Posts etiquetados ‘refugiados’

Supongo que quienes aún seguimos indignándonos ante la complicada situación en la que se encuentran muchas personas dentro y fuera de nuestro país seremos mayoría, y seguramente también seremos muchas/os los que desearíamos implicarnos en algún proyecto para aportar nuestro granito de arena en ayudar a quienes más lo pudieran necesitar, aunque al final casi siempre acabamos encontrando una excusa para no llevar a la práctica nuestras buenas intenciones. Desgraciadamente son pocas las personas socialmente comprometidas hasta el punto de dedicar tiempo y esfuerzo en trabajar por los demás sin esperar nada a cambio, y son aún menos aquellas que de la nada crean un proyecto totalmente altruista para ayudar al prójimo; pero afortunadamente aún existen.

El motivo de escribir estas pocas líneas es para dar a conocer la maravillosa y titánica labor de tres amigas: Rosa, Irina y Montse. Tres mujeres luchadoras que de la noche a la mañana decidieron montar una Asociación para ayudar a los más necesitados. Una asociación que tuvo su primer almacén en el garaje de la casa de Rosa, en un pueblo al norte de la provincia de Barcelona. De aquella primera experiencia en la Asociación Alhambra nació en octubre del 2016 la Asociación Karaama (dignidad y bondad).

Desde la Asociación Karaama y gracias a una red de voluntarios se están gestionando proyectos a nivel local con personas en riesgo de exclusión, como los que están realizando en el Prat, como proyectos mucho más ambiciosos a nivel internacional, como la recogida de alimentos y productos de primera necesidad para hacerlos llegar a los campamentos de refugiados en Grecia y Serbia.

Hablar con Rosa es contagiarse de esa maravillosa energía solidaria y de optimismo que irradia. Sentirla como relata hinchada por el orgullo todo lo que han conseguido con su esfuerzo ella y sus compañeras, ayudadas por unos pocos voluntarios que cada semana se acercan al almacén que actualmente tienen en la población de Hostalets de Balenyà a clasificar y preparar palets para los envíos internacionales, todo bajo la atenta supervisión de Abdelkher, es redescubrir lo que es la solidaridad y el trabajo en beneficio de los más necesitados.

Rosa me hace hincapié de que mencione que parte del mérito de haber podido desarrollar un programa solidario de ayuda a los refugiados en los campamentos griegos y serbios se lo debe a la colaboración con la Fundación Seur, la cual se encarga de la logística y distribución. Como también me recalca el apoyo y colaboración que mantienen con “el Rebost Solidari”, y que a día de hoy nunca han tenido una sola ayuda institucional.

En el momento de escribir estas líneas el almacén bulle con los preparativos del envío que debería salir este próximo lunes. 25 toneladas de alimentos, ropa nueva conseguida gracias a la implicación de alguna empresa en el proyecto, bicicletas, y menaje industrial para el proyecto “móvil kitchen”, consistente en montar una cocina itinerante que permitirá a Julio, el cocinero de la asociación, dar de comer a un número de personas que podría oscilar entre las dos y tres mil al día.

Lo cierto es que ver la gran labor, que de una manera totalmente altruista, están haciendo personas como las de esta pequeña asociación a uno le hace recuperar la fe en el ser humano y nos demuestra que a la hora de desarrollar no pocos proyectos, por complicados que puedan en principio parecer, con voluntad y trabajo se puede llevar a la práctica.

MSNoferini

P.D: Desde la Asociación Karaama se me pide que por favor haga conocer su teléfono y número de contacto a través del wasap, pues desgraciadamente siguen estando necesitados de manos que les ayuden a organizar y preparar los palets que han de ser enviados y cualquier ayuda es bienvenida. Tel. 671 264691. Wasap 674 337 800

Asociación Karaama

 ________________________________________________________

Suposo que els qui encara seguim indignant-nos davant la complicada situació en la qual es troben moltes persones dins i fora del nostre país serem majoria, i segurament també serem molts/es els que desitjaríem implicar-nos en algun projecte per aportar el nostre granet de sorra a ajudar als qui més ho poguessin necessitar, encara que al final gairebé sempre acabem trobant una excusa per no portar a la pràctica les nostres bones intencions. Desgraciadament són poques les persones socialment compromeses fins al punt de dedicar temps i esforç a treballar pels altres sense esperar gens a canvi, i són encara menys aquelles que del no-res creen un projecte totalment altruista per ajudar al proïsme; però afortunadament encara existeixen.

El motiu d’escriure aquestes poques línies és per donar a conèixer la meravellosa i titànica labor de tres amigues: Rosa,Irina i Montse. Tres dones lluitadores que de la nit al dia van decidir muntar una Associació per ajudar als més necessitats. Una associació que va tenir el seu primer magatzem en el garatge de la casa de Rosa a Tona. D’aquella primera experiència en l’Associació Alhambra va néixer a l’octubre del 2016 l’Associació Karaama (dignitat i bondat).

