ha hecho pensar en como ha evolucionado la banca y en unos cuantos casos que conozco de prácticas poco éticas de sus empleados, así como en mi propia experiencia con algunas entidades financieras.

Quienes tenemos ya una cierta edad somos conscientes de la evolución que ha sufrido la banca y las cajas desde nuestra infancia a la actualidad. Los bancos y cajas hace ya unos cuantos años tenían una única o prioritaria labor, la gestión de los ahorros y posteriormente la de nuestras nóminas. Cuando visitabas tu banco o caja te encontrabas con don Anselmo, don Miquel o con cualquier otro al que siempre le anteponías el don por delante del nombre. Quien trabajaba en banca fuese el director o del bedel era una persona muy respetada con la que el trato era de máximo respeto y con las que siempre había una cierta distancia. Pero llegaron nuevos tiempos y bancos y cajas evolucionaron, para nuestra desgracia, para hacerse más cercanos buscando con ello ser más atractivos, vender mejor sus productos y captar con ello a nuevos clientes. Y para bien o para mal esta nueva actitud se convirtió en una trampa para todos aquellos incautos que confiaron sin tener los debidos conocimientos en estos desalmados vendedores de productos financieros.

Antiguamente pocas eran las veces en las que se tenía relación directa con el director de tu oficina bancaria, pues por lo general pocos eran los temas a tratar con tan importante persona, y si por algún motivo tenías que acceder a sus despacho no era para venderle tu alma al diablo, como ha pasado en los últimos años. Pero con la evolución y proliferación de las entidades financieras los directores se convirtieron en personas de los más cercanas que supieron ganarse la confianza de un elevadísimo número de clientes. Y para desgracia de muchos que llegaron a confiar en exceso en los delegados de sus oficinas, llegando a creer que esos señores eran sus amigos, pasó lo que pasó, gente empeñada en pagar desproporcionadas hipotecas, inversión en preferentes, préstamos de alto interés e inadecuados por el volumen de ingresos de esas familias.

Pero no siempre han sido los delegados de la oficina los responsables de empujar o animar a un cliente a endeudarse sin explicarle correctamente los pros y contras de la inversión o del producto donde ponían sus dineros, porque se por buenas fuentes de cómo las entidades financieras presionaban a todos sus empleados para que, como si de simples comerciales se trataran, colocaran un mínimo de determinados productos y como buena parte de estos dejaron su ética a un lado y obedecieron. Las entidades financieras han jugado demasiado con el dinero de sus clientes sin pensar o sin querer ver las consecuencias que podían tener en las humildes familias, porque al final de cuentas los problemas siempre los han tenido los mismos, porque ningún adinerado cliente ha tenido que preocuparse con los productos tóxicos o porque se le animara a hacer una inversión por encima de sus posibilidades.

Recuerdo el caso de un conocido que empeñado hasta las cejas por su hipoteca y el préstamo del coche fue a su entidad financiera a pedir un nuevo préstamo para comprarse una moto, y de como su amigo el director le informó sobre la inviabilidad de la operación. El señor director le informó que no se le podría conceder un nuevo préstamo pues su central se la rechazaría, pero, pero, pero había una solución, la compra a plazos de un fantástico ordenador último modelo y con el préstamo del mismo podría sumarle el importe necesario para poder comprarse la tan deseada moto.

Está claro que mucha gente se endeudó por propia voluntad, pero ¿le explicaron los bancos las consecuencias que podría tener si por las causas que fueran no podía pagar su hipoteca? ¿Quién controlaba a las empresas de tasación que siempre valoraban a la alza las propiedades garantizando que la compra de esta o aquella propiedad era una gran inversión? ¿Cómo es que no tenían un código ético que no impidiese que se hicieran con las propiedades de sus clientes a la baja, con lo que buena parte de la deuda aun quedaba pendiente de pago?

Aun recuerdo cuando siendo muy joven se me ocurrió montarme un negocio y como ante la dificultad de conseguir financiación acabé en el Banco Central Hispano, el cual me aseguró el crédito con unas cuantas condiciones, entre las que estaba quedarme con unas cuantas acciones de la entidad. Este pobre pringado se convirtió de la noche a la mañana en accionista de un banco porque fue uno de los requisitos que tuve que asumir para poder conseguir dicho crédito.

Pero al margen de estas anécdotas personales hay gente que lo ha perdido todo por culpa de la falta de escrúpulos de las entidades financieras y por las desacertadas políticas, por no decir criminales, de nuestros gobernantes que potenciaron la burbuja inmobiliaria con la liberalización del suelo, con beneficios fiscales por la compra, al tiempo que se desincentivaba el alquiler.

