Posts etiquetados ‘desempleo’

imagen-Desempleo

Leyendo la mayor parte de la prensa de esta última semana nos encontraremos con que el paro ha subido este mes en 57.257 personas, achacable en parte a la finalización de los contratos navideños y de la posterior época de rebajas, pero al mismo tiempo se nos informa a bombo y platillo que el número de desempleados a la finalización de enero de este año se ha situado en 3.760.231. Lamentablemente no todos los medios dicen claramente que esta esperanzadora cifra de desempleados hace referencia única y exclusivamente a los desempleados inscritos en los servicios públicos de empleo, que por cierto cada vez se reduce más pues estar apuntado no te garantiza ningún tipo de ayuda ni un servicio de búsqueda de empleo.

Por favor seamos más serios y no nos quedemos con los titulares ni con la información sesgada e interesada. Si cogemos los datos que publica mensualmente el único organismo que puede facilitar unos datos serios en relación a la evolución del mercado laboral, y que no es otro que la Tesorería General de la Seguridad, pues es el organismo que gestiona todas las altas y bajas laborales, nos encontraremos que la media de trabajadores dados de alta en enero de 2017 fue de 17.674.174 personas y que cuando el Partido Popular se hizo con la victoria en las elecciones del 20 de noviembre de 2011 teníamos una media de 17.248.530 personas en situación de alta laboral, lo que quiere decir que desde la llegada del partido del señor Rajoy al Gobierno han conseguido con sus maravillosas reformas incrementar el número de trabajadores en alta en  425.644 personas  –calidad, precariedad y temporalidad del empleo al margen–.

¿Cómo casan esos números con los datos que periódicamente hacen públicos la Encuesta de Población Activa y mensualmente el Servicio Estatal de Empleo Público, según los cuales a la llegada del PP al gobierno en el 2011 teníamos  5.287.300 desempleados para la EPA y 4.422.359 para el SEEP, y en la actualidad la EPA del cuarto trimestre de 2016 nos da un total de 4.237.800 desempleados y el SEEP en su última entrada del mes de enero nos dice que nos hemos quedado en 3.760.231 desempleados?

Pues evidentemente la conclusión que hemos de sacar es la de no tomar en excesiva consideración algunos índices de referencia debido a su inexactitud, y también nos deja bastante claro que aunque estemos lejos de esos supuestos más de seis millones de desempleados que el PP le lanzaba en cara al gobierno Zapatero, pues entonces sí interesaba coger el índice más alto y más adecuado a sus intereses, la cosa no pinta todo lo bien que quieren hacernos creer algunos.

Tal como ya he expuesto en el segundo párrafo de este escrito, la realidad es que con el Gobierno del Partido Popular el empleo sólo ha crecido 425.644 puestos, y nadie puede a ciencia cierta demostrar que reformas como la aprobada en el 2012 (RDL 3/2012, del 10 de febrero) hayan servido para algo más que precarizar y temporalizar el empleo.

La precarización del empleo es alarmante, cada día se incrementan más los contratos a tiempo parcial, la temporalidad es un hecho, y al cargarse la ultractividad de los convenios, obligando que a su expiración, y tras no llegar a un acuerdo las dos partes negociadoras, tener que acogerse a uno de ámbito superior o de no existir simple y llanamente a los mínimos que pueda marcar el Estatuto de los trabajadores, lo que permite que las nuevas contrataciones puedan cobrar en función del SMI.

Con los contratos por horas y temporales no son pocos los trabajos que ahora han quedado más repartidos, en beneficio de las estadísticas y perjuicio de los trabajadores. A la cabeza me vienen dos casos muy cercanos de amigos que tras mucho tiempo desempleados consiguieron sendos trabajos, pero desgraciadamente la política laboral de dichas empresas les llevó a una contratación por tiempo determinado no renovable, por mucho que ambas empresas necesitaban tener cubiertos dichos puestos y dedicaron tiempo a su formación, por lo que al expirar respectivamente sus contratos de seis meses y un año volvieron a englobar las estadísticas de desempleados, o no, al tiempo que otras dos personas cubrían dichos puestos de trabajo.

