Archivos para diciembre, 2015

Causa …efecto

Publicado: diciembre 18, 2015 en Uncategorized
Etiquetas:,

La violencia engendra violencia. Cuántas veces hemos oído esta frase, pero no por ser una máxima excesivamente recurrente ha dejado de tener vigencia o de ser verdad. Y esto vendría a cuento del aberrante acto de violencia del que fuimos testigos hace un par de días, cuando quien a día de hoy sigue siendo nuestro presidente del gobierno, el señor Mariano Rajoy, fue agredido por un joven en Pontevedra. Un joven que aparentemente no debía tener excesivas luces buscó sus quince minutos de gloria dándole un traicionero golpe de puño al señor Rajoy con nocturnidad y alevosía. Acto muy ruin que ningún demócrata, sea de la ideología que sea, puede tolerar y menos apoyar.

Pero lo que no es menos cierto es que el comportamiento de nuestra juventud, y la indignación colectiva que se palpa en las calles, es una consecuencia directa a la difícil situación en la que nos hallamos y de las nefastas políticas llevadas a cabo por nuestros dos últimos ejecutivos –sea en políticas educativas, políticas laborales, teniendo un comportamiento poco ejemplar, falto de honestidad y respeto, no sabiendo transmitir los valores que se le suponen debería tener todo país democrático y civilizado o incluso pensando que también existe lo que se ha venido a llamar como violencia institucional, que es cuando el ejecutivo y las instituciones de un país deja de garantizar las coberturas y derechos fundamentales contemplados en la propia legislación, como podrían ser algunos de los derechos que en nuestro país están contemplados en la Constitución y que por desgracia no se están cumpliendo (trabajo, vivienda, servicios públicos, fiscalidad justa, etc.)-. Por lo tanto a la hora de buscar el origen de estos lodos sepamos encontrar el polvo que los generó, porque sólo sabiendo reconocer el origen de los problemas se puede trabajar para intentar ponerles solución.

MSNoferini

 

Anuncios

Debate a siete, con los cabezas de lista

Publicado: diciembre 12, 2015 en Uncategorized
Etiquetas:,

El pasado miércoles pude asistir al debate a siete que organizó el Periódico de Catalunya en Barcelona. Un debate interesante pero que no afectará a mi intención de voto.

Para este servidor, como para la persona que me acompañó, nadie destacó ni estuvo especialmente brillante. Si tuviera que decir quienes estuvieron más correctos destacaría a la señora Chacón, el señor Doménech y el señor Girauta, sin lugar a dudas fueron los que supieron mejor aprovechar su tiempo, explicando algunas de sus propuestas electorales.

El señor Fancesc Homs, representante de ese engendro nacido de la desmembración de Convergencia i Unió que es Democràcia i Llibertat, soltó su verborrea habitual, en la que incluso se atrevió a decir que con ellos en el gobierno no se había privatizado la sanidad pública y la mayoría de sus argumentos siempre finalizaban con lanzar balones fuera responsabilizando de todos nuestros males al gobierno de Madrid.

En cuanto al cabeza de lista del PP, el aun ministro del interior Jorge Fernández Díaz, en sus intervenciones, en las que siempre hizo gala de ese aire castrense que tanto le caracteriza, se permitió decir lindezas como que la ley Mordaza no había supuesto ningún recorte en nuestros derechos y que lejos de recortar en gastos de defensa se debería subir su presupuesto, y que poco menos le debemos dar las gracias a su partido por sus iniciativas y la independencia de la que han dotado a la justicia para luchar contra la corrupción.

El señor Durán i Lleida tampoco creo que convenciera demasiado a nadie, ya que oyéndole parecería que nunca hubiera roto un plato y que su partido no nada tuviera que ver con los errores y la corrupción de CiU. También mencionar lo excesivamente blandito que estuvo en determinados momentos, haciendo gala de esa habitual flema tan propia de él. La única vez que contestó con cierta dureza fue contra el representante del partido del señor Rivera, y viendo la airada y sobreactuada respuesta de este, hasta rectificó y pidió disculpas.

Y mención aparte para el representante de Esquerra Republicana, el señor Rufián –tiene cachondeo el apellido-. Oírlo hablar es una experiencia extrasensorial, porque escuchar esa cadencia tan pausada y artificial de la que hace gala su lenguaje y no dormirse obliga a un sobre esfuerzo sensorial. Sin lugar a dudas el partido del señor Junqueras ha patinado considerablemente con la elección de este muchacho. El querer dar una nueva imagen del partido y ampliar la cuota de castellanos parlantes, y de lo que hasta hace poco algunos muy próximos a los ideales del partido republicano denominaban despectivamente “xarnegos”, no puede llevar a la elección de lo primero que se encuentren.

En conclusión, el debate fue interesante pero a estas alturas como se suele decir “el pescado está todo vendido”, y de poco o nada va a servir para hacer cambiar la intención de voto en la mayoría.

MSNoferini