Posts etiquetados ‘politicos’

Hoy (17/03/2015) hemos tenido conocimiento de algo que considero vergonzoso, y que me reafirma en mis convicciones y en el motivo que me ha llevado a intentar luchar contra la forma clásica de hacer política, la Audiencia Provincial de Barcelona da por cerrado el caso de las dietas cobradas por más de 40 alcaldes y cargos municipales [entre otros el exalcalde de Sabadell (Barcelona) Manuel Bustos, así como la alcaldesa de L’Hospitalet (Barcelona), Núria Marín; el de Mataró (Barcelona), Joan Mora, el del Prat de Llobregat (Barcelona), Lluís Tejedor; el de Solsona (Lleida), David Rodríguez, y el de Tarragona, Josep Félix Ballesteros], una causa que se desprendió de la llamada Operación Mercurio.

La Audiencia falla a favor de la parte demandada y considera que la “Federació de Municipis de Catalunya” a pesar de tener apariencia de organismo público no lo es. Según el tribunal esta federación “no es privada porque entre otras cosas su afiliación es voluntaria y por lo tanto sus fondos no pueden tener la consideración de públicos”. También se hace referencia que desde la FMC no se gestionan servicios sino que es un simple órgano asociacionista por lo que el dinero recibido y gestionado pierde la condición de fondos públicos, provengan de donde provengan. Es decir, aunque el 94% de los fondos con los que contó la FMC durante los años 2011 y 2012 provenían de ayuntamientos, consells comarcals, diputaciones y subvenciones, según el auto, que falla a favor de la tesis de la defensa, no pueden tener la consideración de públicos. ¿PERO SE CREEN QUE SOMOS GILIPOLLAS? ¿QUÉ COÑO ESTÁ PASANDO EN ESTE PAÍS? ¿QUÉ TENEMOS QUE HACER PARA QUE NO SE NOS MEEN EN LA CARA?

Y para más inri encima algunos se quejan porque sienten que se ha mancillado su honor. Cobraron sobre sueldos a cargo de fondos públicos –digan lo que digan los fondos eran públicos- y encima tienen las santas narices de considerarse ofendidos. Los ofendidos somos los ciudadanos, ofendidos en nuestra inteligencia, en nuestro amor propio y ofendidos ante la podredumbre de un sistema capaz de premiar al ladrón y condenar al pobre.

MSNoferini

Bustos-FMC

Anuncios

Unos tanto y otros tan poco

Publicado: octubre 10, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:, , , ,

El genial y ácido humor del Roto. Un fiel reflejo de la realidad.

Hoy (10/10/2014) aparecía en el diario económico Cinco Días esta provocadora noticia:

“La creación de sociedades de inversión de capital
variable (Sicav) está registrando el mayor crecimiento
de su historia. En los nueve primeros
meses del año se constituyeron 180, un récord
sin precedentes, y el patrimonio bajo su gestión está a
punto también de superar su máximo histórico: los
32.000 millones de euros alcanzados en 2007, en plena
efervescencia económica y poco antes de que la crisis
empezase a mostrar sus primeros síntomas. Entre las
varias razones que explican la explosión de este vehículo
de inversión destaca la regularización fiscal de 2013,
que afloró cerca de 40.000 millones euros. Unos fondos
que permanecían fuera del circuito y que, al menos en
parte y animados por la mejora de los mercados financieros,
han optado por aprovechar la óptima fiscalidad de
este instrumento.”
 

Las SICAVs son sociedades de inversión famosas por sus ventajas fiscales y que sólo tributan un escaso 1 % (de acuerdo con lo establecido en el art. 28.5 LIS). Para poder constituir dichas sociedades se ha de contar con un capital mínimo de 2.400.000 euros. Hablando claro son sociedades nacidas con la finalidad de dar unas ventajas fiscales a las grandes fortunas. Lo que pone de manifiesto lo injusto de nuestro sistema tributario y por qué no decirlo de nuestro país.

Según publicaba el pasado mes de septiembre el diario el País (fuente Eurosat) el número de millonarios de nuestro país a la finalización del año 2012 se incrementó considerablemente pasando de los 233 que habían antes de la crisis (2007) a 443 personas, personas con un patrimonio declarado superior a los 30 millones de euros. Lo que pondría de manifiesto que España es uno de los países de Europa con mayor desigualdad social, sólo superado por Letonia.