MSNoferini

 

Ya hace tiempo que cuando a la finalización de cada trimestre se venía haciendo pública la Encuesta de Población Activa, y aparecía nuestra Ministra de Trabajo o algún otro miembro de nuestro Gobierno presumiendo de lo bien que lo estaban haciendo y como habían conseguido reducir el elevado desempleo que encontraron a su llegada al poder, me desgañitaba gritando a los cuatro vientos que esto no era así y lo poco creíbles que eran los datos que nos facilitaban.

Hasta el mes de febrero de este año el gobierno del Señor Rajoy había sido incapaz de crear más empleo del que se encontró al llegar al Gobierno en noviembre de 2011. Pero por fin durante estos dos últimos meses han conseguido que la cifra de trabajadores en alta sea mayor de la heredada del PSOE. Ahora la pregunta debería ser ¿en cuánto se ha reducido el desempleo y cuántos puestos de trabajo se han creado realmente?

En cuánto se ha reducido realmente el desempleo es difícil dar una cifra, pues los datos facilitados por el INEM son poco fiables, ya que son muchas las personas que han desistido de estar apuntadas en sus listas de demandantes de empleo. Pero lo que sí que es cierto es que por fin en este país tenemos a más trabajadores dados de alta de los que había cuando el PP llegó a la Moncloa, aunque solamente sean algo más de 300 mil personas, unas cifras que no casan para nada con el supuesto descenso de cerca dos millones de desempleados que desde el Ministerio de Empleo se nos dio a conocer el mes pasado. Lo que evidencia las medias verdades y la manipulación a la que estamos sometidos.

Pero dejando al margen ese baile de cifras y esa irreal forma de jugar con la aritmética que tienen nuestros gobernantes, sí parece que se ha comenzado a crear más empleo del que se destruye, pero habría que preguntarse ¿cómo se ha comenzado a crear empleo y qué tipo de empleo es el que se está creando?

Para contestar a estas preguntas simplemente haré referencia a la encuesta hecha pública la semana pasada por Eurostat sobre el empleo en la UE. Según la oficina Europea de Estadísticas nuestro país tiene el triste privilegio, junto con Portugal y Grecia, de estar a la cabeza entre aquellos que tienen un mayor número de ciudadanos forzados a aceptar un trabajo por horas (a tiempo parcial) en contra de sus deseos.

En España un 25% de los trabajadores contratados como asalariados –Régimen General– lo están por horas  –3.314.851 personas–, de los cuales un 54,2% desearían tener un contrato a jornada completa, y para más INRI dos terceras partes son mujeres. Lo que evidencia que en este país poco es el empleo que se crea y el que se crea es cada día más precario en derechos, jornadas (ya que tal como ha denunciado reiteradamente los sindicatos cada día es una práctica más habitual exigir el realizar más horas de las estipuladas por contrato) y salarios (con uno de los SMI más bajos de la UE). Sin olvidar al elevado número de falsos autónomos que tenemos en este país, sean como personas físicas o como miembros de cooperativas. Pues obligar a un trabajador a darse de alta como autónomo para contratar sus servicios o el de una cooperativa en lugar de  contratar directamente al trabajador resulta altamente beneficioso para las empresas (entre otras cosas porque le puede representar un ahorro considerable en cuotas patronales a la Seguridad Social, y llegado el caso también en indemnizaciones por despido), pero una merma considerable en los derechos del trabajador.

Y si no teníamos bastante con la deplorable situación en la que se encuentra el mercado laboral y los derechos de los trabajadores, con las dos últimas reformas laborales (aprobadas por el PSOE y el PP) y las políticas aplicadas por el gobierno del PP, tenemos que oír y leer las propuestas de la patronal, la cual empieza a allanar el camino para sus intereses de cara al nuevo gobierno que pueda surgir de estas próximas elecciones del 26 de junio.