Des de l’Associació Karaama i gràcies a una xarxa de voluntaris s’estan gestionant projectes en l’àmbit local amb persones en risc d’exclusió, com els que estan realitzant al Prat, com a projectes molt més ambiciosos a escala internacional, com la recollida d’aliments i productes de primera necessitat per fer-los arribar als campaments de refugiats a Grècia i Sèrbia.

Parlar amb Rosa és contagiar-se de la seva meravellosa energia solidària i del optimisme que irradia. Sentir-la com relata inflada per l’orgull tot el que han aconseguit amb el seu esforç ella i les seves companyes, ajudades per uns pocs voluntaris que cada setmana s’acosten al magatzem que actualment tenen en la població d’Hostalets de Balenyà a classificar i preparar palets per als enviaments internacionals, tot sota l’atenta supervisió de Abdelkher, és redescobrir el que és la solidaritat i el treball en benefici dels més necessitats.

Rosa em posa l’accent que esmenti que part del mèrit d’haver pogut desenvolupar un programa solidari d’ajuda als refugiats en els campaments grecs i serbis l’hi deu a la col·laboració amb la Fundació Seur, la qual s’encarrega de la logística i distribució. Com també em recalca el suport i col·laboració que mantenen amb “el Rebost Solidari”, i amb una certa indignació m’explica que ara com ara mai han tingut una sola ajuda institucional.

Al moment d’escriure aquestes línies el magatzem bull amb els preparatius de l’enviament que hauria de sortir aquest pròxim dilluns. 25 tones d’aliments, roba nova aconseguida gràcies a la implicació d’alguna empresa en el projecte, bicicletes, i parament industrial per a el projecte “mòbil kitchen”, consistent en muntar una cuina itinerant que permetrà a en Julio, el cuiner, donar de menjar a un nombre de persones que podria oscil·lar entre dos i tres mil al dia.

La veritat és que veure la gran labor, que d’una manera totalment altruista, estan fent persones com les d’aquesta petita associació a un li fa recuperar la fe en l’ésser humà i ens demostra que a l’hora de desenvolupar no pocs projectes, per complicats que puguin en principi semblar, amb voluntat i treball es poden portar a la pràctica.

MSNoferini

P.D: Des de l’Associació Karaama se’m demana que per favor faci conèixer el seu telèfon i nombre de contacte a través delwasap, ja que desgraciadament segueixen estant necessitats de mans que els ajudin a organitzar i preparar els palets que han de ser enviats i qualsevol ajuda serà benvinguda. Tel. 671 264691. Wasap 674 337 800

Anuncios

 

Sin título(1)

Con el recorte de prensa que adjunto quiero dar difusión a la aberrante noticia de lo que hacen algunos países con los refugiados que tienen la osadía de buscar la protección en su territorio. Algunos de los estados del sur de Alemania, al igual que ya hace tiempo que viene haciendo Suiza y en breve pretende hacer Dinamarca, registran a los refugiados a su llegada a los centros de acogida y cuando el efectivo y bienes que portan superan los 750 euros puede ser confiscado para pagar el gasto social que pueden ocasionar al estado.

Yo me pregunto: ¿Nos estamos volviendo locos? ¿En qué clase de mundo vivimos? ¿Dónde se ha visto que a unos refugiados que están escapando de un conflicto armado del que el occidente cristiano es corresponsable por acción o omisión se les robe sus ahorros? ¿Cómo se puede consentir que unos países supuestamente desarrollados, que se comprometieron a acoger a parte de los refugiados del mayor éxodo desde la Segunda Guerra mundial, actúen como viles rateros con esa pobre gente?

Cuando pensaba que en este tema sería difícil encontrar algo nuevo que me sorprendiera aparece esta noticia aberrante. Desde luego a este paso o este mundo deshumanizado y falto de valores en el que vivimos hace un giro de 180º y reconducimos la situación o esto se va a la mierda. ¿Qué confianza podemos tener en la especie humana a la vista de hechos como este?

Países como el nuestro han amparado a dictadores, han hecho vista gorda a sus excesos, han hecho suculentos negocios con ellos y con los grupos rivales vendiéndoles muerte al armarlos hasta los dientes y cuando los conflictos de los que somos corresponsables podían afectarnos, ante el elevado número de desplazados que empezaban a llegar a la vieja Europa, hemos empezado a ser conscientes de la magnitud del desastre. Señores políticos dejen de ser tan hipócritas, corruptos y deshumanizados, y dejen de hacerle el juego a ciertas potencias y grandes lobbys del sector de las energías y del sector armamentístico, y trabajen conjuntamente por deponer a los tiranos que gobiernan en esos países, por pacificarlos y por ayudarles a desarrollarse, y ya verán como dejan de llegar los refugiados y comenzaremos a ponerle solución al conflicto del terrorismo yihadista.