Como no me canso de repetir lo que estamos padeciendo no es una crisis sino una estafa en toda regla que ha demostrado la fragilidad y lo injusto del sistema capitalista, donde sus principales responsables, capital y banca, amparados por los poderes políticos en ningún momento han visto peligrar su poder ni han tenido que purgar sus fechorías, siendo los únicos perjudicados el empobrecido proletariado y el resto de la ciudadanía.

En conclusión todo lo ocurrido en los últimos años en España pone en evidencia a nuestro ejecutivo, actual y pasado (PP, PSOE), así como a esos ruinosos gobiernos autonómicos, por no haber hecho las políticas adecuadas contra la especulación y el despilfarro, por destinar los pocos recursos económicos del país en rescatar a quienes nos arruinaron (les hemos refinanciado), y por haberse vendido a los poderes económicos sin importarles que ello representara, entre otras cosas, recortar nuestros derechos y empobrecer aun más a la ciudadanía. Lo que ha llevado a enterrar definitivamente el estado del bienestar e incrementar las diferencias sociales entre ricos (quienes controlan la economía y los principales medios de producción) y pobres.

MSNoferini

roto21

Cuando creemos que ya hemos tocado fondo en la podredumbre que asola a este país en forma de corrupción aparecen nuevos casos que vuelven a poner de manifiesto la bajeza de la condición humana. El pasado miércoles (1/10/2014) se hizo pública la noticia de cómo buena parte de los consejeros y directivos de la desaparecida Caja Madrid y Bankia en los últimos nueve años habían abusado de las tarjetas de crédito que se les entregaba para sufragar todos aquellos gastos que pudieran generarles su labor y obligaciones en el cargo (comidas, desplazamientos, etc.).

De la totalidad de directivos que tuvo Caja Madrid y Bankia, entre los años 2003-2012, 33 de ellos cargaron gastos y retiraron a través de cajeros un montante total superior a los 15 millones de euros. Al margen de los dos presidentes que tuvo la entidad en este periodo de tiempo, los señores Blesa y Rato, que ya están implicados e imputados por otros escándalos, nos encontramos que el nuevo escándalo salpica a consejeros de diversas formaciones políticas e incluso de los dos sindicatos mayoritarios de este país.

Y una vez destapado el escándalo nos encontramos, como viene siendo habitual, con la supuesta sorpresa de los implicados ante la investigación de la fiscalía. Han sido unos cuantos los exconsejeros que nos quieren hacer creer que ellos obraron correctamente, según ellos esos gastos estaban justificados pues “…era nuestro único medio para pagar gastos relacionados con la actividad de consejero”. Según relataba uno de estos consejeros a un periodista estos gastos estarían más que justificados dado que, a diferencia de los directivos, ellos no tenían coches oficiales, secretarias, ni la posibilidad de utilizar asesorías de la entidad, por lo que cargaban estos gastos a la tarjeta, pues esa era su finalidad. Incluso se ha querido justificar, por parte de uno de los consejeros implicados, la compra de caros trajes como si esto fuera la mar de normal dada su posición ya que no dejaba de ser un gasto de representación más.

¿Pero cómo justificar las abultadas retiradas en efectivo a través de los cajeros que ascienden a más de dos millones de euros? Pues queriendo hacernos creer que no era nada ilícito si el dinero se utilizaba en los gastos generados por las obligaciones del cargo, y dado que supuestamente la entidad financiera tenía un acuerdo con la Agencia Tributaria, por el cual –según ellos “como ocurre en todas la corporaciones”- la entidad tributaba el 35% de los gastos totales, lo que les permitía no tener que justificarlos, desglosarlos, ni aplicarlos al responsable del gasto. Pero tal como desvela el País no es cierto que la Agencia Tributaria lo permita, ni es habitual en el mundo empresarial, porque ¿cuántas empresas permiten a sus directivos retirar dinero en efectivo de las tarjetas de crédito que se les da para sus gastos de representación? Seguramente ninguna, y de permitirlo difícilmente sería por un montante de más de 2 millones de euros. Imagínense intentar justificar las retiradas en efectivo como una necesidad propia del cargo, cuando en más de una ocasión las retiradas eran de hasta 5.000 euros.