Tal como hizo público el diario Expansión:

“La patronal pide al próximo Gobierno carta blanca en el contrato temporal”

La CEOE pide carta blanca para las empresas, para dar toda la flexibilidad posible a la contratación temporal. Así, y entre otras cosas, la patronal propone “eliminar” el límite de tres años de duración para el contrato por obra o servicios determinado, y “permitir cuantas prórrogas sean precisas en el contrato eventual”. O, incluso, a través de la negociación colectiva, establecer un contrato eventual de 3 a 5 años de duración, “ligado al ciclo de vida del producto o servicio”, mientras la tasa de desempleo en España sea superior al 15% de la población activa.

[…]Otra alternativa que plantea CEOE en este terreno es suprimir la obligación de la empresa de convertir un contrato temporal en indefinido cuando el trabajador haya superado los dos años de eventualidad, dentro de un periodo máximo de dos años y medio en la empresa, mediante dos o más contratos temporales. Es decir, un trabajo temporal sin límite.

[…]Incluso, la CEOE pretende “mayor seguridad” para el empresario en alargar el periodo de prueba cuanto estime necesario y, por tanto, la temporalidad del empleo. Por eso, CEOE quiere que el periodo de prueba dure hasta garantizar “la adecuación del trabajador a la demanda de sus cualificaciones en la organización de la empresa”. Un criterio que estimula la arbitrariedad del empleador en esta cuestión.

Es evidente que dependiendo quien gane las próximas elecciones negro panorama se vislumbra para los trabajadores y para la mejora de nuestros derechos laborales, pues quien realmente manda a la hora de diseñar las políticas laborales en este país, si siguen gobernando los mismos de siempre, es la patronal. Los sindicatos siguen siendo a día de hoy una mera comparsa que poco o nada pueden hacer para hacer de contrapeso a la hora de poner freno al poder de cierto sector empresarial. Pensemos que si se cumplen los pronósticos, y seguramente los deseos, de quien es el presidente de la CEOE, el Señor Joan Rosell, en el siglo XXI el empleo “habrá que ganárselo todos los días”. Por lo tanto a la hora de votar tengan en cuenta datos como los expuestos y actúen en consecuencia, pues no hay mejor política social que garantizar el pleno empleo y unos salarios justos.

MSNoferini

Tipos de contratos R. General a la finalización del mes(1)

…y este cuento no se acabó

Publicado: octubre 23, 2015 en Uncategorized
Etiquetas:,

Un trimestre más el Instituto Nacional de Estadística saca su famosa encuesta de población activa y una vez más esta pone el acento en la supuesta recuperación del mercado de trabajo, con el tan ansiada noticia sobre descenso del número de desempleados. Y como siempre el Gobierno en pleno saca pecho por lo bien que lo están haciendo y la gran mayoría de medios la difunden a bombo y platillo.

¿De verdad alguien se cree la noticia cuando los mismos medios dicen que el número de empleados ha descendido?

Es evidente que algo no cuadra si el descenso del número de desempleados va emparejado a una pérdida de puestos de trabajo. Simplemente cogiendo los datos que cada mes hace públicos la Tesorería General de la Seguridad Social (www.seg-social.es/Internet_1/Estadistica) sobre el número de trabajadores en Alta laboral a la finalización de los dos últimos trimestres podremos ver que a la finalización del mes de junio habían 17.075.015 personas en alta, y si buscamos cuantas eran las personas en alta laboral a la finalización del mes de septiembre veremos que estas eran 17.072.551, lo que quiere decir que en este país se sigue destruyendo empleo (2.464 puestos en este último trimestre en todo el conjunto del estado, y en el caso de Catalunya se han destruido la friolera de 32.613 empleos), y el poco que se crea es cada vez más precario y peor retribuido. Esta por desgracia, aunque algunos la quieran esconder, es la triste realidad del mercado laboral en este país.

