Archivos para julio, 2016

Hoy es uno de esos días de mierda en que hubiera sido mejor no levantarse. Mi estado anímico no es todo lo bueno que debería ser. Tal vez una extraña alineación de los astros ha hecho que el día de hoy estuviera predeterminado como uno de esos días aciagos en la vida de este pobre mortal.

Si hoy era un día muy especial, por un muy triste recuerdo de algo que marcó mi vida hace seis años, se ha sumado que los calores del verano parecen no sentarle del todo bien a algunas de las personas con las que he tenido que tratar, y el ver con decepción como un proyecto al que con ilusión le había dedicado bastante tiempo, especialmente durante estos últimos días, no ha tenido los resultados esperados.

Los que me conocéis, o perdéis algunos minutos de vuestro valioso tiempo en leer mis escritos y divagaciones, sabéis de mi militancia política. Algunos sabréis que tras ver como algunas personas han destrozado y vendido la delegación (Círculo) del partido en el municipio donde vivo decidí abandonarlo y denunciarlo. También sabréis que junto a algunos compañeros y amigos decidimos desarrollar un proyecto con vistas a nuestras elecciones orgánicas. Unas elecciones de las cuales hoy hemos tenido conocimiento de sus resultados, y estos no han sido para nada los esperados.

Muchos que no me conocen excesivamente bien o no soy santo de su devoción pensarán que mi resquemor es fruto de mi ego o haberme creído más de lo que soy, pero aunque ego seguramente tengo tanto como el que más, los tiros no van por ahí. Lo que realmente me ha cabreado es que un partido donde la gente presume de ser activista y se les llena la boca hablando de castas, han acabado idolatrando a nuestra propia casta y cerrando las puertas a un activista como la copa de un pino y mejor persona, mi amigo Rafael García.

No le veo ningún sentido que Podemos y sus gentes día sí y día también se acaben acercando a una concepción de partido cada vez más parecida a la del resto de partidos. ¿Dónde quedaron ciertos valores y la nueva política? ¿Cómo puede ser que la gente acabe idolatrando y votando a compañeros y compañeras que ya tienen un cargo político, retribuido y que van camino de convertirse en nuestra propia casta? ¿Cómo puede ser que ni siquiera hayan tenido el sentido común de evitar el voto plancha a una lista y no hayan tenido el buen criterio de elegir a la gente por su valía y activismo?

Sinceramente estoy muy cansado de niñatos, politólogos y de todos aquellos que presumen de activismo, cuando su activismo se reduce a una mero activismo virtual o al acudir a una manifestación de uvas a peras. Estoy cansado de oír a todos aquellos que presumen de su presencia en el 15M y de ser los padres de no se cuantos movimientos sociales. Estoy cansado de quienes se han convertido en meros palmeros de ciertas élites podemitas. Estoy cansado de la cantidad de gente sin criterio alguno que seguramente como dice el dicho “presumen de aquello de lo que justamente carecen”. Estoy cansado de que se cierre la puerta a personas hechas y derechas, y a un verdadero activista con personalidad y criterio, como es mi amigo Rafa García, para crear una nueva cúpula compuesta mayoritariamente por jóvenes imberbes, y que encima algunos fueran presumiendo de ser una candidatura de jóvenes. ¿Dónde quedó el respeto y saber valorar la experiencia?

Bueno no me extiendo más. Simplemente decir que estoy de bajón, que esta es mi opinión y así la he querido compartir con vosotros y vosotras porque necesitaba expresarme y sacarlo al exterior.

Seguramente muchos no compartiréis lo aquí expuesto o no os gustará este escrito, pero lo cierto es que no escribo para gustar, escribo para dar mi opinión, denunciar lo que no me gusta y, no menos importante, como una terapia personal.

Un abrazo a la buena gente de Podem Catalunya, felicidades a los compañeros y compañeras ganadores y de hoy hasta septiembre tomaré la decisión si debo volver a este proyecto llamado Podemos o es mejor que siga mi camino en solitario.

