Definitivamente: ¡lo dejo!

Publicado: noviembre 5, 2016 en Uncategorized
Etiquetas:,

Definitivamente el mundo de la política no es para mí. Tras abandonar de manera activa mi participación en Podemos; por no estar conforme con la forma en que se gestionaba el Círculo municipal, ni como se gestionaba Podem Catalunya y hacia donde se quiere orientar el futuro del mismo por parte de la mayoría de personas que forma el actual CCC y su Secretario General, ni el ordeno y mando del Consejo Ciudadano Estatal, ni la violación sistemática de los que se suponían que eran nuestros tres pilares básicos y principios que nos hacían diferentes al resto de partidos (plena participación, transparencia y combinar la política institucional con el activismo); ahora tengo el pleno deseo de desvincularme del todo, simplemente seré un votante más o no, todo dependerá si me convencen sus propuestas y las personas que las tengan que defender cuando llegue el momento.

Estoy muy decepcionado. La política está tan degradada que veo francamente difícil poder regenerar algo tan sucio y dónde buena parte traiciona y cambia de ideales con tanta rapidez como quien se cambia de camisa, y cuando quieres hacer ver a los demás la deriva ideológica y el poco respeto a ciertos principios que tienen algunos aun te encuentras con quienes aun justifican esas actitudes.

El ejemplo más claro está en la degradación y traición a ciertos ideales la tenemos en algunos de mis excompañeros de Podem Vic, y hacia donde han llevado el partido en nuestra ciudad. Un grupo reducido de personas –pensar que actualmente el Círculo está participado por un número de personas que oscila entre cinco y ocho- decidió, sin respetar lo que se había decidido en sus propias asambleas, que su confluencia municipal con ICV, “Vic per a tots”, pactara con la derecha Convergent, para de esta manera asegurarle estabilidad –ya que no cuentan con la mayoría en el consistorio-.

suport-a-convergencia

Dos personas, los actuales portavoces de Podem Vic, llevaban tiempo intentando convencer al resto de compañeros de las ventajas de entrar en el equipo de gobierno con Convergència, pero sus intentos de convencer a la mayoría siempre le habían sido infructuosos, lo que al final no ha sido impedimento para que en reunión con los representantes de ICV decidieran aprobar lo que los participantes del Círculo de Podem Vic habían venido rechazando, dar apoyo a Convergència.

De momento el regidor de “Vic per a tots” no se ha atrevido a entrar en el equipo de gobierno, pero sí que se ha cerrado un acuerdo de estabilidad en el que este individuo se compromete a dar apoyo a los nueve regidores de Convergència y uno del PSC, teniendo la puerta abierta a las comisiones donde se ha de decidir la gestión del Ayuntamiento. La contrapartida, la supuesta contrapartida por haber renunciado a los ideales propios, no es otra que la promesa de Convergència de llevar a la práctica algunas de las propuestas de Vic per a tots.

Bajo la excusa de que el consistorio convergent mejorará las políticas sociales y se llevarán a la práctica las propuestas de Vic per a tots se ha traspasado la línea roja de no respetar lo votado por la asamblea de una de las dos partes, la renuncia a unos ideales que son públicos en los compromisos durante la campaña y en el programa electoral, cerrar un acuerdo con quienes se está en las antípodas ideológicas y son corresponsables con sus políticas de parte de los problemas y la miseria que sufren una importante parte de los catalanes.

Algunos compañeros, desde la distancia, me hacían mención de las diferencias entre la política municipal de las pequeñas poblaciones a la que se puede dar en las ciudades y parlamentos, pero no son conscientes de que Vic es una ciudad de más de 42.000 habitantes con un muy importante presupuesto municipal.

No sé si es que soy un idealista, un gilipollas o un poco de ambas cosas, pero lo cierto es que entiendo que el traicionar unos ideales es como el cometer un delito. Desgraciadamente se cometen delitos a diario, entre otros delitos casi cada día se produce uno o más de violencia de género o machista, y verdad que no intentamos justificar los delito de esa naturaleza, ni admitiríamos que alguien nos intentara convencer de que sólo se utilizó la violencia un poquito. O comentes un delito o no lo cometes, y lo mismo entiendo a la hora de venderse, o te vendes o no te vendes. No tiene justificación pactar con la Convergència que se enriquecía con las comisiones mientras los catalanes veían empeorar sus servicios públicos y se iban empobreciendo. No se puede negociar con un partido que en nuestra ciudad negó el empadronamiento a todas aquellas personas extranjeras que no estuvieran en una situación legal, sin importarles que con ello no iban a obtener derecho a la sanidad, a la escolarización de sus hijos o incluso un techo. No se puede dar el poder a aquellos que llevan casi cuarenta años gestionando el ayuntamiento de Vic como si de su cortijo o masía se tratara, otorgando contratos de obra y servicio a dedo a sus familiares.

Pero está claro que el acuerdo echó a andar hace mucho tiempo. Al margen de haberse hecho público a través de los medios que Convergència esperaba convencer al señor Arnau Martí, regidor de ICV-Vic per a tots, para entrar en el equipo de gobierno, -siendo un artículo que escribí para reflejar mi indignación en caso de que se aceptase dicho ofrecimiento lo que me llevó a ser definitivamente defenestrado por algunos de mis excompañeros-, este señor con el apoyo de los dos partidos que forman su candidatura incumplió un mínimo de dos veces el compromiso suscrito durante la campaña electoral, en su punto número diez: «No permetre o evitar en tot el possible la privatització dels serveis públics i de les empreses públiques», al no dar apoyo a la campaña de recuperación la gestión pública del teatro Atlántida y la escuela de música, y votando conjuntamente con Convergència en un pleno la gestión privada de la futura universidad de medicina.

En conclusión creo que ha llegado el momento que me deje de males de cabeza y me olvide de partidos políticos y de sueños imposibles. Seguiré con mis luchas contra el sistema a título personal y estaré encantado de ayudar a quien me necesite, pero ya no aguanto más tanta tontería y falta de valores. De esta aventura me llevo algo muy importante, una decena de grandes amigos, y sólo por eso ya quedan compensados los malos momentos. Hasta siempre.

Marco

comunicado-miembros-podem-vic

 

Anuncios
comentarios
  1. Oriol Porta Tallada dice:

    Hola Marco:

    Jo també ho he deixat (el poc què feia), amb una decepció similar a la teva.
    Però cal assumir que la política funciona així i que, per tant, la pot fer un tipus de gent. Altra, com tu i jo, no encaixem en aquestes dinàmiques. Hem de treballar des d’altres àmbits.
    Ànims i molta sort.

    PS: No he dit res sobre el documental, perquè estic pendent de fer la versió en castellà que, fins ara, la productora madrilenya encara no m’ha organitzat. Intento ara convencer-la per a fer-la en aquests dies i presentar-la a l’aniversari de la primera ronda d’eleccions, cap al 20D. Ja et diré.

    Abraçades

    Oriol Porta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s