Son muchas las voces expertas en la materia que no acaban de entender como la Agencia Tributaria y el Banco de España no estuvieron al caso de estos desproporcionados emolumentos a cargo de dichas tarjetas de crédito y cómo se taparon. Pero está claro que si quienes cometieron estos excesos y posibles delitos eran políticos o personas cercanas a los principales partidos es fácil entender el motivo de la ceguera de quienes deberían haber estado al caso de tantas irregularidades.

MSNoferini

Información extraida del País.

Información extraida del País.

Odio

Publicado: septiembre 19, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:, , , ,

Odio a los políticos que se enriquecen, sin pensar en todo aquellos que sus políticas padecen.

Odio a todo aquel político inepto, que con su escasa preparación nos falta al respeto.

Odio a los gobernantes mentirosos que en campaña todo prometieron, y luego nada cumplieron.

No soporto a tantos políticos ladrones, porque su elevado número me toca los cojones.

No soporto que blinden su poder modificando la legislación, y que nos lo quieran vender como un deseo democrático de regeneración.

Odio sus políticas criminales, cuyos resultados han tenido consecuencias mortales.

Odio que se invierta nuestro dinero en ayudar a la banca, en lugar de destinarse a quienes estos dejaron sin blanca.

Odio sus políticas laborales, que han hecho retroceder nuestros derechos a tiempos ancestrales.

No soporto la banalidad, de usar eufemismos para enmascarar la realidad.

No soporto que utilicen a sus perros de presa, para reprimir toda queja.

Odio los recortes en sanidad y educación, porque están consiguiendo su total degradación.

No soporto que se tenga que criminalizar, a las mujeres que se vean en la obligación de abortar.

No soporto las políticas económicas que favorecen a los potentados, sin importarle los millones de ciudadanos desamparados.

No me gusta la manipulación, de quienes dirigen este mundo desde un caro sillón.

No me gusta que se hable de crisis económica, cuando la realidad es que hemos sufrido una estafa astronómica.

Y no soporto al Señor Rajoy, y con esto pongo punto final y me voy.

MSNoferini
(Igual sonaría bien con música de Carlos Goñí)

congreso_diputados(1)

Pasarán los años y esta gran estafa a la que hemos sido sometidos los países más pobres, esa crisis global que como un virus a causado estragos entre la ciudadanía, quedará como un triste recuerdo que muchos querrían dejar en el olvido. Pero recuerdos como este, causante de tantos males y que ha comportado cambios tan drásticos y negativos para países como el nuestro, no deberían caer nunca en el olvido, porque lo sucedido debería hacernos entender los fallos del capitalismo, una filosofía económica que por desgracia se ha impuesto en casi todo el mundo.

El nuevo capitalismo, surgido tras el derrumbe de parte del sistema financiero, se ha reinventado más despiadado y deshumanizado. Los que ostentan el poder económico se han hecho con el control del poder legislativo de la gran mayoría de países y cada día se legisla más en beneficio del capital y en detrimento de los trabajadores.

Día a día vemos como, en países como el nuestro, la en otras épocas floreciente clase media se ha ido empobreciendo por los cada día más bajos salarios, por una desmesuradas cargas fiscales, a lo cual deberíamos unirle el excesivo gastos que representa el pago de la vivienda, el encarecimiento de la cesta de la compra y de algunos servicios, a los que la ley consideraba derechos fundamentales, como la educación  y en algunos casos la sanidad.

¿Y cómo es que la mayor parte de los trabajadores de nuestro país, al igual que otros, han consentido esta merma en sus ingresos y derechos, que les han llevado a unos niveles de empobrecimiento desconocidos para la gran mayoría, sin casi presentar batalla? La respuesta es “a base de miedo y manipulación”.

Cómo quejarse de nuestros bajos salarios cuando nos han hecho creer que somos afortunados por el simple hecho de conservar el trabajo dados los más de seis millones de desempleados que tenemos en España, cómo quejarse si temes que tu empresas pueda estar al borde del cierre, cómo quejarse a título individual si para los empresarios es cada día más fácil despedir a sus trabajadores, cómo plantear una reclamación conjunta si esta sociedad es cada día más individualista y cada día son más las personas que han dejado de creer en los sindicatos como una buena opción para reivindicar el respeto a sus derechos o para pedir mejoras laborales. Y cómo poner nuestra confianza en gobernantes y políticos, como único medio para arreglar los problemas del país, si el tiempo nos viene demostrando que son tan eficientes como poner el cuidado de nuestros bosques en manos de pirómanos.