MSNoferini

Detenidos por ser solidarios…

Publicado: enero 15, 2016 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

Son muchas las cosas que han pasado en este mundo en el que vivimos desde mi última entrada en este blog, hechos importantes sobre los que me hubiera gustado poder expresar mi opinión, pero como no he dispuesto de excesivo tiempo y el mundo no espera y cada día se generan miles de importantes noticias el interés por una u otra queda eclipsado por la nueva información que se genera. Los resultados electorales del 20D, el acuerdo in extremis de la CUP para poder formar gobierno en Catalunya renunciando a parte de sus ideales a favor de un proyecto hacia la independencia, la majadería formulada por una abogada del estado, para poder salvarle el culo a la infanta Cristina, de que la frase “hacienda somos todos” no es más que un simple eslogan publicitario sin valor legal, son algunas de las noticias que me han parecido más importantes pero que poco a poco han ido quedando en un segundo plano, y sobre las que ya seguramente no escribiré, a no ser que aparezca nueva información sobre ellas y despierte mi interés.

Pero al margen de unas pocas noticias de gran calado, sobre las que se vuelcan todos los medios, hay muchas otras que merecerían tener tanta difusión como estas o más, pero por un motivo u otro acaban pasando más desapercibidas por los pocos minutos o líneas que se les dedica en los medios de comunicación. Y una de estas noticias aparecida hoy que quisiera hacer los más visible posible es la detención en Grecia de cinco voluntarios europeos de dos ONG diferentes, tres españoles de miembros de Proem-aid y dos daneses de Team Humanity, por un supuesto delito de tráfico ilegal de personas.

El grupo formado por dos daneses y tres españoles, para más señas tres bomberos sevillanos, fue interceptado pasadas las tres de la madrugada en aguas del mar Egeo por los guardacostas griegos cuando trataban de dirigirse a tierra firme tras auxiliar a tres embarcaciones de plástico con posibles solicitantes de asilo a bordo. Y ahora se enfrentan a una acusación por asistir en la entrada irregular de botes con migrantes. “Si Grecia les acusara formalmente podrían enfrentarse a una pena de cuatro años de cárcel”.

Compañeros de los detenidos han negado la versión oficial según la cual los cinco detenidos iban en un barco de recreo que no cumple los requisitos para ser identificado como bote de rescate y podrían haber rebasado los límites jurisdiccionales griegos y entrar en aguas turcas. Según a defendido Mirlinda Arisie integrante de Team Humanity, la ONG danesa, que asiste a los refugiados en Lesbos desde hace cinco meses “sólo estaban navegando” y los miembros de la ONG siempre trabajan coordinados con la autoridad portuaria, “por lo que ellos saben que estamos allí”. Según ha declarado otro compañero de la misma ONG, “nuestros compañeros han actuado como habitualmente: se han dirigido hacia un bote de refugiados que tenía problemas y le han ayudado a alcanzar la costa. Siempre, sin salirnos de las aguas griegas”. Fuentes de Frontex —la agencia europea de control de fronteras exteriores— asegura que estaban muy cerca del límite con aguas turcas.

Supongo que las autoridades griegas han llegado al punto de preferir abandonar a los refugiados a su suerte ante el elevado volumen que cada día llega a sus costas sin que desde la U.E se les dé solución ni apenas ayuda, ya que sólo se han recolocado 272 de los 160.000 a los que se habían comprometido los países de la Unión Europea –que de seguir a este ritmo tardará 193 año en reubicarlos-.

Pensemos que también hoy ha sido noticia –tal como publica el noticiario 20 minutos-, aunque ha pasado aun más inadvertida que la detención de los volunarios españoles, el rescate de los cadáveres de tres niños después de que naufragase la embarcación en la que trataban de llegar a la isla griega de Agathonisi, en el mar Egeo, procedentes de Turquía. Por lo visto los miembros de otra de las ONG que operan en la zona recibieron el aviso para socorrer a una barcaza en la que viajaban varias personas, pero solo consiguieron salvar a 20 personas. Pese a la dureza de las condiciones meteorológicas, los botes con refugiados y migrantes a bordo siguen llegando a diario a las islas helenas del Egeo más cercanas a la costa turca. Para que nos hagamos idea del volumen de la tragedia y de la situación a la que se debe enfrentar Grecia, sin que desde la U.E y otros países desarrollados se quiera poner solución, en 2015 entraron en Grecia casi 800.000 personas, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), y tan solo durante la primera semana de este año se registró la entrada de otras 9.900, de acuerdo con esta fuente. Pero nadie quiere ponerle solución, ni al conflicto armado que está desangrando Siria y motivando el mayor éxodo de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, ni a la situación de los refugiados. Y al final por lo visto hemos llegado al punto que a los pocos voluntarios que se prestan para ayudar en el rescate de los refugiados se les criminaliza. Ver para creer.

MSNoferini