Llegó la hora de arremangarse y trabajar

Publicado: julio 19, 2016 en Uncategorized
Etiquetas:

Como bien sabréis los que me conocéis o perdéis algún minuto de vuestro tiempo en leer mis escritos y desvaríos soy un Podemita –vocablo made in Podemos, ya que en este partido somos muy dados a usar palabrejas raras y frases hechas-. Hace más de dos años y medio que me metí en el gran fregado de la política de partidos. Un mundo donde las formas de la nueva política aún no se vislumbran por ningún lado, y las reuniones de los círculos me recuerdan demasiado a las reuniones que había visto en mi infancia cuando mis padres militaban en el PSUC e iban a reuniones o asambleas.

Sobre el papel y la imagen que queremos vender este proyecto es maravilloso, combinar política y activismo, o lo que es lo mismo que combinar política de salón o institucional y política de calle, y todo en un sistema de toma de decisiones horizontal y asambleario. El problema viene en que la torpeza de unos y las prisas fruto del poco tiempo que hemos tenido desde nuestro nacimiento hasta el día de hoy para poder tener un partido, una organización y unas propuestas con las que poder afrontar el reto de “tomar el cielo…” o las instituciones “…al asalto”; una frase que como muchas otras estamos dejando en el cajón del recuerdo porque según parece ahora somos social demócratas, más moderados y tenemos que ser muy cuidadosos con nuestras formas; nos han llevado a descuidar la organización y todo aquello que nos hacía diferentes al resto de partidos.

Podem Catalunya, que es donde yo milito, es organizativamente un auténtico desastre y por eso algunos nuevos actores políticos nos usan y desusan a conveniencia. Sin olvidar la cantidad de gente que tenemos en nuestro propio partido más preocupado en defender unos intereses que no son o no deberían ser los nuestros.

Cuando hablo de que Podem Catalunya es organizativamente un desastre, como a buen seguro pasará en otras autonomías, no es una visión subjetiva de un paranoico o de una persona con deseos de hacer daño a mi propio partido, lo digo porque los hechos así lo confirman. Solamente es necesario leer la parte que se filtró de un famoso informe encargado a un analista externo y que todos conocemos como “el informe Brunet”. Según ese informe pormenorizado de los diversos órganos y áreas en el que estaba estructurado Podem Catalunya en el año 2015 nuestros problemas eran y por desgracia siguen siendo, a la espera que los nuevos órganos que salgan de estas próximas elecciones sean capaces de poner soluciones, los siguientes:

Desorganització generalitzada, falta de formació, òrgans inoperants, enfrontament entre els diversos organs, desmotivació, inexperiència, un CdG. col·lapsat i partidista, desorientació, organització basada en la desconfiança, manca de transparència, fallida en tots els nivells, formes de funcionament molt similars als partits tradicionals (vella política), verticalitat, manca de comprensió de la singularitat catalana, faccions i corrents internes enfrontades, persones tòxiques, manca de capacitat d’actuació, etc.

Sin olvidar que a pie de cada apartado o área analizada siempre encontrábamos el mismo pie de escrito: “Es per això que al […] calen proposar mesures urgents”. Pero las medidas urgentes nunca llegaron.

Y hemos llegado al momento actual, con un partido dividido en facciones o familias que en muchos casos están más preocupadas de ellas y sus estrategias que en trabajar codo con codo con quienes tienen otra forma de ver las cosas. Un partido que ha descuidado su elemento diferenciador y que configura la estructura del propio proyecto y partido, los Círculos. Un partido donde los que tenían que trabajar desde el principal órgano ejecutivo, el Consell Ciutadà de Catalunya, no han sabido estar a la altura o han utilizado su puesto para promocionarse y llegar a ocupar un cargo político u orgánico retribuido. Un partido que corre el riesgo de perder su propia identidad al ser engullido por un pastiche de nuestra propia formación, de nombre En Comú. En definitiva un partido desorganizado y con una militancia supuestamente muy activa y luchadora pero que en demasiadas ocasiones se ha mostrado excesivamente condescendiente y poco unida para exigir unas mejoras que a día de hoy aún no se han producido.

Todo este “rollo”, mi habitual rollo, que os estoy metiendo no persigue un fin electoral, pues como muchos sabréis he decidido presentarme al Consell Ciutadà de Catalunya, persigue únicamente visualizar una realidad y dar un tirón de orejas a buena parte de mis compañeros. Si queremos que esto funcione y que unos pocos no nos lleven hacia donde ellos quieran o utilicen Podem Catalunya en beneficio propio o de una familia, élite o partido hemos de ser auténticos perros de presa y exigir transparencia.

Es importante que el/la nuevo/a Secretario/a General y CCA que salga de estas próximas elecciones convoque con urgencia una Asamblea Ciudadana de Catalunya, donde poder hacer un nuevo análisis de la situación del partido, recoger propuestas, explicar las líneas de trabajo y quien va a hacer ese trabajo. Necesitamos con urgencia comenzar a definir hacia dónde queremos ir y cómo lo vamos a hacer.

Quienes entren en la Secretaría General, CCA y CdG han de ser conscientes de que les espera una ardua labor y que el premio es, o debería ser, única y exclusivamente la satisfacción de trabajar en poner solución a nuestros problemas y desorganización para conseguir tener esta herramienta llamada Podemos en las mejores condiciones para poder afrontar el reto de ayudar a nuestros conciudadanos en sus problemas y necesidades.

El nuevo CCA, que seguramente será muy plural y variopinto, deberá saber dejar al margen familias y simpatías para poder trabajar unidos y bajo una total transparencia en beneficio de nuestro partido asumiendo entre otras cosas el compromiso de no utilizar sus nuevos cargos en su promoción, respetar escrupulosamente nuestros propios principios y conseguir la plena participación de las bases en la toma de decisiones.

Y a la hora de votar en estas cercanas elecciones que cada uno elija a quien considere los más aptos evitando lo que se ha venido a llamar el voto plancha, pues no podemos caer en el error de dejar la gestión de nuestro partido en un único grupo, facción o familia.

MSNoferini

Logotipo Podem Catalunya

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s