MSNoferini

Busco trabajo

La gran mentira

Publicado: julio 31, 2015 en Uncategorized
Etiquetas:, , ,

No es la primera vez que denuncio públicamente la manipulación que se hace de forma sistemática de un dato tan trascendente como es la cifra de desempleados y de población activa. Cada trimestre cuando se hace pública la Encuesta de Población Activa desde nuestro gobierno se suele falsear la realidad, manipulando la información a su conveniencia, para dar a entender que sus acertadas políticas están logrando poner solución a las elevadísimas tasas de desempleo que tenemos en este país.

La EPA, como su propio nombre indica, no es más que una encuesta, y que como toda encuesta puede tener sus fallos –intencionados o no-, pero que los diversos gobiernos de este país, y sus medios afines –la gran mayoría–, utilizan como un dogma incuestionable de fe, entre otras cosas porque sus cifras son las que les interesan a ellos.

Si realmente se quiere tener información y datos fiables sobre la evolución del mercado laboral existen medios e indicadores de incuestionable exactitud, pero que algunos prefieren omitir porque muchas veces demuestran una cruda realidad que en nada les favorece.

La manera más fiable y exacta para poder saber el número de personas que realmente están trabajando en este país es recurrir al número de trabajadores en alta que proporciona la Tesorería General de la Seguridad Social (www.seg-social.es/Internet_1/Estadistica), un dato que aporto en los dos documentos adjuntos y que están al alcance de todo el mundo al ser un dato público a través de la página de la propia seguridad social.

Hace una semana con motivo de la publicación de los datos de la EPA del segundo trimestre de este año todos los medios se hicieron eco de la que aparentemente era la gran noticia: “En un solo trimestre la población activa se ha incrementado en 411.700 personas”. ¿Pero cuáles son los números reales de personas en situación de alta laboral?

Según la Tesorería General de la Seguridad Social el número de trabajadores que a la finalización del mes de Junio del presente año estaban en alta era de 17.075.015, mientras que la cifra que da la EPA es de 17.866.500, una diferencia de nada más y nada menos que 791.485 personas –al margen de que no todas las altas en los diversos regímenes de cotización son altas laborales (valga el ejemplo de las diversas modalidades del convenio especial)-.

Y si queremos hacer una comparativa entre el primer trimestre del año y el segundo, para saber cuál ha sido la evolución real del mercado laboral, deberemos tener en cuenta que según la TGSS a la finalización del mes de marzo teníamos 16.826.434 personas en situación de alta laboral y 17.454.800 según el Instituto Nacional de Estadística en la EPA. Por lo tanto la diferencia en la evolución de la población activa, del primero al segundo trimestre, ha sido de 411.700 personas según la EPA y según los datos de trabajadores en alta estos solamente se han incrementado en 248.581 nuevos trabajadores. Y tengamos en cuenta que el volumen de población activa acostumbra a incrementarse notablemente en estas fechas estivales con el turismo y los contratos temporales en el sector servicios.

Como ejemplo del servilismo de los diversos medios de comunicación con nuestro ejecutivo acompaño este escrito con el titular de prensa del diario la Razón del pasado 23 de Julio, por ser el que demuestra un mayor vasallaje con las teorías y mentiras oficiales, aunque podría poner los titulares aparecidos en la casi totalidad de medios pues ninguno se salva, demostrando con ello poca profesionalidad al no contrastar la noticia con otras fuentes de dominio público.

MSNoferini

Portada la Razon descenso desempleo

LA PRESENTE FOTOGRAFÍA LA ELEGÍ POR EL ENFASIS ESPECIAL QUE PUSO LA RAZÓN EN DAR LA NOTICIA EN SU PORTADA, PERO PERFECTAMENTE PODÍA HABER ILUSTRADO LA NOTICIA PONIENDO LA PORTADA DE CUALQUIER OTRO DIARIO DE LA PRENSA ESCRITA O DIGITAL, PUES TODOS LOS MEDIOS SE HICIERON ECO DE LA VERSIÓN OFICIAL Y LOS RESULTADOS DE LA EPA.

