Discrepar sí, dimitir nunca

Publicado: enero 21, 2014 en Uncategorized

El PSC ha apartado a los tres parlamentarios que rompieron la disciplina de voto la semana pasada, al dar su apoyo a la petición al Congreso para permitir que se pueda celebrar un referéndum sobre la independencia de Catalunya, de las diferentes comisiones así como en la Ejecutiva del partido. Joan Ignasi Elena deja así de ser portavoz en la Comisión de Cultura, Marina Geli en las comisiones de Salud y de Universidades, y Núria Ventura en las de Infancia y de Peticiones; y Ventura también pierde su condición de secretaria de la Mesa de la Comisión de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA).

A la vista de que los tres parlamentarios no tienen intención de renunciar a su condición de diputados no se descarta su posible expulsión, lo cual se decidirá en la Comisión de Garantías del partido.

Son muchas la voces que respaldan la libertad de voto y la decisión tomada por estos parlamentarios, pero sería bueno recordar, guste o no guste, que la decisión del PSC de no dar apoyo a la petición de pedir el traspaso de las competencias necesarias para poder celebrar referendums se sometió ante sus militantes en un consejo extraordinario, en el que obtuvo el apoyo del 83,5% de sus militantes. Por lo tanto ¿no sería lógico someterse a la voluntad del partido? Y en caso de discrepar y no sentirse cómodos con el rumbo tomado por el partido ¿no sería lógico abandonarlo?

La cuestión, sin someter a juicio la postura de dicho partido, es que a esa casta de seres privilegiados, que en su día fueron elegidos para representar una determinada opción política, prefieren vivir en contradicción con sus propios ideales antes que abandonar su privilegiada posición y todo lo que ello les reporta.

Otro punto a tratar al respecto sería la ambigüedad del PSC que, al igual que otros partidos (C i U en más de una ocasión ha sido un claro ejemplo), en ocasiones parecen defender posturas contradictorias o tomar súbitos cambios de rumbo con la más que probable intención de intentar atraer a un abanico más amplio de electores. ¿Pero realmente les favorece dicha ambigüedad? Porque en este difícil momento en el que nos encontramos cada vez son más la voces que piden sinceridad y transparencia, cosa que por desgracia no se da. Si los socialistas catalanes han tomado la decisión de someterse al cien por cien las tesis del PSOE que lo dejen claro, igual no ganarán demasiado votantes en algunos sectores pero tal vez convenzan a los simpatizantes catalanes del PSOE.

MSNoferini

Lo que es hambre poca habrán pasado.

Lo que es hambre poca habrán pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s