La política y los eufemismos

Publicado: mayo 2, 2013 en Uncategorized

Coincidiendo con  el día del libro, en el que se hace entrega del premio Cervantes de las letras castellanas, me gustaría hacer una reflexión sobre el uso del lenguaje por parte de aquellos que se dedican al desprestigiado oficio de la política.

Hace ya un tiempo que somos testigos de cómo nuestros representantes políticos han desvirtuado el uso del lenguaje y la palabra, no la palabra como sinónimo de compromiso por lo prometido, cosa que por desgracia cogiendo cualquier programa electoral podemos constatar, sino como la facultad de hablar y comunicar.

Que algo falla en la oratoria de los políticos es innegable, con sólo escuchar las ruedas de prensa de algunos de ellos es fácil de percibir, y sin necesidad de ser excesivamente diestro en el conocimiento del uso del lenguaje –quien no recuerda las vergonzosas intervenciones de la señora Cospedal y los famosos “pagos en diferido”, así como la intervención de la ministra de sanidad, la señora Mato, y “la universalización de la sanidad pública” hecha según ella por el ejecutivo de su partido.

Es vergonzoso que todas aquellas personas llamadas a ocupar un importante cargo en el mundo de la política no se les exija, entre otras cosas, que sean buenos comunicadores y unos mínimos en el correcto uso del lenguaje. Otra cosa es el mal uso hecho a ex profeso, con la clara intención de complicar la comprensión de su oratoria, porque de un tiempo a esta parte es cada día más difícil saber interpretar lo escuchado en sus intervenciones, ya que es excesivamente habitual oír estériles circunloquios faltos de contenido y donde cada vez se abusa más de los eufemismos con tal de suavizar la realidad o de amagarla.

El uso de eufemismos se ha generalizado tanto que hasta los propios ciudadanos, acostumbrados a oírlos diariamente de la boca de políticos y en algún que otro medio de comunicación, han incorporado algunos de esos vocablos a su lenguaje. Un ejemplo lo tenemos en la palabra “desafección”, son muchas las personas y medios, a la hora de expresar su malestar u odio hacia la clase política, como corresponsables de parte de los graves problemas del país, se han acostumbrado a usar este vocablo, entre otros.  

Si preguntamos a buena parte de la ciudadanía sobre ¿qué piensa de la clase política y porqué?, muchos contestarían  “los españoles sentimos cada vez más repulsa y odio hacia los políticos, por considerarlos responsables de la actual crisis y el cada día mayor número de parados”, pero si esta misma aseveración fuera hecha por algún político o medio afín a estos podría ser algo así: “un número cada vez mayor de ciudadanos españoles sienten una profunda desafección por nuestros representantes electos, por considerar que sus desacertadas políticas en la actual coyuntura socioeconómica nos ha llevado a una profunda desaceleración económica, causa de nuestro actual crecimiento negativo, lo que ha motivado entre de otras cosas el considerable incremento de la tasa de inactividad laboral en un número cada vez mayor de ciudadanos”. Claro y conciso ¿no?

Si buscamos en las hemerotecas, encontraremos un número cada vez mayor de eufemismos salidos de las bocas de los políticos que nos gobiernan, aquí os dejo algunos ejemplos:

  • El señor presidente del gobierno, don Mariano, para referirse a los recortes los llamó “reformas estructurales necesarias”, y a la reforma laboral aprobada por su gobierno, que recortaba derechos laborales y abarataba el despido, la calificaba “medidas para flexibilizar el mercado de trabajo”.
  • Nuestro anterior presidente, el señor Zapatero, llamaba a la incipiente crisis que comenzaba a dar sus primeros coletazos en nuestro país como “desaceleración económica”.
  • La ministra de sanidad, Fátima Báñez, hablando del cada vez mayor número de jóvenes cualificados que se ven en la necesidad de emigrar lo calificó como “movilidad exterior”.
  • El ministro de hacienda, Cristobal Montoro, llamó a la amnistía fiscal como “medidas excepcionales para incentivar la tributación de rentas no declaradas”.
  • El señor de Guindos, ministro de economía en más de una ocasión se ha referido a la actual recesión, o mejor dicho gran depresión económica en la que nos encontramos, como “crecimiento negativo” y hablando del rescate económico a la banca española lo calificaba de “apoyo financiero”.
  • Hasta la ministra de sanidad, la poco cualificada Ana Mato, se atrevió a llamar a la violencia de género como “violencia del entorno familiar”.
  • Y si cogemos el programa electoral del Partido Pupular encontraremos estupendas frases como esta: “Culminaremos el saneamiento y la reestructuración del sistema financiero. Facilitaremos la gestión activa del patrimonio dañado de las entidades financieras que lo precisen”.

Como se puede ver, en los pocos ejemplos expuestos, nuestros gobernantes nos toman el pelo a base de bien, unas veces falseando datos, otras veces ocultándonos la verdad y muchas otras desinformándonos con sus poco claras explicaciones, repletas de eufemismos y/o con el uso de estúpidas comparaciones –siendo un claro ejemplo la alcaldesa de Madrid y esposa del expresidente Aznar, la señora Ana Botella, la cual para ilustrar su rechazo a los matrimonios homosexuales nos habló de mezclar manzanas y peras.

Pero a pesar de la baja catadura moral de parte de nuestros representantes, la catastrófica situación económica de nuestro país, las injustas leyes que tenemos (hipotecarias, concursales, tributarias, laborales), el desempleo y la corrupción política, pocas cosas cambian, o porque una buena parte de las gentes de este país son excesivamente despreocupadas, vagas e insolidarias o porque la desinformación y especialmente la manipulación a la que hemos sido sometidos durante mucho tiempo ha dado sus frutos.

 

MSNoferini

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s