Quien tiene un amigo… se asegura un buen tesoro

Publicado: mayo 23, 2013 en Uncategorized

blesa

Según la contabilidad oficial del Partido Popular, que obra en poder del juez Ruz, el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, habría cobrado casi 600.000 euros entre los años 1999 y 2006 del partido que nos gobierna, en concepto de “servicios de asesoramiento”. Este señor, de ser cierto lo que indican los libros contables del partido, cobró unos emolumentos desproporcionados, y encima según la ley de cajas los directores generales y los presidentes ejecutivos de consejos de administración de estas entidades tienen “dedicación exclusiva” y, por lo tanto, no pueden compatibilizar su cargo con ninguna actividad retribuida tanto de carácter público como privado.

El señor Blesa, en su día colocado en el cargo por obra y gracia de su amigo José María Aznar, es uno de los corresponsables del hundimiento de la caja madrileña y un denigrante ejemplo más de cómo se regalaban importantes y bien retribuidos cargos por el simple hecho de “ser amigo de”.

Aunque el Partido Popular se ha apresurado a  atribuir el apunte contable como un error, la gran mayoría de españoles nos hemos vuelto excesivamente incrédulos respecto a la palabra de los políticos. Puede que ya nada nos sorprenda y padezcamos de una cierta laxitud a la hora de luchar contra las múltiples injusticias que presenciamos en el día a día por parte de nuestros gobernantes,  pero también no es menos cierto que hemos dejado de creer en su palabra y por desgracia en ellos.

¿Cómo se puede creer en el sistema, en la política y en los que viven de ella si, entre otras, cosas nuestros gobernantes y miembros del Partido Popular ha estado negando sistemáticamente la existencia de tramas y delitos entre sus filas, cuando el tiempo ha demostrado lo contrario? ¿Cómo creerles cuando nos han estado diciendo que en su partido se cumplía escrupulosamente con la ley en el tema de la financiación y los hechos son los que son? ¿Cómo creerles si ponían las manos en el fuego por sus contables y otros miembros del partido y ya sabemos lo que ha pasado? ¿Cómo creerles si nos han dicho que en su partido nunca existió una contabilidad B y al poco tiempo aparecían documentos que ponían en tela de juicio tal afirmación? ¿Y cómo creerles si nos decían que la verdadera y única contabilidad del partido era la que reflejaban sus libros contables, esa misma contabilidad que obligatoriamente a de ser controlada por el Tribunal de Cuentas, y ahora se nos hace saber que en dichos libros se cometieron graves e involuntarios errores de trascripción, como los casi 600.000 euros que indican que percibió el mencionado señor Blesa?

Demasiados interrogantes y poca transparencia que, sumado a la actual situación y a las impopulares e inadecuadas políticas económicas y laborales, han llevado a la actual inadversión hacia la política y los que viven de ella.

MSNoferini

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s