 

Altas 1Altas 2

Engañar y manipular

Publicado: mayo 3, 2015 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

A buen seguro que dentro de unos años los temarios de historia hablarán de lo que es nuestro presente, nuestro triste presente y eso que se ha venido a llamar crisis. Volviendo la vista a tras me viene al recuerdo las crisis de finales de los setenta y principios de los ochenta en el sector textil y el metal –que entre otras cosas llevó a mi padre a perder su trabajo-, también recuerdo la crisis post olímpica de principios de los noventa –que me llevó a tener que dejar la aventura empresarial que había emprendido y me dejó muchos años bien endeudado-, pero si las comparo con la actual crisis –o tal como he comentado en más de una ocasión esto más que una crisis es una estafa-, la cual ya llevamos arrastrando más de ocho años, esta se lleva la palma por los estragos causados, el número de damnificados y la cantidad de vidas que se ha llevado por delante. Una crisis que será estudiada por todo lo que tuvo y tiene de negativo, como: las desacertadas políticas que llevaron a esta situación y las que la están alargando más de lo necesario, el recorte de derechos, la criminalización de quienes se atrevieron a abrir boca contra gobernantes y poderosos, la desvergüenza de cientos o tal vez de miles de políticos y que se han aprovechado de su posición para enriquecerse de manera ílicita ayudando con sus delitos a hundir aun más este decadente país, el despilfarro realizado en salvar a los bancos mientras se dejaba morir de hambre a las personas y como esos mismos bancos no tuvieron, ni siguen teniendo, ningún pudor en arrebatarles sus casas, con el apoyo de leyes y legisladores, a miles de personas.

Pero intentando  buscar algo positivo, a estos difíciles tiempos en los que nos ha tocado vivir, también es probable que los libros de historia hagan mención al soplo de esperanza que supuso, algo comparable con el famoso mayo del 68, el 15M, el día en que miles de personas tomaron las calles de buena parte de las ciudades de nuestro país demostrando el hartazgo de la ciudadanía, un movimiento espontaneo que traspasó nuestras fronteras.

A quienes nos gobiernan se les debería caer la cara de vergüenza de no haber sabido o querido poner solución a esta crisis económica, laboral, social y de valores. No tiene sentido cerrar los ojos ante los problemas del pueblo y engañar a la gente diciendo que se están poniendo solución a parte de nuestros problemas cuando es evidente que no se está haciendo nada o lo que se está haciendo no está dando los resultados supuestamente buscados, y valga como ejemplo las políticas laborales. El gobierno del señor Rajoy y sus desastrosas políticas laborales sólo han conseguido recortar derechos y salarios, porque lo que es el desempleo poco o nada se ha recortado. Y quien diga lo contrario demuestra ser un desvergonzado mentiroso, porque cogiendo los números de la EPA (Encuesta de Población Activa) del primer trimestre de este año de seguida nos damos cuenta de que el desempleo apenas se ha reducido (5.444.600 desempleados), y lo poco que se ha reducido es probablemente por elevadísimo número de españoles que han optado por emigrar –se calcula que podría estar rondando las 700.000 personas-, o como una consecuencia a la elevadísma fluctuación estacional. Probablemente por cada empleo que se crea otro se destruye, y los que se crean son cada día más precarios y peor retribuidos.

Datos sobre la emigración a la finalización del 2013.

Datos sobre la emigración a la finalización del 2013.

Según la EPA (http://www.ine.es) a la finalización del tercer trimestre de este año en España hay 17.454.800 ocupados y tenemos 5.444.600 parados. No olvidemos que hace ya algunos años se modificó el reglamento del INE y con ello el sistema de cálculo. Tal como reconoció el propio INE, y así se puede encontrar en la propia página del INE: “ …el nuevo reglamento introduce instrucciones sobre cómo interpretar la búsqueda activa de trabajo y esta modificación afecta mucho a las cifras de paro que viene publicando la EPA, provocando una gran disminución en las cifras del desempleo tanto absolutas como relativas”.

Si miramos algunos datos de la EPA de este último trimestre nos daremos cuenta que el número de ocupados ha descendido en 114.300 personas, pero en contra de lo que pudiera ser lógico esto no comporta un aumento de los parados, ya que el número de estos se ve reducido, contra toda lógica, en 13.100 personas, dejando la cifra a la finalización del trimestre en los ya mencionados 5.444.600 parados.

