Cuando la ocupación se convierte en la única solución

Publicado: mayo 10, 2013 en Uncategorized

Ocupacion

 

Hace una semana leí un artículo sobre la ocupación de unas tierras baldías, propiedad de la junta de Andalucía, por parte de unas treinta personas. Personas que ante una situación desesperada  optaron, hace aproximadamente un año, por ocupar la finca Somontés (en Palma del Río, Córdoba), con la esperanza de poder vivir del cultivo de sus tierras. Personas que han visto premiados sus esfuerzos con una generosa cosecha que les va a permitir, si no son desalojados, su sustento.

En la última semana otros dos casos se hacían públicos por diversos medios de comunicación, otras dos fincas eran ocupadas en Andalucía, una en la provincia de Jaén y otra en la de Sevilla, esta última propiedad del Ministerio de Defensa, y en los dos casos con el Sindicato Andaluz de Trabajadores al frente de la acción.

Acciones como estas son consideradas, por la mayoría de medios y no pocas personas, como actos delictivos por considerar que atentan contra el derecho a la propiedad privada, ¿pero es justo que la administración y algunos particulares tengan grandes extensiones de tierra de cultivo abandonadas, cuando tanta gente no tiene trabajo, ni una forma de ganarse la vida?

No quisiera ser excesivamente extremista, ni parecer demasiado subjetivo, como para valorar la propiedad de la tierra no trabajada como robo al pueblo, tal como defendía el pensador francés Proudhom, pero es un atentado a la razón el permitir que grandes extensiones de fértiles tierras de cultivo estén en manos de quienes no tienen el menor interés en trabajarlas o que sólo las hagan cultivar esporádicamente, y todo con el único fin de beneficiarse de ayudas públicas por tener determinados cultivos, sin que en algunos casos dichos cultivos sean comercializados o incluso recolectados después de haber cobrado las subvenciones.

Tal como dijo Emiliano Zapata, “la tierra para quien la trabaja”, un lema universal que llevó a muchos países pobres a intentar, en no pocas ocasiones, reformas agrarias que permitieran evitar la concentración de grandes extensiones de tierras de cultivo en manos de quienes no le daban ningún uso mientras el pueblo se moría de hambre, pero en la gran mayoría de casos dichas reformas no se acabaron llevando a la práctica o la reforma fue mucho menor de lo que se pretendía –ejemplos en España tenemos desde la desamortización de Mendizabal a las diferentes reformas que se intentaron llevar acabo bajo la Segunda República.

En nuestro país, en los últimos años, no ha sido demasiado habitual la ocupación de fincas agrarias, no así la ocupación de inmuebles de lo que tenemos ya una larga experiencia. Ya son muchas las viviendas vacías que han sido ocupadas por personas necesitadas de un techo, personas que conjuntamente con los movimientos partidarios de la ocupación  han sido durante muchos años criminalizados por la gran mayoría de medios y por el establishment. ¿Pero qué hacer cuando uno es desahuciado y se ve de la noche a la mañana sin un techo con el que poderse cobijar, y más si se tiene una familia?

Iniciativas como las de la Junta de Andalucía que a través de un Decreto Ley desea legislar a favor de la expropiación temporal, por un plazo de tres años, de las viviendas en las que se de la circunstancia de la inminencia de un desahucio, “en el caso de que exista para sus ocupantes riesgo de exclusión social, o amenaza para su salud física o psíquica”, son pequeños parches para paliar las injusticias que se consienten desde el gobierno central. Un gobierno que hace tiempo que parece tener vendados los ojos para no querer ver una realidad, la realidad de los desempleados, los desahuciados, los pobres, los hambrientos, los enfermos, en resumen la realidad de un pueblo cada día más desesperado por la vergonzosa situación en la que se encuentra a consecuencia de las desacertadas políticas de austeridad y el hábito de legislar en beneficio de los que más tienen.

MSNoferini

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s