Marco

photo216977028081101325

La derecha “suma”

Publicado: julio 20, 2016 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

Homs, Pastor

El tener conocimiento que diez diputados nacionalistas de PNV y de lo que hasta hace cuatro días era Convergència han votado a favor del PP a la hora de decidir la constitución de la Mesa del Congreso y elegir las vicepresidencias, y permitir con su abstención de que la exministra de Fomento, Ana Pastor, se hiciera con la presidencia de la cámara demuestra la bajeza de unos y como esa frase de Groucho Marx que decía “estos son mis principios…  si no le gustan tengo otros” es norma habitual en el amoral mundo de la política tradicional.

¿Quién era el iluso que creía que los que ahora se hacen llamar “Demócratas de Catalunya” habían mutado para convertirse en un partido progresista y que su catalanidad imposibilitaría acuerdo alguno con la rancia derecha española? Por mucho que algunos aparenten ser algo nuevo y que la brecha entre ellos y el partido del señor Rajoy es abismal e insalvable los hechos una vez más demuestran que la única patria que algunos conocen es la del propio interés y la de esa alta burguesía catalana cuya patria no es otra que aquella que le garantiza incrementar su capital.

Es probable que con este gesto de los exconvergents, buscando determinadas contrapartidas, su nueva marca y “el procés independentista” queden gravemente tocados. ¿Qué van a pensar todos aquellos indignados con ese aparente mal trato de la casposa y cavernaria España, de escasos recursos y no excesivamente nacionalistas, que confiaron en el partido del señor Mas, ante estos hechos? Pues a buen seguro que una parte de ellos busquen consuelo en otras opciones políticas y otra parte acabe formando parte de esa gran legión de descontentos y defraudados por la hipocresía partidista que tienen en la abstención su ideario y desconfían de cualquier iniciativa tras la cual esté un partido político. 

Esta es la vieja política, la que no escucha a su militancia y desde sus altas esferas decide lo que conviene a sus élites, la que no tiene problemas en mutar su ideario político buscando cualquier tipo de rédito con ello, los que no tienen problema de intentar imponer acuerdos y confluencias sin importarles traicionar sus ideales, aquella que funciona por dedocracia y un militante no es más que un borrego capaz de seguir al rebaño, y aquella que acaba sucumbiendo a los intereses de unos pocos y dejándose corromper. Esta es la política habitual y que un partido como Podemos se comprometió a cambiar, pero una cosa son las intenciones y otra los hechos. Esperemos que el tiempo y los grandes intereses no perviertan nuestros principios e ideales haciéndonos perder de vista nuestros objetivos: dignificar la democracia y ser una herramienta al servicio de la ciudadanía.

 MSNoferini

La derecha suma

 

Como bien sabréis los que me conocéis o perdéis algún minuto de vuestro tiempo en leer mis escritos y desvaríos soy un Podemita –vocablo made in Podemos, ya que en este partido somos muy dados a usar palabrejas raras y frases hechas-. Hace más de dos años y medio que me metí en el gran fregado de la política de partidos. Un mundo donde las formas de la nueva política aún no se vislumbran por ningún lado, y las reuniones de los círculos me recuerdan demasiado a las reuniones que había visto en mi infancia cuando mis padres militaban en el PSUC e iban a reuniones o asambleas.

Sobre el papel y la imagen que queremos vender este proyecto es maravilloso, combinar política y activismo, o lo que es lo mismo que combinar política de salón o institucional y política de calle, y todo en un sistema de toma de decisiones horizontal y asambleario. El problema viene en que la torpeza de unos y las prisas fruto del poco tiempo que hemos tenido desde nuestro nacimiento hasta el día de hoy para poder tener un partido, una organización y unas propuestas con las que poder afrontar el reto de “tomar el cielo…” o las instituciones “…al asalto”; una frase que como muchas otras estamos dejando en el cajón del recuerdo porque según parece ahora somos social demócratas, más moderados y tenemos que ser muy cuidadosos con nuestras formas; nos han llevado a descuidar la organización y todo aquello que nos hacía diferentes al resto de partidos.

