Mediocres, conformistas e insolidarios

Publicado: mayo 14, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:, , , , ,

De un tiempo a esta parte mi estado anímico no es precisamente el mejor, quizás ya comienzo a estar más que cansado de ver la triste realidad de este país, sin que nadie quiera poner solución a los problemas reales de la calle. Lo cierto es que estoy comenzando a perder las ganas de intentar hacer entender a la gente que no podemos consentir todo lo que se nos está viniendo encima sin hacer nada al respecto, pero parece que de poco sirve, al final tengo la sensación de que estoy predicando en el desierto. Pero aun así no me he podido abstener de volver a ponerme delante del teclado después de haber oído una de esas conversaciones circunstanciales, que todos en más de una ocasión podéis haber oído en un bar o en el transporte público. ¿Quién no ha oído alguna vez, como oí yo hace un par de días, a alguna persona de modesta condición decir que todos nuestros problemas nos los hemos buscado o son una causa directa a las desmesuradas ambiciones de los propios trabajadores por haber querido vivir por encima de sus posibilidades? Es triste, muy triste, oír estas palabras en boca de simples y mal retribuidos trabajadores. Es francamente penoso que una parte de la calle haya acabado sucumbiendo a la tesis oficial y manipuladora que intenta hacernos creer que somos corresponsables de la crisis económica, lo que a mi personalmente me remueve las entrañas, y pone en evidencia que este es un país de gentes mediocres e incultas.

Les suena las siguientes frases: “vivimos por encima de nuestras posibilidades”, “somos en parte responsables de la situación”, “para que quejarse, total para lo que sirve”, “los que salen a la calle a manifestarse son todos unos vándalos”, “por qué manifestarme si a mí la crisis no me ha afectado”, “para que ir a votar, si todos son iguales”, “mejor votar a un partido grande porque votar a un partido pequeño es tirar el voto”. Todas ellas son frases que en más de una ocasión todos hemos oído o quizás, en algunos casos, hayáis pronunciado. Son frases que ponen en claro manifiesto que la nuestra es una sociedad manipulada, conformista y/o insolidaria.

Lo primero que nos debería entrar en la cabeza es que la responsabilidad de la difícil situación en la que se encuentran algunos países como el nuestro no se debe al gasto y el endeudamiento de las familias españolas. Los primeros responsables son quienes han dirigido este país durante los últimos veinte años, los políticos de la gran mayoría de formaciones. Unos dirigentes incompetentes y faltos de toda ética, y sin olvidarnos de todos aquellos corruptos que saquearon las arcas públicas en beneficio propio. Valga como ejemplo el dato, recientemente hecho público, de los sobrecostes en infraestructuras ferroviarias, carreteras y puertos asumidos por el Ministerio de Fomento en los últimos seis años, unos sobrecostes fruto de posibles errores o quizás de la corrupción de quienes gestionaban, los cuales ascenderían a unos 10.000 millones de euros, la misma cantidad que se ha recortado en estos últimos años en sanidad y educación.

Y no nos olvidemos la debacle del sector bancario. Un sector que por el intervencionismo de los gobiernos autónomos en las Cajas de Ahorros, los cuales imponían en sus consejos de administración a personas poco aptas para el cargo, nos ha causado con su rescate un agujero por una cuantía cercana a los 250.000 millones de euros (entre ayudas directas y avales vivos). La responsabilidad política en el auge y posterior caída de las Cajas de Ahorros, como una consecuencia directa de los malos y en algunos casos poco honrados gestores, se reparte por igual entre casi todas las formaciones políticas que tenían representación en los respectivos parlamentos autonómicos y entre los dos grandes sindicatos españoles, CCOO y UGT.

En cuanto al tema de alzar la voz contra las múltiples injusticias que en estos momentos se pueden estar dando en España, al igual que por desgracia en otros muchos países, es a mi entender algo primordial. El pueblo es en quien ha de recaer la soberanía y por lo tanto tenemos todo el derecho del mundo en tomar las calles y hacernos oír. Nos debemos hacer oír porque ha quedado más que demostrado que con votar no basta, pues depositar una papeleta en una urna cada cuatro años no nos garantiza estar en un estado plenamente democrático. Ya que entre otras cosas: no se respetan programas electorales ni se nos tiene en cuenta a la hora de aplicar ciertas políticas. Encima se nos intenta manipular a través de los diversos medios afines al poder. Y eso es lo de menos porque para empezar ni se respeta el principio básico de la separación de poderes. Los mecanismos constitucionales de participación cidadana como pueden ser las ILP de poco sirven ya que la gran mayoría acaban no admitidas a trámite, o lo que es lo mismo en el cubo de la basura. Y pocas veces se permite a la ciudadanía refrendar leyes y otras cuestiones de capital importancia. Por lo tanto ante el gris panorama que tenemos ante nosotros no podemos cerrar la boca y esperar a que los problemas se arreglen solos. Debemos hacernos oír, porque en juego hay algo más que el bien de unos pocos.

Y me gustaría decirles a todos aquellas personas acomodadas a las que la actual crisis, o gran estafa, poco les afectado en su economía doméstica, así como a todos aquellos aborregados ciudadanos que contaminados por algunos medios hayan acabado creyéndose que quienes salen a la calle a protestar son unos violentos antisistema: muy señores míos ¿de verdad creen que hace falta ser un antisistema para salir a la calle a protestar cuando en este país existen 6 millones de desempleados, cuando el número de españoles que han debido emigrar para poder ganarse la vida es de casi 800.000 personas, cuando la crisis ha llevado al desahucio de unas 400.000 familias, cuando un 22% de la población está por debajo del umbral de la pobreza, cuando la pobreza energética afecta al 17%? ¿Quiénes son más violentos los que consienten esto o quiénes salen a la calle a protestar (dejando al margen cuatro exaltados antisistema o algunos revienta manifestaciones con oscuros intereses)?

Por último quisiera invitar a la reflexión, ante la cercanía de las próximas elecciones al parlamento europeo, a todos aquellos ciudadanos desencantados y hastiados con la política –algo más que normal viendo que los dos grandes partidos que se han alternado en el poder en los últimos años han hecho las mismas políticas, cometiendo los mismos errores, vicios y desmadres- se planteen abstenerse de votar por pensar que poco o nada va a cambiar por elegir un partido u otro. Es difícil convencer a alguien aquejado de una total desafección por la política de ir a votar, y más si las elecciones son al Parlamento Europeo de donde se nos ha hecho creer que vienen todos nuestros males, pero pensemos que la abstención favorece para nuestra desgracia a los partidos mayoritarios y que en esta ocasión han aparecido en la escena política un buen número de nuevos partidos que en algunos casos no están sometidos a la voluntad de grandes lobbys financieros y que su estructura asamblearia o en red garantiza una cierta transparencia. Por lo tanto miremos de olvidar los viejos prejuicios y demos un voto de confianza a los nuevos partidos, y confiemos que de una vez por todas demos con el grupo de personas honradas y capacitadas para trabajar en beneficio de todos, sacándonos de una vez por todas de este oscuro agujero donde estamos hundidos por las nefastas políticas de los de siempre.

MSNoferini

sin techo 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s