EPA

Tengamos en cuenta que según la Tesorería General de la S.S a la finalización del mes de marzo en España habían 16.826.434 personas en situación de alta en todos los regímenes de cotización, de los cuales no todos son altas laborales (como podría ser el sistema de cotización el Convenio Especial). Por lo tanto el número de trabajadores estaría rondando los 16 millones de personas y no los 17.454.800 que da la EPA, lo que podría poner de manifiesto, entre otras cosas que el número de desocupados podría ser mayor del reflejado por la EPA.

Pensemos que durante el primer trimestre de este año en el sector privado ha habido una reducción, o mejor dicho una destrucción, de empleo 143.500 puestos, aunque algunos medios de comunicación han errado la interpretación de las cifras hablando de 114.000. El único sector que ha creado empleo ha sido el público, entre otras cosas por la falta de personal tras más de seis años de recortes y amortización de puestos y por la cercanía de las elecciones municipales y autonómicas. En la administración local y autonómica se han creado excepcionalmente casi 30.000 empleos. Lo que dejaría la cifra total de destrucción de empleo en los 114.300 puestos que antes he mencionado.

Los números no mienten, mientes las personas y los que manipulan las cifras. Tal como dijo hace ya un tiempo el economista y diputado de IU, Alberto Garzón, “una de las primeras cosas que enseñan en la universidad de economía es a interpretar las encuestas a conveniencia” y a lo que también me gustaría añadir que quienes nos gobiernan no es que solamente las interpreten las encuestas a conveniencia sino que también las manipulan a conveniencia.

MSNoferini

Tipical spanish

Publicado: febrero 18, 2015 en Uncategorized
Etiquetas:, , ,

Según leía hoy en el diario 20 minutos, una encuesta hecha en diversos países ha puesto de manifiesto que actualmente se ha hecho tan tipical spanish nuestra crisis como lo podían ser en otros tiempos los toros, el sol, la siesta o la paella.

Por mucho que nuestros gobernantes sigan hablando de brotes verdes, de fin de la crisis, se empeñen en ocultar la realidad o quieran suavizarla utilizando eufemismos para describir nuestros problemas –como hizo el PP en Galicia que decidió usar el término “consumidores vulnerables” a la hora de referirse a la pobreza energética- lo cierto es que la crisis, la deuda pública de más de un billón de euros, un desempleo real de cerca de 5 millones de personas, que se pueda estar en el umbral de la pobreza aun teniendo un trabajo y que casi novecientas mil personas hayan abandonado nuestro país en los últimos seis años confiando encontrar en el extranjero el empleo que aquí se les negaba, ponen de manifiesto que la crisis aun persiste, y seguramente por culpa de las nefastas y criminales políticas que se están llevando a cabo.

Está muy claro que las políticas neoliberales de austeridad se han demostrado como desacertadas, como queda en evidencia con el incremento de la deuda pública de todos los países que han apostado por basar sus políticas económicas en usar la tijera del recorte, ¿pero a caso no ven nuestros gobernantes que no existe una recuperación real en la mayoría de los países que las están aplicando?¿pero es que a caso no lo sabían desde la troika, y desde los gobiernos que han renunciado a sus soberanía económica, que las políticas económicas fundamentadas en la austeridad y los recortes en poco iba a beneficiar a estos países y sobre todo a sus habitantes?¿por qué no quieren aprender de la historia o de los expertos de la talla del premio nobel Joseph Stigliz?

La respuesta a estas preguntas es que probablemente claro que sabían cuales podían ser los resultados de sus políticas, pero poco les importaba si conseguían sacarle un beneficio a ello. Porque al capital les viene muy bien que ante la dificultad de devaluar la moneda poder devaluar la economía de ciertos países, sus salarios y de paso sus derechos, lo que encima les permitirá tener un proletariado más controlado y sumiso por el miedo a su incierto futuro laboral.