Podem Catalunya, que es donde yo milito, es organizativamente un auténtico desastre y por eso algunos nuevos actores políticos nos usan y desusan a conveniencia. Sin olvidar la cantidad de gente que tenemos en nuestro propio partido más preocupado en defender unos intereses que no son o no deberían ser los nuestros.

Cuando hablo de que Podem Catalunya es organizativamente un desastre, como a buen seguro pasará en otras autonomías, no es una visión subjetiva de un paranoico o de una persona con deseos de hacer daño a mi propio partido, lo digo porque los hechos así lo confirman. Solamente es necesario leer la parte que se filtró de un famoso informe encargado a un analista externo y que todos conocemos como “el informe Brunet”. Según ese informe pormenorizado de los diversos órganos y áreas en el que estaba estructurado Podem Catalunya en el año 2015 nuestros problemas eran y por desgracia siguen siendo, a la espera que los nuevos órganos que salgan de estas próximas elecciones sean capaces de poner soluciones, los siguientes:

Desorganització generalitzada, falta de formació, òrgans inoperants, enfrontament entre els diversos organs, desmotivació, inexperiència, un CdG. col·lapsat i partidista, desorientació, organització basada en la desconfiança, manca de transparència, fallida en tots els nivells, formes de funcionament molt similars als partits tradicionals (vella política), verticalitat, manca de comprensió de la singularitat catalana, faccions i corrents internes enfrontades, persones tòxiques, manca de capacitat d’actuació, etc.

Sin olvidar que a pie de cada apartado o área analizada siempre encontrábamos el mismo pie de escrito: “Es per això que al […] calen proposar mesures urgents”. Pero las medidas urgentes nunca llegaron.

Y hemos llegado al momento actual, con un partido dividido en facciones o familias que en muchos casos están más preocupadas de ellas y sus estrategias que en trabajar codo con codo con quienes tienen otra forma de ver las cosas. Un partido que ha descuidado su elemento diferenciador y que configura la estructura del propio proyecto y partido, los Círculos. Un partido donde los que tenían que trabajar desde el principal órgano ejecutivo, el Consell Ciutadà de Catalunya, no han sabido estar a la altura o han utilizado su puesto para promocionarse y llegar a ocupar un cargo político u orgánico retribuido. Un partido que corre el riesgo de perder su propia identidad al ser engullido por un pastiche de nuestra propia formación, de nombre En Comú. En definitiva un partido desorganizado y con una militancia supuestamente muy activa y luchadora pero que en demasiadas ocasiones se ha mostrado excesivamente condescendiente y poco unida para exigir unas mejoras que a día de hoy aún no se han producido.

Todo este “rollo”, mi habitual rollo, que os estoy metiendo no persigue un fin electoral, pues como muchos sabréis he decidido presentarme al Consell Ciutadà de Catalunya, persigue únicamente visualizar una realidad y dar un tirón de orejas a buena parte de mis compañeros. Si queremos que esto funcione y que unos pocos no nos lleven hacia donde ellos quieran o utilicen Podem Catalunya en beneficio propio o de una familia, élite o partido hemos de ser auténticos perros de presa y exigir transparencia.

Es importante que el/la nuevo/a Secretario/a General y CCA que salga de estas próximas elecciones convoque con urgencia una Asamblea Ciudadana de Catalunya, donde poder hacer un nuevo análisis de la situación del partido, recoger propuestas, explicar las líneas de trabajo y quien va a hacer ese trabajo. Necesitamos con urgencia comenzar a definir hacia dónde queremos ir y cómo lo vamos a hacer.