Como ejemplo muy directo de las nefastas consecuencias que pudo tener el sistema hipotecario de este país haré referencia al caso de un amigo, una persona que cuando por problemas familiares y laborales se vio incapaz de pagar su hipoteca se encontró con la desagradable sorpresa de perder su casa. No contentos con arrebatarle su casa el banco la compró en tercera licitación por un cincuenta por ciento del que era su precio de mercado en dicho momento, con lo que esta persona se encontró sin casa y con una deuda de cierta cuantía que después de casi diez años de haberla perdido aun sigue pagando a través del embargo proporcional de su nómina.

Hasta que no llegue el día en el que nuestros gobernantes legislen a favor del pueblo y admita la dación en pago –como ya existe un muchos países de economía neoliberal-, se seguirán cometiendo un altísimo número de injusticias y la banca seguirá abusando de su posición privilegiada, posición que les viene principalmente de ser los principales financiadores e inversores de las campañas electorales de los grandes partidos de este país. Porque hasta la fecha ni al PP ni al PSOE han querido aceptar la dación en pago, algo que hubiese perjudicado a sus amigos de la banca, pero no han tenido problema alguno en aprobar el rescate y la refinanciación de las entidades financieras, principalmente las cajas que ellos desde los consejos de administración ayudaron a hundir, con ingentes cantidades de dinero público.

MSNoferini

AYUDAS A LA BANCA2

Estimación de hace más de un año sobre ayudas y avales recibidos por la banca de este país.

P.D. Soy consciente que no es lo mismo un Banquero que un bancario, por lo tanto quisiera dejar claro que no deseo criminalizar a todo el colectivo por los errores o la falta de ética de unos cuantos, por ello mi respeto más abosoluto para los honrados bancarios –que de haberlos haylos- que nunca engañaron a nadie y siempre miraron de informar de la mejor manera posible a sus clientes.

Hoy ha habido un nuevo y sangrante caso de injusticia social, el desahucio de una anciana de 85 años de su casa en Vallecas (Madrid), y todo porque la buena mujer se le ocurrió hacer la algo tan arriesgado en este injusto país como avalar a su hijo en un préstamo de 70.000 euros. El respaldo de sus vecinos y de los miembros de la PAH no han bastado para evitar su desahucio, en el que han estado presentes una gran cantidad de miembros de las fuerzas del orden y siete furgonetas antidisturbios.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Madrid ha criticado que todo este proceso “está lleno de irregularidades y cláusulas abusivas” y que “nadie de la familia le informó de nada” de lo ocurrido a Carmen, que hace pocos meses se enteró a través de una notificación judicial.

La anciana, que lleva varias décadas viviendo en la casa, cobra la pensión mínima y tiene varios problemas de salud, teniendo en cuenta su edad. A pesar de ello, y tras una prórroga de un mes, el juez ha firmado la ejecución de dicho desahucio, que se ha ejecutado hoy.

MSNoferini

Desahucio en Madrid 2

El drama de los desahucios no cesa

Publicado: noviembre 14, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:, , ,

Por mucho que el Banco de España nos diga que el número de familias que ha perdido su vivienda, como consecuencia de su impago, se ha visto considerablemente reducido en un 24,4%, la cifra de 26.549 es un número escandalosamente alto como para que alguien se pueda dar por satisfecho. Sólo en la ciudad de Barcelona se producen cada día una media de 15 desahucios. Y hace pocos días se agruparon en un solo día 15 desahucios en la zona de Nou Barris.

Al final queda claro que nuestros gobernantes no se han tomado en serio lo de legislar a favor de su pueblo, pues no han querido frenar este goteo constante de familias que se ven en la dramática situación de quedarse en la calle por la pérdida de su vivienda, como una consecuencia directa a sus nefastas políticas económicas y a legislar siempre a favor del más fuerte, la banca.

Aunque la Plataforma de Afectados por las Hipotecas se esforzase por recoger más de un millón y medio de firmas, pidiendo una legislación que pusiera fin de una vez por todas estos dramas con algo tan sencillo como la dación en pago, o que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea estableciese hace pocos meses que la legislación española y esa supuesta ley antidesahucios aprobada por el PP en solitario -tras rechazar la ILP de la PAH y aprobar una ley de mínimos que según parece no ha sido más que una cortina de humo para tapar sus vergüenzas- viola los derechos fundamentales (artículo 47 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea) el gobierno del señor Rajoy sigue sin querer dar soluciones, cosechando dramas, miseria y el odio de quienes lo han perdido todo.

MSNoferini

Espana-requisitos-suspender-desahucio-familias_EDIIMA20121129_0148_18 tumblr_inline_miwf76YgKs1qz4rgpdesahucios_protestas_congreso_EFE_foto610x342