Los grandes poderes económicos y nuestros sumisos y poco honrados gobernantes no han tenido reparo en arruinar nuestro país, al igual que ha pasado en algunos otros países. Se han reído de nosotros invirtiendo nuestro dinero en salvar bancos mientras la gente se moría de hambre, perdía su casa, su trabajo y éramos y somos testigos de cómo van desmontando nuestro estado del bienestar y nuestros servicios públicos.

Por lo tanto queda claro cuales son los rasgos que caracterizan esta nueva marca España: crisis, miseria, precariedad, desempleo y unos dirigentes corruptos y deshumanizados. “This is Spain”.

MSNoferini

Hambre2

Que estamos en un momento complicado, nadie lo discute. Que para muchas familias la situación es insostenible, es evidente. Pero la película que quieren vendernos de la recuperación económica y de que de una vez por todas ya hemos pasado lo peor de la crisis,  ya casi nadie se la creé.

Y si nuestros problemas siguen persistiendo ¿qué han hecho nuestros gobernantes para poner solución a los múltiples problemas que afectan a sus ciudadanos? Pues probablemente la respuesta a esta pregunta sea doblegarse a los poderes económicos, y olvidarse de quienes han padecido sus malas políticas y el latrocinio continuo de buena parte de aquellos que elegidos para ejercer de servidores públicos prefirieron servirse de su cargo público para el lucrarse de manera ilícita.

Y llegados a este punto, donde vemos que no se nos están dando soluciones a tantos y tan graves problemas –desempleo, condiciones laborales cada día más precarias, desmantelamiento del estado del bienestar y de las administraciones públicas, pérdida de la vivienda, imposibilidad de cubrir algunas de las necesidades más básicas, etc.- ¿qué se puede hacer? Moverse, informarse, organizarse y luchar. Porque lamentarse en voz baja y esperar que las cosas se arreglen por si solas no es una opción.

El que suscribe estas líneas no es ningún político, ni un economista, ni un gurú experto en el desarrollo personal, ni alguien preparado para acaudillar a las masas en una cruzada contra quienes nos han llevado a la ruina, simplemente soy un ciudadano más consciente de que era mejor intentar buscar una luz que lamentar la maldita oscuridad, en la que nos habían sumido quienes dirigen y han dirigido política y económicamente este país. Y en esa búsqueda de soluciones, y tras sentir que todas aquellas iniciativas emprendidas a título individual de poco habían servido, he optado por depositar mi confianza y dar mi apoyo a Podemos, un nuevo movimiento político y social nacido del descontento de un pueblo cansado del inmovilismo y de la manipulación a la que se nos ha venido sometiendo por parte de los partidos políticos de siempre.

Yo no sé si Podemos tendrá la solución a todos nuestros males –soy lo suficientemente listo como para saber que es difícil enderezar el rumbo en un país que tiene la segunda mayor deuda externa del mundo y cuenta con cinco millones largos de desempleados-, pero como mínimo sus propuestas difieren mucho de la de los grandes partidos de este país, que han sido los que nos han llevado a la ruina. De entrada anteponen a las personas y los derechos fundamentales a los mercados y a los poderes económicos, y no tiene que soportar la pesada losa de la corrupción con la que cargan la mayoría de partidos del espectro político de este país.

Otra de las ventajas con las que cuenta Podemos es tener una libertad de movimientos que los demás partidos no tienen al no tener su futuro hipotecado con el poder económico a causa de su financiación. Podemos no le debe un euro a los bancos ni a las poderosas empresas de este país, que casualmente siempre son las que se adjudican los más importantes contratos públicos y donde es fácil ver a más de un expolítico en sus consejos de administración.

Por lo tanto desde aquí os animo a todos aquellos deseosos de luchar y trabajar por la recuperación del estado del bienestar, por devolverle a la palabra democracia su verdadero significado y por conseguir un país más justo que no lo dudéis y participéis desde el Círculo Podemos de vuestro pueblo, barrio, ciudad o gremio.

MSNoferini

Podemos-logo