Quienes entren en la Secretaría General, CCA y CdG han de ser conscientes de que les espera una ardua labor y que el premio es, o debería ser, única y exclusivamente la satisfacción de trabajar en poner solución a nuestros problemas y desorganización para conseguir tener esta herramienta llamada Podemos en las mejores condiciones para poder afrontar el reto de ayudar a nuestros conciudadanos en sus problemas y necesidades.

El nuevo CCA, que seguramente será muy plural y variopinto, deberá saber dejar al margen familias y simpatías para poder trabajar unidos y bajo una total transparencia en beneficio de nuestro partido asumiendo entre otras cosas el compromiso de no utilizar sus nuevos cargos en su promoción, respetar escrupulosamente nuestros propios principios y conseguir la plena participación de las bases en la toma de decisiones.

Y a la hora de votar en estas cercanas elecciones que cada uno elija a quien considere los más aptos evitando lo que se ha venido a llamar el voto plancha, pues no podemos caer en el error de dejar la gestión de nuestro partido en un único grupo, facción o familia.

MSNoferini

Logotipo Podem Catalunya

Ya estamos en la tan esperada campaña electoral para cubrir la vacante existente hace meses en nuestra Secretaría General y para elegir el nuevo Consejo Ciudadano Autonómico de Catalunya. A día de hoy tenemos a cinco candidatos a la Secretaría General, y cada uno es libre de elegir a la persona que crea que mejor pueda representarnos y que pueda hacer un mejor trabajo, pero no hemos de olvidar que dos de ellos tienen gran responsabilidad en el estado en el que se encuentra Podem Catalunya por ser dos miembros de este último CCA, Jéssica Albiach y Oscar Guardingo. Pero la cosa no queda ahí, pues no sólo es que no supieron hacer bien su trabajo, sino que utilizaron su cargo para visualizarse y promocionarse, y así acabaron ocupando un importante cargo político, un cargo que encima no les va a permitir si fueran los elegidos a Secretarios Generales poder dedicarle todo el tiempo que se merece la importante labor a desarrollar para arreglar el ruinoso estado en que se encuentra Podem Catalunya.

Pero aun tenemos el caso de otras personas que en caso de entrar tendrían duplicidad de cargos, el Diputado en Cortes, el señor Raimundo Viejo, una persona de escaso carisma que ha pasado sin pena ni gloria por diferentes cargos, y el Palamentari del Parlament de Catalunya, don Albano Dante Fachín. Dos compañeros con dos posturas muy enfrentadas que también se han dedicado al postureo y sólo han sabido trabajar en post de sus propios intereses.

Muchos son los que apoyan a su idolatrado Albano, famoso por tirar la piedra y esconder la mano, capaz de filtrar según que información a la prensa con tal de conseguir su objetivo aunque luego no quisiera reconocer su responsabilidad. El candidato llorón que se dejó manipular con la famosa lista de Albano, pero poco le importó al conseguir con ello lo que buscaba, entrar en el Parlament como diputado. Un personaje que prometía por su pasado pero que ha acabado demostrando que es un ídolo con pies de barro. Albano el muchacho de Ada, y que no ha tenido problema en autoproclamarse como el único capaz de salvar este partido de caos y de los arribistas, pero ha montado una candidatura con algunos amiguetes de Revolta y quiere hacernos creer que quitar una familia para poner a otra va a pacificar y mejorar a nuestro partido. Y si no tenemos bastantes problemas, él y su candidatura sólo saben vendernos que debemos mejorar para poder negociar en la mejores condiciones posibles nuestra fusión con En Comú, ese monstruo de Frankenstein hecho de retazos de otros partidos y asociaciones donde su mujer es pieza destacada.

Por lo tanto a la hora de votar que cada uno elija libremente pero yo lo tengo muy claro, yo votaré al quinto en discordia, al menos conocido, pero a fin de cuentas el único que no tiene duplicidad de cargos, ni tiene responsabilidad en el desastre organizativo que tenemos, y que encima es una activista de tomo y lomo con una gran capacidad de trabajo. Yo votaré a mi amigo Rafael García.

MSNoferini

photo216977028081101191