Es muy triste que el sistema capitalista haya demostrado sus carencias y fallos, causando con ello una hecatombe capaz de condenar a la miseria a millones de personas, y en lugar de causar una revolución social capaz de poner los cimientos que permitiesen crear un sistema más justo y fiable se produzca una revolución del propio capital, que en detrimento de la ciudadanía renace, como el ave fénix, de sus cenizas pero mucho más deshumanizado, y siempre con el beneplácito de nuestros gobernantes más dados a dar su apoyo a los poderosos que a los pobres y necesitados.

 MSNoferini

msnoferini.wordpress.com

Mundo de mierda

¿Qué mueve al ser humano a engañar a sus semejantes y a aprovecharse de estos? Esa es la pregunta que se les debería hacer, principalmente, a todos aquellos que han alcanzado una privilegiada posición social y económica pisando a los demás o quienes ya ocupándola no tienen reparo en aprovecharse de esta en beneficio propio y perjuicio de otros. Con sólo echar un vistazo a nuestra actualidad uno tiene la sensación de que, lejos de disminuir, son cada vez más los casos en que unas privilegiadas minorías viven cada día mejor e incrementan considerablemente su patrimonio, aprovechándose lícita e ilícitamente del resto de la ciudadanía -como podrían ser ese cada día mayor número de políticos inculpados, juzgados y/o condenados por prevaricación, cohecho, corrupción, etc. Personas amorales que no tienen problema en infringir la ley para hacerse con el dinero ajeno o para beneficiar a alguien de su entorno, y sin importarles lo más mínimo las consecuencias que sus actos podrían tener en sus semejantes o para su país.

La larga historia de la humanidad nos demuestra como el hombre siempre ha sido autor de los actos más nobles, como también de los más deleznables. El ser humano es un animal reflexivo, pero esta cualidad analítica que se da en el hombre, por encima de los demás especies, de ninguna manera nos hace mejores al resto del reino animal, ya que mientras el resto de los seres vivos actúan simplemente por instinto el ser humano es plenamente consciente de sus acciones, dada esa cualidad analítica innata. Por lo que al margen de pecar todos en mayor o menor grado de envidia, avaricia o soberbia, el peor pecado es perjudicar con nuestros actos a nuestros semejantes siendo plenamente conscientes de que dichos actos no son correctos.

Leyendo la prensa diaria debería hacernos reflexionar sobre la mierda, y perdón por la expresión, de mundo en el que vivimos. Un mundo donde un 2% de la población podría controlar  el 50% de la riqueza mundial, mientras millones de personas mueren literalmente de hambre cada año; donde los laboratorios farmacéuticos se enriquecen cada día más con la venta de sus fármacos al tiempo que no muestran el menor interés en ayudar a erradicar de los países pobres enfermedades que ya hace tiempo que desaparecieron de los países desarrollados; donde las grandes empresas y corporaciones trasladan la fabricación de sus productos a países pobres para rebajar costes con ello, sin importarles lo más mínimo las condiciones de semiesclavitud en la que trabajan los operarios de esas fábricas; donde la industria armamentística se gasta ingentes cantidades de dinero comerciando con la muerte, sin importarles a ellos ni a los gobiernos de sus países a quien se venden y la cantidad de gente que matan cada año; un mundo donde es más importante invertir el dinero público en ayudar a la banca que en ayudar a las personas; etc.

Este es nuestro país y nuestro mundo, un mundo imperfecto donde nadie da nada por nada, porque en muchas ocasiones incluso detrás de aparentes actos de generosidad de instituciones y corporaciones se pueden esconder intereses tan mezquinos como tener buena prensa o ganar notoriedad y en el caso de iniciativas o actos individuales nos podemos encontrar que, en algunos casos, vengan motivados por un claro deseo de agrandar el propio ego.

A veces pienso que si no sería mejor que algún líder imbécil, como podría ser el norcoreano Kim Jong-un, desencadenase una guerra nuclear y no fuéramos todos a tomar por culo.

MSNoferini.