¿Por qué votar en las próximas elecciones europeas?

Publicado: mayo 6, 2014 en Uncategorized

Ante la proximidad de las elecciones europeas y la más que probable abultada cifra de abstenciones que se pueden producir en nuestro país, como en la gran mayoría de países europeos por la pérdida de confianza en la casta política, en el sistema y por la poca consideración que tenemos en la utilidad real del parlamento europeo, me gustaría intentar desde aquí plantear algunos de los motivos que nos deberían llevar a recapacitar si nuestra intención es abstenernos, por las consecuencias y los perjuicios de ello. Como el igual o mayor perjuicio que podría representar hacer una la mala elección del partido a votar.

El PP, el partido responsable con sus actuales políticas de buena parte de nuestros males, desea evitar a toda costa la abstención entre sus votantes y la fragmentación del voto de la derecha, por el descontento motivado por el constante incumplimiento de sus promesas electorales, como ya dejó claro el candidato Miguel Arias Cañete en su primera intervención tras ser designado candidato. Según el señor Cañete el voto a los pequeños partidos “no tiene ninguna utilidad ni va a ningún sitio”.

El PP quiere recuperar el voto de aquellos simpatizantes que según ellos podrían estar tentados a votar a otras opciones o a abstenerse. Serían aquellos votantes que según ellos “su corazón les inclina a castigar al PP y no volver a votarle, aunque con la cabeza son capaces de entender que no queríamos subir los impuestos, pero que no tuvimos más remedio”. Son a ellos a quienes se dirigirán  Rajoy, Arias Cañete y todo el partido. Por eso, desde el lema “Lo que está en juego es el futuro”, hasta el conjunto del mensaje, lo que se trata de decir a esos votantes es que no había más remedio que hacer lo que se hizo, aunque ahora se verá que el esfuerzo no ha sido inútil y lo único que se necesita es no cambiar de línea. Es decir, hay que seguir confiando en ellos y sus políticas, para que ese esfuerzo no haya sido en balde.

Las encuestas dejan claro que el PP podría perder una buena parte de su electorado, pero no sólo en las elecciones europeas ya que en las encuestas realizadas sobre la intención de voto de haber a unas elecciones generales, autonómicas o municipales demuestran la misma tendencia. Pero esta pérdida de votantes, lejos de favorecer a su supuesto gran rival, no se traduce, como iba sido siendo habitual en muchas otras ocasiones, en un incremento en el número de votantes del PSOE, un partido que parece navegar a la deriva y carente de toda credibilidad.

Según parece los en otras épocas votantes del binomio político PP-PSOE empiezan a ser conscientes de la responsabilidad de ambos partidos en nuestra actual situación. La mala gestión, la incompetencia y los numerosos escándalos económicos han acabado por desgastar a los dos grandes partidos españoles, lo que según las encuestas les podría comportar los porcentajes más bajo de votantes de los últimos años (la mayoría de encuestas les dan una intención de voto que rondaría el 30% del electorado) al tiempo que podría incrementar alarmantemente el número de abstenciones.

Pero sería muy importante que la gente supiera que de producirse una abultada abstención, lejos de perjudicar al PP y al PSOE, seguiría beneficiando a los partidos capaces de aglutinar un mayor número de votos. O sea que por obra y gracia de la ley D’hondt la abstención favorecería a PP y PSOE en detrimento de los pequeños partidos.

Por lo tanto cara a los próximos comicios sería deseable y recomendable buscar una nueva opción política, de las muchas que concurrirán (IU, UPyD, Podemos, Partido X, Ciudadanos, Red, Vox, etc.), dándoles de una vez por todas la espalda a quienes nos han llevado a la ruina.

En nuestro país existe una total desafección hacia las instituciones europeas ya que se tiene la impresión que parte de nuestros males, partiendo de la integración de nuestro país en la moneda única, nacen de nuestro ingreso en la CEE. Pero queda claro que nuestros males son mayormente una responsabilidad directa de quienes nos han gobernado en los últimos treinta años. Aquellos que no supieron gestionar correctamente los fondos europeos o que se enriquecieron gracias a ellos. Los mismos que en lugar de darle el uso correcto a los fondos de cohesión lo usaron para acallar algunas bocas, llenar otras y llenarse sus bolsillos.

Otra cosa son las tiránicas imposiciones económicas a las que nos hemos visto sometidos por las altas instituciones europeas (CEE y BCE) así como desde el FMI, con el supuesto fin de reconducir nuestra economía y controlar nuestro déficit público. Imposiciones que a la vista de sus consecuencias más parecen un castigo destinado a punir nuestros excesos y que sólo han servido, tal como pronosticaron un buen número de economistas y el tiempo a demostrado, para empobrecer más el país y destruir empleo.

Está claro que tenemos motivos más que fundados para desconfiar de las altas instituciones europeas, que es difícil aspirar a lograr grandes gestas con los 54 miembros que aporta España del total de 766 que componen el parlamento, y que su capacidad legislativa sobre los países miembros es mínima o nula, pero aun así sería muy importante que entrase sabia nueva dispuesta a hacer oír la voz del pueblo, partidos que no tuvieran que someterse a la disciplina de los grandes grupos ideológicos en los que se agrupan las grandes formaciones (grupos en su mayoría más dispuestos a trabajar en beneficio del capital que de las personas). Y no menos importante, sería bueno que los dos grandes partidos causantes de buena parte de nuestros males perdieran buena parte de los apoyos con los que hasta hace poco contaban, recibiendo el varapalo que se merecen siendo humillados en las urnas, demostrándoles así de que el pueblo español está arto de ser ninguneado y de ser simples títeres en sus manos.

MSNoferini

Imagen

Está muy bien que aparezcan nuevos partidos políticos que puedan dar lugar a una regeneración política, lo único que lamento es que buena parte de los partidos de izquierdas no hayan podido ponerse de acuerdo para concurrir en coalición evitando de esta manera la fragmentación del voto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s